martes, 22 de diciembre de 2009

odiolaloteríapuntocom


Dicen los cursis que la matraca-sonsoniquete de los "...mileeeeeeeeeeuros" es la antesala de la Navidad. Con la presión a la que nos someten desde octubre (ya se sabe, la semana santa empieza el 8 de enero, el verano en semana santa y la navidad en septiembre) pues eso ya se nota menos. Es sólo una vuelta más de tuerca en la pesadez navideña y consumista que nos ronda, y que encima en España y gracias a los Reyes Magos se prolonga hasta el día 7 de enero. En fin, hoy día 22 de diciembre es el mejor día de colegio, según mi hijo pequeño, porque no hacen nada en clase, sólo juegan y gamberrean, cantan villancicos y se permiten cosas que durante el curso son impensables (tampoco es que peguen fuego al cole, que serían muy capaces... y el que no sepa aguantar una broma, pues que se cambie de pueblo, como decía Gila).
Pero hoy es el día de la Salud, con mayúscula: nos va a tocar a raudales, la gente como boba oyendo el sonsoniquete ese y esperando a ver si lo que juega resulta agraciado. Ni de coña, nunca toca nada, siempre toca en otro sitio, o en la administración en la que jamás hemos jugado. Y encima hay gente agobiada comprando lotería en la otra punta de España o encargando a quien viaje a nosédónde que le compre. Ya se sabe, por si acaso. Luego dicen que no hay dinero, que estamos en crisis. Yo no he ido a una administración a decir : "deme uno que acabe en x" en mi vida. Si ha pasado ha sido porque alguien viene a darme en los morros y me dice: "¿quieres esta lotería?" y entonces pico, y si puedo a medias con alguien. Entiéndanme, no es por compartir alegría si toca: es por soltar menos chota y así la pérdida sea menor. Y encima cuando toca algo (la pedrea, el reintegro o algo así) la pringamos y la reinvertimos en la lotería del Niño, invento de Hacienda para acabar de esquilmar a los que nos creemos que hemos pillado algo...

Y encima el año pasado me tocó organizar la cobertura de la lotería por toda España, noticia que nunca me ha gustado. Los memos estos que empiezan :"ay,ay,ay, que ha tocado..." los que aplauden cuando sale un premio de cuarto o quinto orden, y ya no te digo los que se acercan a la administración que ha vendido un premio y se ponen a hacer el capullo delante de las cámaras... y al que le ha tocado, callado en su casa, no sea que se entere alguna mafia y le secuestren al hijo para pedir rescate. Además, si te toca un gran premio, te cambia la vida: te salen parientes de debajo de las piedras, te salen socios que te proponen el negocio de tu vida, compras casas a toda la familia... y a los dos años, limpio.

Bueno, a lo mejor un rato de alegría no viene mal, pero no creo que me toque. Principalmente porque no juego, lo cual no es cortapisa para que me cabree el sonsoniquete ese, que para eso vivimos en un país libre; un país en el que hoy, no hay manera de oir ninguna notica que no sea "...euuuuuuuuros". Y escribo esto el mismo día 22...

Disfruten todo lo que puedan.

viernes, 11 de diciembre de 2009

Feliz Navidaz!


Durante muchos, muchos (tal vez demasiados), las navidades y sus movidas me resbalaron mucho, pero musho, musho, musho. Las relaciones con la familia no eran como para poner buenas caras durante una cena en la que tenías que compartir mesa y mantel con aquel o aquella a la que no tragabas. Lo único bueno es que ellos debían pensar lo mismo y quitanto alguna cena esporádica en la que mi abuela vino en Nochebuena, la verdad es que cada uno lo celebraba en su casa (y Yaveh, Dios o Alá en la de todos...)

A eso le sumabas el descreimiento de lo de los Reyes, la constatación de que todo era un puto negocio. La presión fue asfixiante sobre todo a finales de los 70, cuando para ser europeos nos tenía que traer los regalos en Navidad un tipo gordo que respondía al cursi nombre de "Papá Navidad" pero en francés (esto no lo debía saber casi nadie). El planteamiento era muy parecido al de los modernos de ahora: hay que negar todo lo anterior para ir acorde con los tiempos.
Llegó para mí una edad en la que montar el belén, (y cuando digo "montar el belén" quiero decir "montar un belén") era una excusa formidable para gamberrear, practicar la maquetería y de paso ahondar en el descreimiento. En el trastero había una mesa de casi tres metros de largo y montaba unos belenes (con veinte tacos cumplidos) en los que había de todo: cocodrilos y tiburones en el arroyo, arroyo cuyo cauce estaba hecho con trozos de tetrabrik de leche y que estaba alimentado por un bidón de aceite que caía en fuente (hasta que se gastaba, claro) en un estanque... no faltaba ni el control del ejército israelí (maqueta del M113 a escala 1:48, con sacos terreros de los madelman míos), ni papeleras, ni carteles de prohibido bañarse (en alemán!); además de la escenografía típica de los belenes, alimentada por las figuritas que íbamos comprando durante años...
Pero todo iba aflojando y recuerdo el cabreo de mi madre un año que se levantó el día de Reyes y no había ningún regalo. La excusa (es que somos republicanos) no le convenció NA-DA y le duró el cabreo una temporada.

Todo esto cambia cuando tienes un crío (o dos); la ilusión te vuelve a tí por ellos; anticipas y participas en la mayor ilusión que tiene un crío en toda su vida. Y de paso te aprovechas y te regalas algún juego para la DS pero sólo para ti (al principio, al menos; luego ya se sabe...). En Navidad aprovechamos y nos regalamos algo comunal: la Wii hace dos años y por ende un jueguecito para disfrutar, que yo también juego... cuando no hay nadie o me dejan, claro.
Así que (pese a todo y pese a todos y pese a quien pese) Feliz NavidaZ para todoS!

lunes, 23 de noviembre de 2009

gadarro


¡gué bodesdo ed un gadarro!

do buedes abdar, de duele da gadganta, dienes bogos a dodas hodas, no buedes desbirar, a vedes, hasda dienes fiebde.. y do beod de dodo ed gue dadie de endiende. Ingluso aungue do esgdibas (gobo eddoy hadiendo yo ahoda) da gende do de hade di gaso.


Lo digo porque me he tirado una semanita de aúpa. Es lo que tiene el intercambio de cepas de virus diversos: que se refuerza el material y nos lo comemos enterito. El sábado de la semana pasada me levanté con una fiebre de 38 y pico. Afortunadamente no parece haber sido gripe de ninguna letra del abecedario, sino un catarro fortísimo. El domingo ya no tuve fiebre y el lunes pude ir a trabajar. Si es que soy así de cumplido y remirado ¡coño!, que nunca me pongo enfermo el domingo a las 12 de la noche. Pero me han quedado unas secuelas de colores varios: desde pardo sanguinolento hasta verde casifosforito, pasando por texturas cuasilanosas, amalgamas varias y densidades que variaban desde la sutil que llega hasta el suelo desde la bici (¡qué útil es el ciclismo para aligerar! o ¿será que los ciclistas somos unos guarros?) hasta las dos cucharadas soperas que salían por las fosas nasales...


Ahora, y tras gastar paquetes de pañuelos (hasta 5 en un día he llegado a arruinar), ya se me entiende aunque de vez en cuando toso.

Ahora mis compañeros no tendrán que mirar hacia atrás (que es donde me siento) por oir ruidos raros tan a menudo, cosa que agradecerá todo el mundo: profes, estudiantes... y yo mismo.


Sí, ya sé, pero es que soy un poco guarro.





miércoles, 11 de noviembre de 2009

dudas entre candidatos

Siguiendo con la entrada de ayer, dudo cuál de estos dos candidatos a la nueva sección "Vd. ¿es idiota o se lo hace?" debe ir en primer lugar:

- La Junta de Extremadura, que se va a gastar 14.000 euros en un taller para enseñar a los jóvenes a masturbarse. Disimúlenlo como quieran pero la adolescencia es la época mas turbadora. Lo que pasa es que los politicastros no se han enterado hasta ahora y se creen que les tienen que enseñar. Por cierto, ¿habrá monitores en vivo?

- El ministerio de Igualdad, que pone 800 y pico mil euros para estudios sobre género (esto es sexo, mal traducido del inglés "gender"). Así que el quiera pillar, que prepare un estudio sobre infraestructuras y género. No vale decir la puente ni el junta de dilatación. Digo yo que habrá que poner algo más. Claro, que con el nivelón de la menistra...

De verdad, es que hay días que no está uno para nada.

Saludos,

martes, 10 de noviembre de 2009

Nueva sección


Creo que voy a empezar una nueva sección.


Y tengo serias dudas sobre el título; no sé si llamarla:

"Vd., ¿es así de idiota o se lo hace?" o

"¡Más estupideces todavía! e incluso

"¿Cómo superar su tontería?".

Son títulos rimbombantes, pero es que si te lo tomas en serio, te entra una mala leche que no veas, y no tengo la tensión para más bobadas.

Comenzaría esta sesión con la referencia a la genial idea, soberana memez, estupidez monumental o espléndida jilipollez tipo Hermanos Tonetti, que ha cometido el parlamento autonómico catalán de pagar un traductor (o dos, para la inversa y la directa) de catalán a castellano porque una delegación nicaragüense visitaba la institución ésta. Resulta que a alguno de los que ostentan cargo (de los del partido que ponían mesitas de caoba en el coche oficial), les da repelús hablar en castellano, lengua que por lo que se ve, no debe utilizarse en nada oficial que tenga que ver con el gobierno autonómico catalán. ¡Qué cosas!: tú mandas una factura a la Generalidad de Cataluña en castellano y te la devuelven por ilegible. Si la mandas en inglés, pues no pasa nada. De verdad, es que hay cosas por las que no trago.

Tengo otro ejemplo de hasta qué extremos puede llegar la supina bobada protolingüística: encarga por la página de internet del Barcelona CF una camiseta, y al marcar el país (sólo hay "Catalunya" y "Spain mainland") si no vives en Cataluña, el aviso de cuándo te la van a mandar y tal, te lo mandan en inglés. Claro, que viendo al que ejerce de presi del equipo (al Thegate ese), a uno no le extraña nada.

Lo más preocupante es el despilfarro, el gasto innecesario, porque esto tiene un coste, sí; y lo pagamos Vd. que lee esto y yo. Luego ya vendrán a adjudicarlo a tal o cual presupuesto y decirte que esto no era así, pero de verdad, en este caso y si la delegación visitante tuviera problemas de comprensión, vería más plausible que el intérprete fuera de misquito a español (inversa y directa) .

Claro que la culpa es del gobierno (como todo, oiga, que parezco el avinagrado Losantos), porque el ejemplo ya lo dio Cháves, ese peaso político, cabeza (en todos los sentidos) pensante, vicepresidente nosécuál del gobierno con el babel que montó en el Senado. Él sabrá por qué.


la imagen la he tomada prestada de: palabraria.blogspot.com/2009_01_01_archive.html

martes, 3 de noviembre de 2009

¡Monumennnnnnto...!


Son frases que quedan para la posteridad. Hay quien recuerda una jugada de cierto delantero, hay quien recuerda una fecha y hay quien -como yo- recuerda frases, especialmente:

- "Monumennnto...del barroc-co madri-leño!" con el que piropeaba a Florinda Chico en la serie "Un señor de negro"

- "Fernando Galindo, un amigo, un servidor, un siervo, un esclavo..." de "Atraco a las tres" y

- el sufrido "Padrino Búfalo" de "La gran familia"


Paso de copiar la filmografía de este hombre de cualquier página de internet; sólo puedo decir que recuerdo sobre todo las interpretaciones del hombre agobiado, normal, representante del español medio de la época (El pisito), el papelazo que hizo en "Mi querida señorita", el atrapado de "La cabina", el señor maduro que se ve arrastrado por la tentación (La miel) , el obseso (Peppermint frappé), y la trilogía de "La escopeta nacional".


Es una pena, como dice José Sacristán ("nos estamos quedando sin maestros") pero la edad es la edad y la parca - la muy japuta- no perdona a nadie.


Que nos quede en el recuerdo su obra.


Descanse en paz, maestro.


miércoles, 28 de octubre de 2009

Con todo el cariño del mundo...


Introducción:

Vaya por delante que admiro y admiraré siempre a los médicos, esos matasanos como se les llamaba hace años, que se dedican a tratar de remediar los males que aquejan a los montones de nervios, músculos y reacciones químico-eléctricas que somos los humanos pero que, a su vez, también son humanos y por tanto imperfectos (mal que les pese a algunos que escriben en blogs).
Antecedentes:

Resulta (una tontería) que me salió una verruguilla en el mentón hace un tiempo (allá por la primavera pasada), y que crecía a ratos, adquiriendo la apariencia de un pólipo, costra, grano, etc y creciendo un poquito más como reacción a todos los tratamientos que intenté contra ella.
Con lo fácil que es todo, pues fui al médico de familia que-por supuesto- atiende en horario cambiado al trabajo que puedas tener. Cuando por fin conseguí la cita (en mayo), me miró desde el otro lado de la mesa y diagnosticó: "Verruga". Hasta ahí, todos de acuerdo.

Desarrollo:

Al menos prestó atención a mis indicaciones de todo lo que había hecho contra ella, y comprobó que la teoría ya me la sabía. Así que se apiadó de mí y mediante procedimiento de preferencia vía ordenador-aplicación específica, me desvió (me encanta la expresión) al dermatólogo que me corresponde. Resulta que en el centro de salud no quitan las verrugas de la cara, porque si meten la pata y quedamos feos les podemos demandar por mil millones de euros (digo yo, que será por eso). Así que a esperar la llamada del dermatólogo vía procedimiento de preferencia. A finales de junio, me llaman del hospital nuevo de Majadahonda (al que pertenece el barrio en el que vivo) y me dicen que el 22 de octubre a las 10.30 horas. "¿Vía preferente? "Pregunté yo y así me lo confirmaron.

Ubicación:

Así que a esperar y el pasado día 22 de octubre, a las 10 menos cuarto ya estaba yo allí. Bueno, lo de allí es un poco difícil de explicar. Hay dos carteles en la carretera (el eje Pinar que lleva a la M-50 desde la M-40) uno indica "Urgencias" (que no es dónde yo iba) y otro indica "Hospital". Allá que me encaminé: cuatro rotondas, cuatro en una de las cuales tiras de instinto explorador/montañero para decidir por cuál sales. Acerté: y llegué a la rotonda primera que se corresponde con la primera indicación de Urgencias. Cara de tonto ya llevas, pero es que se acentúa. Visto el cariz de la cuestión aparcamiento (al Hospital llegan dos autobuses, uno desde Moncloa y otro desde El Escorial vía Majadahonda) tiré de tracción a cuatro ruedas y coloqué el tractor ese que conduzco en un descampado, junto con otros dos mil vehículos que de cualquier manera por allí estaban aparcados.

El interior:
Al menos, el acceso a la puerta del hospital estaba enfrente y allí me planté. Ahora busca tu consulta: pasillos laaaargos, muy largos, con unos cartelitos que (Ley de Murphy) me indicaban que mi consulta era la última de todas. Como andar es bueno allá que me encaminé, pero no podía dejar de pensar en que la caminata no podía ser buena para quien va a un hospital, puesto que –por definición- quien va a un hospital no está sano. Por supuesto, el monitor-plasma-que vale una pasta no funcionaba, así que a viva voz salía un humano y decía : …”Fulano de Taaal…” y pasaba fulano.

La espera:

Armado de paciencia y un libro, pensé que media hora pasaba pronto, pero a las 10 y 40 minutos me mosqueé y fui a la ventanilla: llevo tres cuartos de hora esperando y nadie me dice nada, apunté –"Espere un momento, que ahora le recibe la doctora". De pie en un pasillo me hice el visible (ya se sabe, estorbar para que te noten) hasta que la médico me dijo que pasara.

El hecho:

"¿Cuál es el motivo de su consulta? " me preguntó la buena doctora. Pasmado me quedé después de tanto sistema informático, volante de citación por correo, nota de papel, con número de sala, monitor y despacho; "un chancro de sífilis", estuve por contestar, sólo por ver su careto. Pero me abstuve, por respeto a la persona NO al engranaje de este sistema, y le dije: obvio, verruga en mi mentón. Tres minutos me dedicó desde el otro lado de la mesa para decirme que ellos no quitaban las verrugas, que sólo las quemaban. Es decir: lo mismo que en centro de salud desde el que me mandaron el pasado mes de mayo. La cara de tonto se avinagra, y más porque en esos tres minutos escasos, entraron dos veces a decirle que "...venga, que te estamos esperando..." (era la hora del café… de esa hora, claro). Así que a esperar que la enfermera me quemara. Esperar a que salga quién tú crees que es la enfermera para darle el papel y volver a esperar. Total: la elementa última se pone unos guantes, saca un espray tamaño botella de sifón y sin decir ni pío, aplica con unas ganas que rozan el sadismo un chorro en la verruga. Pasa de que le comente nada, me dice que cuidado, que no la toque y que puerta.
Otros dos minutos y poco…
La salida:
De vuelta en la puñetera calle me digo a mí mismo: ya que estoy aquí voy a hacer algo útil y voy a dar sangre; ponte a andar desde la entrada de consultas externas hasta la otra punta del hospital (literal lo de la punta); hasta el kilómetro dos doscientos (mostrador de recepción de la entrada superprincipal) no encontré un ser humano perteneciente a la plantilla que me supiera decir dónde coño se donaba sangre. Me dio un sabio consejo: "siga este pasillo y cuando salga a la calle ¡otra vez! gire a la izquierda". Allí estaban. Bueno, allí estaban tras subir dos pisos y adivinar otro pasillo. Encima me dijeron que tenía la tensión alta (total, ¿por qué sería?) y que no me la sacaban (la sangre). Así que vuelta y ya para cotillear me desvié hacia una señal que indicaba un aparcamiento: tres plantas casi vacías, con hilo musical (desde fuera se oye) y con unas tarifas que o te bajas del coche y las lees con lupa o lo metes y ya pagarás: 3 céntimos + IVA por minuto.

La síntesis:


Y encima, la hijaputa de la verruga tras la quemadura empieza a asomar por arriba otra vez.
Hay milenios que no está uno para nada.
Notas: la imagen la he tomado prestada de la web madridesmadrid.com.
Y por cierto, de las ocho puertas que se ven en la foto, sólo funcionaban dos.

jueves, 15 de octubre de 2009

No insistan, no hay

No insistan; no hay en el campo aún nada parecido a seta comestible porque sencillamente, no ha llovido. No llovió en agosto (al menos lo suficiente) no hubo tormentas tampoco en septiembre y no ha caído más que un chaparrón en lo que llevamos de octubre. Y resulta que, pese al ansia que nos embarga a principios de otoño a gran parte de los camperos, andarines y buscasetas en general, las setas son poco más que minerales, sales, alguna proteína…y algunas veneno. Incluso mucho. En Guadalajara, el valle del Ocejón (zona por la que más campeo) hay Amanitas phalloides, pero ¿qué utilidad tiene en la naturaleza semejante cantidad de veneno? No lo sé, pero un descuido (generalmente un exceso de confianza) puede resultar muy grave.

Dice el calendario que ya ha llegado el otoño, ya se han suavizado las temperaturas (vaya), ya se puede dormir de noche bien tapadito. Este año no llueve, y mucho menos a gusto de todos, y esperamos el momento de salir al bosque- cesta al brazo como si fuéramos Caperucitas - sea pinar o robledal a buscar las tan ansiadas setas. Ansiadas este y otros años, sobretodo porque el pasado no fue bueno y no pudimos hartarnos de comer níscalos. Es lo que siempre se dice, aunque te salieran por las orejas. Y si bien es cierto que la memoria flaquea (y no solo por cuestión de la edad), estamos todos haciendo los cálculos: que si hubo o no tormentas en agosto, que si llovió de la forma adecuada en septiembre, que si en octubre alterna sol y lluvia, que si hasta los Santos nada, que si a partir del Pilar seguro, que si las primeras heladas los estropean o los arruina la falta de agua… el caso es que comienza la “cacería”.

Lo primero es saber a qué se va (como decía el chiste, o estamos a setas o estamos a Rolex) y ahí es donde viene el primer problema: qué se puede comer y qué no. Hace años, a iniciativa de la concejalía de cultura de Campillo de Ranas, tuvo lugar una jornada micológica en la que diversos biólogos explicaban características de varias clases de setas, mediante diapositivas (la tecnología, ya se sabe...) y gráficos. En una de ellas, mostraban un espécimen de una seta: era la nomeacuerdus comestiblus, de gran calidad culinaria. A continuación, pasaban la diapositiva y aparecía otra. La mayoría de los que me rodeaban y yo mismo, la veíamos igual, pero hete aquí que no era esa sino la primahermanus venenosus, cuya ingestión daría bastantes malas noches. Después de fisgar en guías (algunas magníficas, otras apabullantes, otras peligrosamente cortas), nos acabamos quedando con una vieja máxima: coge lo que conozcas y si no, la que te diga alguien que va contigo que puedes coger.

Bien, una vez seleccionada la presa, comenzamos. Da igual seta de cardo, níscalo o champiñón. Hay que madrugar. ¿¡¡¡madrugar!!!?; ¿las setas tienen piernas y huyen con las primeras luces del día?. No, pero resulta que hay “coyotes de dos patas” que te las van a quitar. Además, no es que coincida que todos vayamos al mismo pinar o robledal, sino que -efectivamente- alguien ya ha pasado por donde tú ibas a recolectar alguna seta. Empezamos a soltar maldiciones cuando llegamos al pinar y vemos los agujeros en la hojarasca, señal de que un níscalo ha sido cortado. Y conformémonos con que sean esas marcas circulares y no de rastrillos, que hay desalmados que arramplan con todo. Se les da una higa destruir el peciolo y que no vuelva a salir esa seta ni nada en ese sitio. Lo que les importa es el kilo, conseguir la mayor cantidad en el menor tiempo posible. Claro, que estando el patio como está hay más de un parado que recolectará cuanto más mejor para sacar un euro con el que pagar el gasoil que ha gastado y para pagar la compra aunque sea la oferta en el Dia.

Una vez cogida la seta “de confianza”, hay que colocarla en la cesta boca abajo. No es porque se maree y vaya a vomitar y poner todo perdido; dicen que así facilitaremos la expansión de las semillas y el año que viene habrá más. No las metamos en cubo ni en la ahora maldita (Carrefour dixit) bolsa de plástico, que no permite que las esporas de las setas recolectadas se expandan por el campo. En ciertos sitios, dicen los especialistas que se ha notado la reducción del número de setas, así que ya sabéis, cesta y, si no queda otro remedio, bolsa de malla, de esas de patatas o de naranjas de zumo, por ejemplo.

Bien, luego viene la pelea: hay que lavarla o no, hay que cepillarla o no, hay que cocerla con patatas o no. Hay quien la congela tras cocinarla, hay quien la seca…y como la cocina de cada quien es de cada cual, incluída la mía, no diré nada que la cosa de los fogones es algo muy íntimo. Ya me entienden.

Además, desde que ví (y olí) que cierta especie de amanita cuando es joven da el pego con el champiñón y dado que la seta de cardo tiene primas tóxicas, yo me quedo en el níscalo, que es inconfundible. Así que por mi parte, tranquilos los buscadores de boletos, setas de caballero y otras exquisiteces.

Sabores aparte, el buscar setas es una magnífica ocasión para dar un paseo con los amigos; no es necesario desfondarse subiendo paredones. Y si no aparecen, se come uno el bocata en buena compañía. ¡Disfrutadlo!
Nota sobre las fotos y la SGAE: las fotos las he hecho yo con mi teléfono; la mano que aparece es de mi hijo y la mierda de vaca en la que han crecido las setas de la segunda foto está en monte público; pueden com-probarlo, si así lo desean. La titularidad, quiero decir.

jueves, 8 de octubre de 2009

El runrún



Lleva la ciudadanía española unos días en los que la capacidad de sorpresa vuelve (una vez más) a rozar las cuotas de lo insuperable, lo rebosable, lo soportable, lo vergonzante, lo asqueroso… el runrún aumenta.
Pero quien tiene la información la está dosificando de maravilla y así van cayendo las gotas de tal manera que cada día nuestro asombro supera al del día anterior, y la capacidad de cabreo también.
Ahora resulta que había una mafia en el mismísimo centro del PP y Mariano no se ha enterado hasta que lo ha leído en la prensa (como hace años Felipe y el GAL); resulta que el yerno de alguien presenta a un amigo que presentaba a su vez amigos a los jerifaltes del partido; resulta además que de lo que les adjudicaban/encargaban al pavo éste se repartían entre los colegas unos cuantos euros. Claro que ¿quién pagaba? El dinero que paga el PP a una empresa (recomendada por uno de esos amiguetes) se infla, de tal manera que la panda se queda con un pastón y luego se lo reparten entre ellos. Los alcaldes les adjudican construcciones, el comité regional les encarga el congreso… y les montamos una fiesta para agradecérselo y le regalamos un jaguar, aunque la mujer del alcalde no se entere. Pero vayamos al origen del negocio: ¿quién paga? Pues los de siempre: VDS Y YO, porque oficialmente los partidos políticos en España se financian con dinero que el Estado les da en función de los diputados y representantes obtenidos en las elecciones. También se financian con préstamos de los bancos, algunos de los cuales son graciosamente condonados (como a ustedes y a mí, claro). Así que esta panda de canallas ha estado repartiéndose el dinero que les habíamos dado.

Y por el otro lado, (el que todos sabemos) tenemos al representante del buenismo, al animao, al optimista que no las veía venir. Del aterrizaje suave hemos pasado a ver si dejamos de despeñarnos por el precipicio, y encima cuando avisan los organismos se les discute; hablan de brotes verdes los que no saben que los rosales se podan en invierno, ¡joder! Y se lanzan a explicar (o sea, a salir más aún en la tele) lo bueno que es que suban el IVA. Y el cabeza (en todos los sentidos) pensante del Pepín va y dice que las encuestas que les plantan en la oposición están manipuladas. Otra que no van a ver venir. A mí lo que extraña es que haciéndolo tan mal sólo les saque el PP cuatro puntos.
Y para acabar de entusiasmarnos, se me ponen los pelos no como escarpias sino como alcayatas, por la posibilidad de que altos cargos de la madera hayan podido soplar al encargado de trasladar los dineros de los que pagan a ETA que no fuera tal día por tal sitio.
Bajándose al nivel local, sólo una frase: cambio de alcalde en Benidorm. Sin comentarios.

Corremos el riesgo de crear (si no lo hemos hecho ya) una casta aparte de la sociedad, una raza de politicastros que sólo buscan su puto propio negocio, de mafiosos que se reparten nuestro dinero, de gentes a los que sólo les preocupa su encumbramiento (olímpico o no) y luego cobran tasa de basura hasta por los trasteros… ¿y qué podemos hacer? Yo ya no creo en revoluciones (la mayoría de ellas las dirigen quienes tienen cubiertas sus necesidades y se aburren en casa de papá). Creo que los sindicatos ahora forman parte del sistema y sus objetivos son parecidos a los de los putos políticos: representación para tener medios para administrarlos. No hablo de los sindicalistas: algunos se parten la cara por lo que creen, y su jefe va luego y le desautoriza mientras juega al golf con el de personal o recursos humanos que se dice ahora. ¿Seguimos escribiendo cada uno en nuestro blog, a ver cuántos nos leen? ¿eso es todo?

En ocasiones me dan ganas de irme a Nueva Zelanda (porque no hay sitio más lejos), aunque el mundo ya es demasiado pequeño: te sacan en el google maps cuando te hurgas la nariz en la esquina entre la calle Mayor y la calle Menor… o en el glaciar del Monte Cook.
Sigamos con el runrún, y no perdamos nuestra capacidad de cabreo: a lo mejor algún día se hace justicia y conseguimos que la administración esté en manos de administradores a los que, si no cumplen, se les da una patada en santasealaparte y pase otro!
la foto del señor ese de bigotes es de EFE y ha he cogido de Elmundo.es; las otras (en orden descendente) las he pedido prestadas de:
Saludos a todos.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Muelas y porcentajes


Llevo una semana penando culpas que, como casi siempre, no sabemos de dónde ni por qué surgen. Hace dos sábados empecé a sentir un pinchacito en la muela de la fila de abajo, la última a la izquierda. El lunes visité al dentista para que me dijera que tenía una infección de aúpa en las raíces de una muela a la que hace veinte años ya le (me) hicieron una endodoncia. Es decir, por fuera no se veía nada pero por dentro avanzaba el mal. Así que empecé a tomar pastillas para frenar la infección, pastillas para frenar la inflamación y pastillas para mitigar el dolor. No recordaba yo desde que tuve un cólico nefrítico hace 13 años nada que doliera tanto; ¡joder! es que me dolía desde el cerebro hasta el mismísimo centro de mi alma (doquiera se ubique ésta). Era como un punto metálico de longitud infinitaaaa que empezaba en el mismo extremo de la muela mala y que hizo que se me saltasen las lágrimas cada vez que me rozaba esa muela con la de arriba. Incluso encontré humillante tener que llorar de rabia pero es que, de verdad, me dolía como nada en la vida. No me importó llorar delante de mi familia y abría llorado delante de quien fuera. No lo podía soportar. Me cambiaron la medicación, me pusieron algo más fuerte y a sufrir del estómago a partir de entonces. Ya sa sabe, lo que es bueno para el bazo, es malo para el espinazo. Me surge la duda de en qué porcentaje hay que ajustar los diversos componentes de los productos para que sean efectivos contra el mal que se persigue sin fastidiar demasiado al resto del vecindario: los antiinflamatorios fastidian el estómago pero son necesarios para que el flemón no me haga parecer Vito Corleone (al cual, modestia aparte, imito bastante bien). Así debe haber pensado el lumbrera que nos acaba de subir el IVA al 18%, para que los más ricos paguemos más que los más pobres. Fabulosa idea que se suma además a la de la solidaridad. Solidaridad es lo mío: he trabajado como asalariado durante casi veinte años; he estado un año de autónomo y como he sido autónomo cuando he caído en el paro, me dice el INEM que me den morcilla... la solidaridad, siempre para los demás. Cuando he necesitado algo público me lo han negado (sigo un año después sin saber en qué consiste la ayuda que mi madre -fallecida en junio- tenía concedida por la gloriosa Comunidad de Madrid en octubre del año 2008), me han negado becas para libros año tras año. Ahora pagaré por cada producto un dos por ciento más; ¿a quién de vosotros le ha subido el sueldo un dos por ciento de golpe y porrazo? Claro, luego me cabreo cuando veo que a mi mujer le retienen más del 26% del sueldo. Será porque somos ricos...


Aviso a la SGAE que iba a haber puesto una foto de mi boca hecha con mi teléfono, pero era sencillamente asquerosa... ¡ajjjjj! No obstante, si algún valiente la quiere ver, que me escriba y se la mando... jejeje


gracias.

martes, 15 de septiembre de 2009

Pedazo de verano


Hace unos cuantos años (camino de 20) trabajaba yo en una conocida agencia de prensa en cuya sede central había corresponsales de las televisiones autonómicas, todas ellas recién nacidas. Uno de los corresponsales de Canal Sur, que tenía una mala leche y un sentido del humor extraordinarios, se iba de vacaciones en septiembre (como hacía yo hasta que tuve hijos) y dejaba preparados para los compañeros que regresaban de vacaciones entrevistas con psicólogos y temas referidos a “la vuelta al cole”, y que los cursis pretenden ahora que llamemos “síndrome posvacacional”. Y un cuerno. Todos sabemos lo que significa volver a currar, volver a clase. Yo particularmente recuerdo con pánico el mal cuerpo que se me ponía tras las vacaciones de Navidad; ese maldito día 8 de enero en el que tenías que volver y dejar tus juguetes con los que sólo habías jugado dos días. Papá Noel llegó con la democracia, y con los modernos que siguieron los dictados de El Corte Inglés (ya se sabe, la Navidad es invento suyo…) y también mis hijos pueden jugar con algún juguete desde el día 25 de diciembre.
Pero volver en otoño para un curso nuevo era un cierto alivio. Lo digo convencido: reencontrar a algunos colegas era agradable (a otros no, claro). Y sobretodo romper la monotonía en la que se convertía para algunos que aprobábamos todo (cosa que ahora, por cierto, es algo extraordinario) ese laaaaargo verano. Desde que me daban las notas en junio (a mediados) hasta el comienzo de las primeras clases (generalmente, después del Pilar) el veraaaaano era laaaaargo, con mucho montar en bici, tontear con las francesas o bucear buscando pulpos. Esos veranos los recuerdo con cariño y nostalgia, pero jopé!, lo largo que se me hacía septiembre, viendo cambiar el tiempo y viendo la playa vacía, sin colegas, sin gabachas y sin sol, que las tormentas en el Levante son de las que arrastran puentes.
Este año he vuelto con la hora pegada al culo. Sí, como lo leen Vds. Volví el pasado domingo por la tarde, y mis hijos han pasado del taparrabos y andar descalzos casi todo el día a embutirse en el uniforme y los zapatos del cole.
Yo vuelvo a las andadas: corroboro día tras día, que el curro está , pero que mal, y que con 48 años no me quieren ni para contestar el teléfono. ¿Alguien sabe de algún empleo? Con tres meses me conformo, de verdad.
Así que ahora a recortar gastos, que el único grifo que surte la economía familiar es el de mi mujer, que los autónomos no tienen derecho a paro.
Eso sí, me apunté a primeros de agosto al desempleo, y no precisamente por fastidiar las estadísticas al gobierno. A lo mejor me llaman del INEM. Yo es que siempre he sido optimista…
La caña que sale en mi foto es mía, la he hecho yo con mi cámara y la publico en mi blog. No pienso pagar a la SGAE y no pienso denunciar a quien la use. Igualito que el que ha registrado el "A por ellos, oé..." ¡Gentuza!

martes, 4 de agosto de 2009

Revisiting a hackneyed subject






We, Spaniards, usually think that Americans (that is, inhabitants of the United States) are not keen in geography. That is, as usual, one of the stereotypes that may change if you do a survey among Spanish students or citizens and ask them to mark in a world map where the Strait of Torres is or which is the capital city of Tajikistan. Following this item, and despite the usual questions (who we are, where do we come from, where do we go, when will we eat and so on), quite useful for philosophers, we can change the questions for regions in Europe, allegedly closer to our culture and easier to be answered. The answer may be amazing!
But from time to time, one is surprised by the logic and, at the same time, by the stupidity of some human beings. Spanish soccer team FC Barcelona is actually in tour along the United States, preparing the forthcoming soccer season in Spain.
Manager of this team, Mr. Laporta (should I say Thegate?), during his visit to Hollywood studios was asked by one of the stunts who act as Oliver Hardy (you know, the fat partner of the thin Stan Lauren):
-Stunt: where do you come from, my friend?

-Laporta (Thegate?) : from Barcelona, in Catalonia.

The stunt said then: , hey… he comes from abroad, he comes from Spain.

Laporta (Thegate?) turned back and replied: No, I come from Catalonia.

Interesting item: the American stunt knew much more about geography that Mr. Thegate.
Should you have any doubt, just ask Mr. Thegate to check his passport and ensure where he came from.

He escrito este artículo en inglés, primero, porque me ha dado la gana y segundo, porque he aprobado el examen Proficiency; está considerado como muy difícil y más por las circunstancias previas, pero es una buena noticia y no quería dejar pasar la oportunidad de compartirla con todos vosotros. Y además porque considero que los idiomas están hechos para comunicarse, y tonterías, las justas. ¿Verdad señor Laporta (Thegate?)
Las imágenes las he tomado prestadas de http://www.celebritydeath.wordpress.com/ (la del gordo) y de http://www.barcaloco.com/ la del equipo de mi hijo Jorge.

martes, 28 de julio de 2009

Miseria

Dice mi picoleto favorito (el sargento Vila, de Lorenzo Silva) en el libro’Nadie vale más que otro’: “La vida es mugre, cosas a medias y gente que no saber estar a la altura”.*

Pues eso, señor Armstrong, no saber estar a la altura de las circunstancias dice mucho de uno por muchos galones que lleve y mucho “Twitter” en el que escriba; decir en una entrevista que Contador “es muy,muy, muy bueno” y a los dos días dejar de felicitarle porque ha ganado la etapa y le había metido un par de minutos no dice nada bueno de usted.
Claro que el director de su equipo de usted (Johan Bruyneel) tampoco se ha quedado atrás. El holandés (errante, como casi todos ellos), primero trajo al zorro-gallo con espolones vestido de gallina vieja y le metió en el gallinero del Astaná. Seguramente su intención era convertir a Contador en otro Heras.
¿Motivo?: fácil. Dice una vieja máxima que a los enemigos hay que controlarles de cerca y a los amigos aún más. Sujetándole como le sujetó Armstrong se aseguró de que Heras corría para él y así se quitó de encima a alguien que le podía hacer sombra y arrebatarle tal vez uno o dos Tours. Pero es que Contador ya había ganado uno y no se ha dejado arredrar ni pisar por muchos galones que el estadounidense llevara en la hombrera y ojo, que soy el primero en reconocer que lo de Armstrong y los siete tours yo mismo no soy capaz de hacerlo… jejeje
Tal vez buscaba Bruyneel convocar una oposición entre los dos a ver quién destacaba, pero se le veía el plumero y ya sabíamos quién era su favorito; las intenciones de Armstrong quedaron claritas desde la etapa del corte de La Camarga en la que se puso a tirar sin esperar a su compañero y líder de equipo, y es más, poniendo a tirar a todo aquel de su equipo que podía para descartar al irreductible de Pinto.
Entonces, una vez convocada la oposición, ¿a santo de qué se extrañó el dúo dinámico del estacazo que les metió Contador en la etapa número 17, subiendo el Col de Romme y La Colombière (que yo también sé acentuar en francés)? Estaba clarísimo: lo que quería Contador era separar a Armstrong y de paso, sus compañeros de fuga, los Schleck, se subían al podio. El papelón de la etapa lo tuvo el alemán Andreas Kloeden al que han puesto a caer de una burra-bici por no seguir el ritmo de Contador, o según las malas lenguas, que estaba esperando a Armstrong para tirar de él y que no se le alejara más aún el de Pinto. Sinceramente, yo creo que estaba pensando en su futuro y en no decantarse demasiado por uno o por otro, que todavía le quedan unos años, tendrá su hipoteca, su familia y debió de pensar: “me quedo en medio, no me arrean desde ninguno de los dos lados y el año que viene en un equipo con uno o con otro tendré curro”. Y encima el dúo dinámico declara que el próximo año tendrán un equipito suyo y que se van a comer el mundo. A eso se le llama estilo, ¿verdad? El ambientazo en el equipo ha tenido que ser de órdago, por lo que creo que esta vez, el ganar una prueba ciclista no ha sido una labor de equipo: Contador ha ganado pese a su equipo. Y para acabar de lucirse, llega la organización (sic) del Tour 2009, empresa seria y fiable donde las haya, y se "equivoca" de himno. Encima de que no gana un gabacho, llevan cuatro años de españoles...¡en fín!

Enhorabuena, campeón. Y ¡ánimo! que tienes un montón de cuestas por subir y un montón de rastreros, gente baja, vil y despreciable, miserables, envidiosos, resentidos, rabiosos, mezquinos, perversos, abyectos, canallas, desdichados e infelices a los que enseñar el dorsal, subiendo y bajando que tú eres un todoterreno. Y además buena persona.



*La cita es de la página125 de la edición de Destino 2005


La foto la he tomado prestada de : www.elconfidencial.com/fotos/2009070959ContadorArmstrong.jpg y no sé quién es el autor.

viernes, 17 de julio de 2009


Bichos y bichas serios y serias.


Parafraseando el penúltimo invento de políticos desocupados o sencillamente incapaces, y dadas las condiciones de la naturaleza que nos rodea, dentro de la abundante y variada fauna de la zona a la que voy en verano, hay una serie de bichos (concepto general útil y variado para definir a todo aquello cuyo nombre desconocemos) con los que hay que ser particularmente cuidadoso cuando nos relacionemos.
No hablamos del jabalí que nos levanta las patatas o del conejo que se zampa nuestras zanahorias. Hablamos de la víbora, llamada por muchos “bicha”
Según las guías de esos bichas, en la zona norte de Guadalajara vive la víbora hocicuda (vipera latastii), una de las tres (cuatro, según algunos científicos) que vive en la Península Ibérica y, aunque teóricamente no vive más arriba de los 2.000 metros (como su prima la áspid de los Pirineos), yo la he visto hace unos veranos rondando esa altitud ya superado el Collado Perdices, camino del Ocejón.
Como método estadístico, la carretera es un chivato considerable, porque las que mueren aplastadas por los coches se quedan bien visibles, y aunque desde hacía dos veranos no había visto ningún ejemplar (ni vivo ni muerto), este año sí promete, posiblemente debido a las lluvias de la pasada primavera.

A los que llevan muchos años conviviendo con estos bichos serios no les voy a decir nada (al contrario, les preguntaré) pero sí quiero recordar a los que tenemos niños que conviene tomar todas las precauciones posibles para evitar accidentes.
Dicen los manuales que la víbora nos morderá si se siente amenazada, si la sorprendemos o nos apoyamos en donde esté situada. La mayor parte de las veces eso sucederá sin que nos demos cuenta, pero hay que aleccionar a la chiquillería para que no jueguen con nada que se arrastre, y mucho menos, señalarlo con el dedo dentro del radio de acción o ataque del bicho en cuestión.

Según las estadísticas (pocas e incompletas), en España muere más gente por reacción a una picadura de avispa que por mordedura de una víbora. De hecho, yo recuerdo haber buscado en todo tipo de fuentes de documentación esas estadísticas y no he encontrado nada. El único registro fiable es el de algunos hospitales en la mayoría de los cuales los afectados ingresan por urgencias. Si ese tipo de ingreso se repite, algunos médicos suelen elaborar protocolos de tratamiento para los afectados.

También es frecuente encontrar en la zona del Ocejón a la culebra de escalera (elaphe scalaris), que aunque oficialmente no es venenosa ni peligrosa, intentará asustarnos y dar el pego con su actitud (ved http://www.sekano.es/?p=1087). Teóricamente, la culebra bastarda (Malpolon monspessulanus) y la de cogulla (macroprotodon cucullatus) son venenosas y capaces de inocular veneno, pero los dientes los tienen en la parte trasera de la boca, y sólo usan el veneno cuando tragan a sus presas. Será difícil que intenten tragarse un dedo o una mano nuestra…

En resumen, cosas que hay que hacer:
- no ponerse nervioso (¡Ja!); el ataque de pánico es lo realmente malo de la mordedura de serpiente; reposo, mantener la extremidad afectada en un plano bajo.
- Lavar la herida con agua y jabón; no aplicar betadine porque colorea la piel y no se podrán observar los cambios de color.
- Poner una gasa estéril, nada de cremas.
- Agua fría en bolsa, no hielo en contacto directo con la piel
- Si duele mucho, dar al atacado un analgésico (ya se sabe, los médicos con gelocatil lo arreglan todo).
- Traslado al hospital, a ser posible con la serpiente atacante viva para su correcta identificación. A ver quien es el guapo que captura a la bicha (encima viva) y la lleva en el coche hasta Guadalajara, 60 kms de curvas y manteniendo el tipo... Hace años pregunté en la farmacia de Tamajón (último enclave civilizado, en el que hay... ¡hasta pan!) y no tenía nada previsto en caso de mordeduras, así que al hospital.

Y sobretodo, olvidad lo de las películas:
- hacer un torniquete salvaje, que sólo provocará que el miembro resulte afectado de verdad.
- chupar la herida (¡puajjjjjjjjjj…!): la cantidad de veneno extraída dicen que es mínima y encima corre el salvador el riesgo de envenenarse a su vez
- darle whisky al afectado: el alcohol favorece la circulación del veneno en la sangre.

Y estos son algunos enlaces interesantes con gráficos sobre las diferencias entre las formas de las cabezas, las pupilas, grados y tratamiento.

http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S0212-71992007000800014&script=sci_arttext

http://www.saludalia.com/Saludalia/web_saludalia/urgencias/doc/documentos/doc/mordeduras_serpientes.htm

http://www.svnp.es/boletin/40-1-06.pdf


Y sobretodo, que no haga falta nunca tener que consultarlos…


La foto es de la página http://www.gencat.cat/salut/depsalut/html/es/dir92/serum.htm y fue cedida a su vez por Delfín González

miércoles, 8 de julio de 2009

IUSTITIA


Dice la tercera acepción del diccionario de la RAE que justicia es :"el conjunto de todas las virtudes, por el que es bueno quien las tiene". Y claro, te tienes que ir a ver cuáles son las virtudes para ver si las tienes y ver por tanto si eres bueno. Y resulta que la primera acepción de la misma palabra en el mismo diccionario es : "Una de las cuatro virtudes cardinales, que inclina a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece". ¿Una cosa dentro de otra?...¿?
Es decir, que incluso la RAE menciona el asunto con mucho cuidado. Mucho ojito con lo que se dice del tema, que los administradores de esta cosa (del latín iustitia) pueden tomar cartas en el asunto y meterte en un aprieto. ¡Como si no tuvieran cosas importantes en las que trabajar...!
Claro que uno luego hace memoria y así, a bote pronto, le salen pruebas que le hacen a uno dudar del concepto como tal y los resultados de esa justicia: al juez Garzón le han puesto 300 euros de multa porque dejó salir del trullo a unos narcotraficantes que -malvados ellos- se dieron a la fuga.
Luego está lo del "Caso Gürtel" en el que unos espabilados se han estado repartiendo tu dinero y el mío (porque los partidos reciben dinero del erario público, o sea, tú y yo) y como mucho dejarán tal vez sin postre a uno de la banda que no tiene el justificante de haber pagado sus trajes.
También me acuerdo del juez que decide quitarle el hijo a la madre y tras unos años, volver a devolvérselo, y a la familia que le crió, que le vayan dando. Y siguiendo con los niños, ¿recuerdan la condena de 9 meses de cárcel a la madre que dio un sopapo a su hijo porque previamente el pavo éste la pegó?. Y dentro de esto, recuerdo una sentencia de un juez que obligaba a los padres, creo que en Asturias, a seguir manteniendo al pequeñín -de 22 años- aunque ni estudiaba ni trabajaba.
Mira, estoy lanzado: los asesinos de Sandra Palo están en la calle o a punto de salir.
Ni hablar de lo del asesinato de Mariluz, con sentencias sin cumplir y el asesino saliendo del juzgado contiguo tan pancho porque hay quien no hace su trabajo administrativo, y el recochineo de los presuntos (lo dicho, ojito...) asesinos de Marta del Castillo, que pueden acabar saliendo a la calle porque el cadáver no aparece.
Hace dos semanas dictaminan que el juicio contra el asesino de las dos policías en Cataluña (de apodo "Conan") es nulo porque se ha hecho sin jurado y debería haberse celebrado con (o al revés, me da igual). Este pollo sigue en la cárcel porque tenía otros asuntillos, si no, en la calle.
Los delincuentes extranjeros que son detenidos una y otra vez por los mismos delitos, dan una dirección para que les manden la citación cuando salga el juicio y siguen con lo suyo (según nacionalidades el robo de coches, el asalto a tu casa...) y si les pillan y entrullan, resulta que les dan de comer tres veces al día y duermen secos y calentitos. No me extraña que el asesino de Pozuelo, el moldavo malnacido Pietro Arkan, dijera que para nada iba a cumplir la pena en Moldavia ni en otro sitio. En unos añitos, en la calle.
Las carteristas rumanas del metro, que tan mala imagen dan al Madrid Olímpico de Gallardón, son las mismas día tras día: los maderos las conocen de sobra.
Tres cuarto de lienzo con los argelinos asaltadores de turistas japoneses: el turista jamás va a volver de Japón para identificar a un asaltante que no se presenta a juicio (véase renglón de más arriba).
Y no digamos los aluniceros: son siempre los mismos, intentan atropellar a los policías que los detienen y salen a la calle antes de que acabes de redactar tú la denuncia en la comisaría por los daños que han causado en tu coche bien aparcado.
Matar a veinticinco personas y herir a más de cien sale barato a algunos (De Juana, por ejemplo), pero ¡ay de ti! si causas un accidente por saltarte un semáforo en "amarillo tardío"...
Iustitia...
El portero de la urbanización en la que vivo denunció a su empresa porque le tuvo sin papeles y sin dar de alta en la seguridad social más de un año, sin que lo supiéramos nosotros. Luego le hizo fijo con contrato por presión del cliente (la comunidad) y después le torearon las vacaciones, le prometieron aumentos que no cumplieron y por último le aplicaron sanciones por faltas inventadas. Resulta que este hombre me pide que vaya como testigo a su favor; acepto y me mandan las citaciones desde el juzgado correspondiente : el juicio es en mayo del próximo año. Sí, han leído bien: 2010. Y yo, ¿qué coño sé lo que voy a hacer el día 20 de mayo de 2010? ¿y qué hace mientras, y de qué come el afectado?

¿Sabéis lo mejor?: me amenazan con multarme si no voy. ¿Y si me he muerto? ¿intervienen la cuenta a mi viuda para cobrar? ¿embargan el piso a los herederos?. Y sobre todo ¿Cuándo lo harían... en 2020?
Iustitia... y usted que lo vea.


Nota: la imagen no sé de quién es y la he sacado de la "güé" filosofia.laguia2000.com/

martes, 30 de junio de 2009

Batallitas y guerras lingúisticas








Parezco un abuelo; no es sólo porque haya cumplido 48 tacos (cosa que se pasa en un año como mucho) sino porque me cabreo cuando veo los errores garrafales que cometen los periodistas de uno de los supuestos periódicos-bandera del panorama informativo español. Lo digo a cuenta del accidente de avión de la compañía aérea yemení que ha tenido lugar cerca de las Islas Comores. Ahora, los de “El País” han descubierto que las citadas islas se llaman Comoras…

Opciones para que pasen estas cosas:
¿las descubren de un día para otro?,
¿se las inventan para ser más moden-nos que nadie?,
¿no tienen ni idea y las fusilan del teletipo de Reuters (que lo han traducido así)?,
¿deciden que cambiando los topónimos crean un mundo más justo?

Lo digo porque es el enésimo ejemplo de cambio de nombres propios con tradición en castellano o español: Malaysia por Malasia (que hasta el corrector de word de Microsoft de los años 80 marca como error, jejejejeje), Sulawesi por Celebes y ya no digamos de los topónimos españoles en nuestra tierra, casos conocidos de Lérida, Gerona, La Coruña, Ibiza, Mahón, Piedrahita del Cebrero, Fuenterrabía, Guecho, Orense…

Claro, que viendo cómo utilizan estos asuntos cada periódico, habrá que tener cuidado porque te pueden identificar los de otros bandos según digas: el idioma de los vascos se ha llamado vascuence o vasco desde que los castellano-parlantes podemos mencionarlo (hace unos añitos ya), pero si te precias de moderno tienes que decir “euskera” incluso si hablas en castellano, porque si no, te pueden colocar en ciertas posturas colonialistas, integristas, fascistas y tontistas. Pero hete aquí que si lo llamas “euskara” (que quiere decir vasco o vascuence en vasco o vascuence ) eres la leche de moderno y lees “El Mundo”. A lo mejor no es sólo cuestión de que a la gente le falte cultura (escrita, primordialmente) y no hayan leído libros de Emilio Salgari sobre piratas malayos (no malaisios, Sr. Jefe del Manuel de Estilo). En verano yo me inflaba a leer tebeos y libros (con estampas, pero libros)… y ahora la del tiempo de Televisión Española dice “la isla de Yava”. Es lógico y normal que los cuatro ríos importantes que hay en Australia no tengan traducción porque nos han importado un pito desde hace escasos 250 años que aquello se descubrió por los angloparlantes. Pero al Támesis, al Sena, al Ródano o al Rin hay que tenerles un respeto, aunque sólo sea porque tiene más caudal que el Ebro.
En menudo lío se metió el primer gobierno de Aznar (sí, sí …) cuando admitió que las denominaciones oficiales de ciertas ciudades fueran únicamente la del idioma vernáculo, porque la única ventaja es que las listas de la administración serán las mismas. Entonces… ¿por qué el número de código postal 01 no corresponde a La Coruña?, ¿por qué en las carreteras que dependen de ciertas administraciones regionales se indica sólo la dirección hacia Osca y França?

Modernicémonos: mi hijo estudia english en el cole y yo en mis tiempos estudiaba français, yo he viajado a los United States y las españolas en los 70 abortaban en London; el segundo río más largo de Europe es el Danau, el concierto de año nuevo es en Wien y Nippon tiene cuatro islas principales. Óbviese que ya todos sabemos pronunciar Los Angeles (lesényels), California (kalafrnie), New York (niuyok) y Paris (paguí).
Aprende idiomas, todos los que puedas, pero no te dejes liar: el idioma sirve para comunicarse, no para hacer de él una barrera diferenciadora. Por cierto, ¿quién paga los intérpretes del Senado, señor Manuel Chaves? ¡Ah! ¡sí! : éste que me lee y yo.

lunes, 22 de junio de 2009

calladitos...


Dicen los dirigentes del PNV que es mejor que las viudas de los asesinados por ETA estén calladas, porque claro, luego dicen lo que dicen, y a lo mejor les molesta a ellos (y a los que matan) que el dolor tenga un rostro y uno recuerde una verdad como un puño. Dicen estos mojigatos (acongojonados porque les pueda pasar a ellos, claro) que el discurso de Patxi López fue muy épico, y que si los atentados se repiten, acaban perdiendo efecto las afirmaciones que hizo. ¿No será que están deseando que vuelva a ocurrir? ¿ De verdad se creen que los demás pensamos que ha servido de algo la postura que han mantenido durante los últimos años (demasiados) que han mandado? ¿Sinceramente se creen que -políticos aparte- alguien piensa que lo que han hecho no ha sido otra cosa que defender sus (de ellos mismos) intereses? ¿Realmente creen que los demás -los normales- creemos que las ayudas y su postura ante los "problemas" de los familiares de los etarras es comprensible? Es lo malo que tienen las sectas, que acaban creyéndose sus propias trolas, se erigen en guías de un pueblo y expulsan a los que no se convierten. En ello andaba el elenco este de meapilas achantados hasta que les han relevado del gobierno vasco.
Dice un amigo mío -con muy mala leche- que la culpa de todo la tienen los romanos, que no pasaron por siete valles a civilizar a una tribu de pastores. ¿Pax Romana hace dos mil años?; a mi no me convence como solución y además no podríamos contar chistes de bilbainos y guipuchis, y no comeríamos pinchos, ni los españoles habríamos dado la vuelta al mundo los primeros (¿de dónde era Elcano?). Así que, por favor, que se callen ellos, que no echamos de menos para nada su "racarraca", sus planes y sus historias.

martes, 16 de junio de 2009

Una tontería

Se cumplió el pasado domingo día 14 de junio (cumpelaño felí, cumpelaño felí…) el vigésimo séptimo aniversario de la finalización de la Guerra de las Malvinas. Me imagino que alguno pensará que también se cumplen años de otras cosas (mi bicicleta plegable BH, sin ir más lejos) pero es que durante este conflicto yo estaba haciendo la mili. No tiemblen, que no voy a contar batallitas. Pero es ilustrativo de en qué manos podemos llegar a estar.

Durante este impagable (y mal pagado) período de la vida de todo hombrecito de provecho de la época, uno aprendía cosas que le servirían para el futuro. Además de aprender a escaquearte, a hacer que hacías, a desarrollar un radar de desaparición cuando te buscaban y a sobrevivir y convivir con la mugre física y humana, uno aprendía que la mayoría de los mandos militares españoles (o al menos los que me tocaron en gracia) no tenían ni idea de nada. Y por nada, quiero decir NA-DA, ni de su oficio ni de hacia dónde se encaminaba el mundo o la sociedad española en particular.

La guerra de las Malvinas comenzó y terminó estando yo destinado (es un decir) entre guardia y guardia en una oficina militar en la que se hacían escritos pidiendo asignaciones de material de un batallón a otro cuando había maniobras, por ejemplo. Se suponía que la Brunete número 1 era una de las unidades de élite del ejército español, con material flamante y personal especializado. Por encima de mí (que era cabo de aquella) tenía un brigada y un capitán y además había en aquella oficina una serie de tenientes y suboficiales que ejercían labores varias.

Decía que la guerra ésta, al empezar, despertó un ardor patriótico en la mayoría de mis mandos, que se mostraban entusiasmados ante la reconquista emprendida por el ejército argentino. Según pasaron los días, y charlando con alguno de los más accesibles, los componentes de la tropa tratábamos de explicarles que los británicos se iban a comer crudos a los argentinos. “¡Fulano! Escucha lo que dicen estos quintos…!” bramaba uno de ellos. “Reclutas, que seréis toda vuestra vida unos putos reclutas!” “que no tenéis ni idea”. No querían ver las fotos de los periódicos en las que los soldados profesionales británicos iban pegando tiros desplegados en la cubierta de los portaaviones camino del culo del mundo antártico ese. “Si se han gastado en combustible de barcos (sic) el presupuesto de defensa de este año…” se burlaban otros.

Además pensaban que todos los países hispanoamericanos e incluso Estados Unidos, iban a apoyar a Argentina. Recuerdo que le pregunté a uno si se imaginaba a la marina boliviana mandando un submarino a la guerra y me contestó: “¿Por qué no?. Es una cuestión de honra”. Como lo oyen ustedes. Ninguno quería ver en un mapamundi (no necesariamente de Bilbao) que los ingleses tienen repartido por todo el mundo unas islitas cuidadosamente colocadas en medio de todas las aguas; no sabían dónde estaba la isla de Ascensión, ni Santa Elena (a uno le sonaba que Napoleón murió allí -¡bien!) que sirvieron para reabastecer a los barcos que iban a dar leña. Porque la Thatcher fue a dar leña de la buena. Yo veía las fotos de los soldados argentinos, imbuídos del mismo espíritu patrio (ya me entienden), con la misma cara de pardos que teníamos nosotros, vestidos con un uniforme igual de desaliñado (que daba frío en invierno y calor en verano), con su armamento algo más moderno que el nuestro y me los imaginaba muertos de frío en un pozo de tirador o en una trinchera, contándose historias de lo que cortaban los cuchillos que llevaban los gurkas que iban a por ellos. Soldados acogotados por mandos crueles y cobardes, inútiles en el arte de la guerra cuando se trata de combatir contra alguien que no sea un civil desarmado… y me daban pena.

Cuando el día 14 de junio el ejército argentino se rindió, mis mandos se enteraron por la prensa. Las noticias de los días previos o no las habían leído o no las habían procesado. De golpe y porrazo se quedaron sin su aventura. Y uno de ellos, uno de los que yo pensaba era de los más inteligentes soltó, tan tranquilo: “Esto de las Malvinas era una tontería”. Eso, una tontería para entretener a la gente. Igual que la guerra del 36, que la montaron los militares africanistas porque sin guerra y sin muertos no había gloria… ni corría el escalafón y el chusquero no podría haber llegado a coronel, por ejemplo.

lunes, 15 de junio de 2009

Tíos grandes



Sí señor, un tío grande, eso eres tú, Pau Gasol. Siempre me ha dado envidia la gente que ha tenido una afición o una pasión y ha sido capaz de sacarla adelante, fuera cual fuera y pasase lo que pasase a su alrededor. Se puede caer el mundo y ellos siguen incólumes ante la adversidad, creciéndose cada día para ser capaces de alcanzar su sueño. Le llamaron pesetero (no había euros aún, jejejeje…) en Barcelona cuando dijo que se iba a la NBA. Le intentaron desmotivar poniéndole el caso de Fernando Martín, primer español que se asomó a aquel mundo. Contaba éste que se sintió muy solo en su habitación y harto de comer hamburguesas. Decía que era muy difícil entender las órdenes que un gringo cabreado te daba a voces desde un banquillo en un estadio repleto de gente vociferante. Gasol (entre otras cosas) sabe leer y se fue para allá con la lección aprendida… y con su familia, lo cual le ayudó mucho. Y además juega un montón y bien.
Además Gasol ha sido grande hasta en las ruedas de prensa, y cuando algún piriodista (Gil dixit) le ha preguntado en catalán, contesta en catalán y cuando le preguntan en inglés, en inglés y en castellano cuando procede (las más de las veces); pese a politiquillos de tribu nacionalista a los que les habría encantado, nunca se negó a jugar en la selección española de baloncesto. No es por nada, pero han sido campeones del mundo, medalla de plata olímpica y subcampeones de Europa en de tiempo. Grandeza (es más alto que yo, ahí donde le ven) en todos los planos de la realidad. Lo malo es si ahora se le empiezan a arrimar políticos y politiquillos, a chupar cámara y salir en la foto. Ojalá les pegue un bufido como hizo Fernando Alonso cuando ganó el mundial de Fórmula 1. Otro que tal baila. Lo tuvo claro desde pequeño. ¡Qué envidia! Saber lo que quieres hacer y ganar desde que eres un monicaco…
Yo cumplí ayer 48 años (cumpelaño felí, cumpelaño felí…) y tengo unas oposiciones a maestro el viernes que viene. Estoy dudando si siquiera ir a firmar, o ahorrarme el bono bus, porque lo que es ir a “labrarme un futuro” se me hace pelín cuesta arriba a estas alturas de colegio. Si desde donde estoy, la niebla no me deja ver el pico del Everest, la verdad es que se me quitan las ganas de seguir escalando, así que no sé si darme la vuelta o pedirle al Yeti que me acoja en su guarida, pero cada uno en su catre, ¡que conste!.Ya os contaré más cosas de esta semana. Hoy ya no puedo más.
Gracias a todos.

martes, 9 de junio de 2009

vuelva vd. mañana, a ver si hay suerte...y se ha muerto mientras.


Mariano José de Larra (que ya deberíais saber quién es) dejó unos artículos gloriosos sobre los males de esta España, y uno de los más conocidos es el "vuelva vd. mañana". ¿Quién no lo ha oído alguna vez? ¿a quién no se lo han dicho en alguna ventanilla?. Dicen hoy que las listas de espera para la concesión de ayudas a la dependencia (esas que van a dar a la gente que cuida a su parentela avejentada -casi todos nosotros ya-) están infladas con miles de "beneficiarios" que ya han fallecido. Pero entre la proverbial agilidad de las administraciones (autonómicas, municipales o centrales) y la evolución de los propios interesados, ¿a quién le extraña?

Yo no me voy más lejos que lo que conozco: a mi madre le dió un infarto cerebral hace más de cuatro años. La comunidad de Madrid no dió señales de vida hasta al cabo de dos años, imponiendo una residencia en El Escorial de hoy para mañana; iniciamos una gestión para que mantuvieran la lista de espera y el mero hecho de mandar esa nota fue tomado como renuncia (ellos lo decidieron así, ni se leyeron la nota), así que hubo que empezar todos los trámites de nuevo. La examinaron en abril del año pasado y ahora, tenemos concedida desde septiembre de 2008 la ayuda (no sabemos cuánto ni desde cuándo ni a partir de cuándo). Me he hartado de llamar al 012, "le tienen que llamar, puesto que tiene concedida la ayuda". Esa es la única información; así que me planté en la pomposamente llamada Dirección General del Mayor, lugar próximo a la calle Goya, en el que ni siquiera pasas de la recepción. Te recibe una persona con cara de vinagre (no es de extrañar, con lo que manejan) y te dice que: "...para lo suyo allá para septiembre de 2009 les empezarán a llamar..." . Septiembre de 2009, manda huevos. Se cumplirán cuatro años y medio desde el primer zapatazo de la enfermedad y ¿qué hemos obtenido de nuestras autoridades?: NA-DA DE NA-DA. Cabreos y gastos de llamadas y escritos, y desde entonces tomo pastillas para la tensión.

La comunidad tiene una infraestructura de la leche con montones de individuos empleados en esta gestión, gestión que no da resultados prácticos en un plazo razonable (estarán vds. de acuerdo en que 4 años superan lo razonable). Así que una de dos: o descaradamente esperan a ver si se mueren los abuelos y se ahorran la pasta o son unos inútiles incapaces de gestionar lo que tienen entre manos; "indecente" que decía Esperancita hablando de los funcionarios; eso mismo digo yo: indecente tener unos servicios sociales como éstos... a sus órdenes.

miércoles, 3 de junio de 2009

Voto militarizado y Rosa


Pues sí, señores. No había hecho nunca campaña electoral a favor de nadie. Excepto en la última, en casi todas las últimas votaciones, he votado con todo el dolor de mi corazón, porque las alternativas no me placían, pero soy de los que creo (como dijo Serrat cuando salió elegido Ruiz Mateos en las primeras elecciones europeas) que poder votar es un derecho que ha costado muchos fusilados como para que te representen unos payasos. Explicación:
Hubo algo desde el principio que no me gustó de Rodríguez Zapatero. Pese al primer mote de "Bambi" (algunos, que se creían graciosos), se gasta una mala leche considerable, me consta que tiene muy buena memoria y no perdona una a nadie. Me cae mal Pepe Blanco; no me gusta Corbacho; me repatea LeyrePajín ("nosotros y nosotras pensamos..."). Me cae bien Pérez Rubalcaba y Elena Salgado, porque se atrevió a meter mato al asunto del tabaco, aunque no del todo. Al resto del equipo les obvio.
¿Y qué tenemos en la acera de enfrente -con perdón- ?: Mariano (ya está todo dicho), Soraya (¡por favor!) y a Tristón, Bigger Ear, que se presenta para la cosa europea. Perdonen, pero no. A pesar de que todos los que me conocen saben de qué pie cojeo, tengo una cosa clara: he desmilitarizado mi voto. Durante un tiempo, muchos han estado votando con el recuerdo: nunca votar a los que fusilaron a mi abuelo, así que voto a los que más daño pueden hacer a esos malvados.
Pues yo considero a los políticos que me representan, y a los que pago, como los putos administradores de esta comunidad. Acabo de dejar la presidencia de la comunidad de vecinos, el administrador tiene que hacer lo que se le pide, razonar lo que no se puede o se debe, explicarlo y justificar cada euro. A cambio, cobra sin problemas todos los meses lo que se ha estipulado.
Pues eso, los políticos a servir, y si no cumplen, ¡puerta!, que buenos gestores sí los hay. Y si se estropean al cabo de tres años (o menos), ¡más puerta!. Las elecciones son para eso.
Del partido de Rosa Díez y Savater me gustan varias cosas: que tienen un espíritu claro y práctico, que hay que buscar los puntos en los que se coincide y no empeñarse en marcar el color del cuello del niqui que visten los que viven en el primer piso del portal 4, por ejemplo.
Además molesta, sí, sí, molesta. ¿No han notado ustedes el ninguneo al que se le somete en todos los medios de comunicación (excepto Onda Cero)? ¿Saben por qué? porque puede hacer daño: quita votos de gente normal al PSOE y al PP, tiene sólo en la provincia de Madrid casi tantos como el PNV (otra cosa es la ley electoral y sus concentraciones)...y además me cae bien Savater. ¡qué leche! hasta he convencido a algunos para que también voten a UPyD. Me voy a quedar muy a gusto... porque encima la campaña de los dos grandes partidos es vomitiva. Si sacan uno o dos eurodiputados, será la repanocha!
Pues eso, el domingo a votar, que en Europa se deciden muchas cosas de las que nos afectan. Por cierto, ¿qué les parece que Tony Blair sea el primer presidente europeo, según una propuesta institucional?

viernes, 29 de mayo de 2009

concierto, hoy


amigos:
os informo del concierto en homenaje al pueblo saharaui, ejemplo de como no se debió hacer una descolonización.
Ya me meteré en este charco otro día...
El que toca la traversera, Fernando Barbero, es vecino mío en el pueblo, y además blanco de las iras de mi hijo pequeño por culpa del modelo y color del coche.
Saludos, otra vez.
Fernando

.. y no es broma.

Buenos días: ( y seguimos con lo mismo)

que no es broma, en serio. Echad un ojo. Yosqueyanopuedomass consta banda:


http://www.elmundo.es/elmundo/2009/05/28/espana/1243529885.html

La banda que todos sabemos pide a IU 15.000 dineuros por derechos de autor al utilizar una parodia del "a por ellos, oé..." en un vídeo de publicidad electoral.

Pá meal y noshar gota...

¿habéis firmado ya?

jueves, 28 de mayo de 2009

Cánones, cañones y piratas diversos.

Hay días en que te ponen a tiro los temas que te cabrean y sobre los que te gustaría dejar bien escritas un par de cosas.
Lo digo porque he leído hoy en un blog de “El Mundo” que un comité de la SGAE se presentó en casa del administrador de dos páginas de internet (dos güés PSP2 de esas) para pedirle que les facilitara datos. Y va el menda y les deja pasar… y supuestamente se han llevado discos duros de su casa. ¿¡Alguien lo entiende!? Las dos cosas, digo: que la SGAE registre sedes o viviendas y que el afectado les deje pasar.
(http://www.elmundo.es/elmundo/2009/05/28/catalejo/1243464117.html).
Claro, que las explicaciones de la SGAE son de aúpa: es que se han tergiversado los hechos…
(http://www.elmundo.es/elmundo/2009/05/28/catalejo/1243510544.html)

Por si acaso la noticia no tuviera suficiente mandanga, me manda mi amiga Elo de Overon y también mi sobrino Rober, un correo en el que se especifican los nuevos planes para más cánones: la SGAE pondrá al día los cánones de tal forma que cualquiera que compre aparatos nuevos (y luego oiga, copie, reproduzca o instale programas de lo que sea… O NO) tendrá que pagar de media unos 303 euros por hogar.
Echad un ojo a la propuesta:
ejemplos:
- 1 ordenador con 160gb de disco duro (22 € de canon)
- 1 re-grabadora de dvds de ordenador (16,67 € de canon)
- 1 impresora multifunción (10 € de canon)
- 1 cámara de fotos con memoria para 200 fotos (9 € de canon)
- 1 reproductor de dvd para tu casa (6,61 € de canon)- 1 Equipo de música para tu casa (0,60 € de canon)
- 1 línea adsl de 1 MB (35 € de canon anuales)
- 200 cds vírgenes para grabar diversos datos (50 € de canon)
- 100 dvds vírgenes para grabar diversos datos (140 € de canon)

¿Se imaginan a Rubalcaba, ministro de Interior, proponiendo un pago de “X” miles de euros al comprar un coche para asegurarse de cobrar las multas por si acaso cometes infracciones de tráfico. ¿A que es bueno el ejemplo? Y gran idea lo de pagar a los familiares del arquitecto que ya cobró la obra del edificio al que estás entrando. Cobremos a los que pasean por una calle porque hay muchas rosas y los olores que desprenden tienen derecho de autor del biólogo que seleccionó genes, del jardinero que las plantó y del que las riega… y del director de la contrata que trabaja para el ayuntamiento de esa ciudad. ¿A que mola?

A mí me fastidiaría que un sinvergüenza, un pirata, copiara mis discos y vendiera mis canciones a menor precio porque él no paga seguridad social ni invierte ni paga a sus trabajadores. Tiene una legión de esclavos que malviven de sus ventas.
Pero de ahí a tener que pagar a una mafia (porque son una mafia) por poder reproducir en mi video mis cintas de vhs que grabé yo con mi cámara, en las que tengo grabadas a mis hijos media un abismo. Esta panda de mafiosos se arrogan el derecho de todos los autores (igual que ciertos fanáticos de ciertas sectas políticas se arrogan el derecho a representar a todos los miembros de un pueblo) y han conseguido unas cuotas de poder que no trago. Así que, desde esta humilde tribuna, me uno a la petición:
Firma si no quieres pagar esta burrada. La Ley está debatiéndose en el Congreso y pronto verá la luz si no hacemos nada al respecto.
http://www.todoscontraelcanon.es/
Y, lejos que querer enmendar la plana a la Real Academia de la Lengua y con todos mis respetos, la cosa se ajusta ella solita:

Pirata: 3. Persona que, junto con otras de igual condición, se dedica al abordaje de barcos en el mar para robar.
4. Persona cruel y despiadada (que graba bodas para pedir dinero por el chunda-chunda de la orquesta)

Filibustero 1. m. Pirata, que por el siglo XVII formó parte de los grupos que infestaron el mar de las Antillas. Igual que ahora la SGAE infesta cualquier cosa que grabe, reproduzca, lea o emita.

Bucanero 1. m. Pirata que en los siglos XVII y XVIII se entregaba al saqueo de las posesiones españolas de ultramar. Y del territorio propio, que fuera les partirán la cara.

Corsario 1. adj. Se dice del buque que andaba al corso, con patente del gobierno de su nación. Más claro el agua.
2. adj. Se dice del capitán de un buque corsario y de su tripulación. U. t. c. s.

Capitán…ese es el que manda, ¿verdad señora ministra?

¿Alguien recuerda alguna utilidad práctica del autor de la canción “Marica de terciopelo”, que iba de punk siendo mal estudiante y que luego se operó la nariz? ¡Ah! ¡sí! Presentaba un programa que se llamaba “Lingo” ¿Le cambió el nombre para no pagar derechos al creador del “Bingo”?

En fin, sería bueno que esto no saliera adelante.

Un saludo a todos.

miércoles, 27 de mayo de 2009

Perder el siglo XIX y el XX

Magnífico el artículo de Félix de Azúa en "El País" , Cavilaciones de un viajero, de hoy día 27 de mayo. Es genial. Lo suscribo entero y la verdad es que, desde que mi viejo profesor Don Miguel Ruiz me diera las primeras clases de historia, y luego otros con visión un tanto peculiar y torcida (¿verdad Sr. Bullón, alias Siso?) vi claro que España tuvo en su mano dos magníficas oportunidades para no quedarse rezagada en la historia del resto de Europa.

Una fue la invasión napoléonica: os voy a poner al día, que andáis muy retrasados (y de paso, algún beneficio saco yo) debió de pensar Napoleón cuando empezó a mover el tinglado de relevar a la familia borbón reinante, dechado de virtudes y cualidades como todo el mundo sabe. Luego lo que todos conocemos, que éramos muy brutos y preferimos "las caenas" propias a las mejoras provenientes del extranjero, porque los extranjeros son eso, extranjeros (ya lo dice el nombre). A algunos que pelearon para modernizar la monarquía, forma de gobierno no discutida por nadie en aquel entonces, mi tocayo el VII les metió en la cárcel. No iba a dejar el llamado "deseado" que nadie pusiera cortapisas a su poder, proveniente directamente del cielo con la intermediación de la Iglesia Católica, claro.
Ahora que se han cumplido doscientos años de la Guerra de la Independencia, se ha comentado de todo y yo no puedo discutir ni rebatir a nadie, obviendo los extremos que van desde el más rancio patriotismo hasta los que consideran que fue una guerra civil (sí, sí, que lo he oído yo en una tertulia). Yo lo sigo viendo como una oportunidad perdida. ¡qué se le va a hacer!

La segunda fue la Guerra Civil, o más exactamente, que la II Guerra Mundial no pasase por aquí para poder partir desde otra plataforma hacia el futuro al igual que los países vecinos, Portugal aparte, claro. Recuerdo las conversaciones con mi padre, al cual le habría tocado de pleno participar en la verbena, negándose ni siquiera a oir las supuestas ventajas que habría reportado el hecho. Claro, que mi padre vivió la posguerra, en un país arrasado, reprimido, en el que nadie se atrevía a respirar en público por si algún chivato iba a dar el cante a la Guardia Civil. Y de aquella, ya se sabe, el mero hecho de entrar en un cuartelillo era toda una aventura, por lo incierto de la salida. Si los aliados hubiesen invadido la península (menudas playas hay en Levante para un desembarco masivo), España habría podido beneficiarse de las ayudas del Plan Marshall, tener una democracia desde el principio como sus vecinos y sin tener (como dice de Azúa) "que avanzar vertiginosamente desde los años 80".

Historia-ficción, claro, porque tal vez el peso de España en cuanto a territorio (otra cosa, creo que no) podría haber retrasado o alterado el desarrollo de los acontecimientos que sí sucedieron. ¿Se imaginan Vds. a los estadounidenses prestándose a los intentos de los exiliados del PNV de facilitarles desembarcos a cambio de garantizar la independencia de "los vascos"? ¿Y a los submarinos británicos dejando la base de Gibraltar para asentarse en el puerto de Barcelona y así defender los derechos de la oprimida región catalana?. ¿La legión extranjera francesa aprendiendo el himno gallego?.
Los aliados entreteniéndose en la piel de toro... y Stalin sin pararse en Berlín y llegando hasta los Pirineos. Total, al final, habríamos seguido otro destino.
¿Será que no tenemos remedio?

lunes, 25 de mayo de 2009

Niñosss...

Al poco de que naciera mi primer hijo, se publicó en “El País” una viñeta de Forges en el que se veía un bocadillo con el llanto de un niño (Buahhhhhhhhhhhhh…) y otro en el que un adulto decía “¡Déjale la motosierra al niño, coñes!”.
Es un chiste pero también es una realidad: con tal de que no moleste, al niño se le deja o se le da cualquier cosa. No importa lo ruidosa, molesta o peligrosa que sea: que se calle y no incordie…a los papás, claro. ¡Quién no ha sufrido alguna vez durante un viaje largo (eterno) en tren o en avión las andanzas de un maleducado!

Ojo, que no me quejo de que un crío no me deje dormir porque le estén saliendo los dientes o esté enfermo. Bastante mal lo estará pasando él y sus padres, pero si sus progenitores le mantienen despierto hasta las tantas de la madrugada para que por la mañana no les despierte a ellos, pues eso sí me molesta (sobre todo si no me deja dormir a mí).
La pedagogía moderna ha causado estragos en la juventud actual y no digamos en la venidera. Cualquiera que viva en comunidad (la mayoría) sabe lo que puede significar llamar la atención a un niño de 4 ó 5 años porque esté arrancando hojas, flores o frutos de un arbolillo del jardín de todos; lo más normal es que el niño no entienda lo que le dices, porque no está acostumbrado a que nadie le llame la atención, a que nadie le ponga cortapisas a su actuación, y más si es un extraño, aunque sea un vecino.
Lo segundo y más grave es la reacción de sus padres; ahí puede pasar de todo; “Vd. no vuelva a tocar a mi hijo” te dirán, aunque hayas evitado que el pequeño monstruo se despeñara al foso de la entrada del garaje. Ellos estaban de charla en un banco al sol (o la sombra) y su retoño se encaramaba como si fuese una cabra y tiraba piedras a quien pasaba por debajo.
Vale, de acuerdo, faenas las hemos hecho todos, algunas cuadradas y más en grupo, porque lo que no se le ocurre a uno se le ocurre a otro. De lo que me quejo es de la reacción de los papás. A mí me bastaba con que mi madre me chistase desde la ventana y cualquier persona mayor (mayor que nosotros, los críos) te podía regañar e incluso cogerte de una oreja y llevarte a tu casa para que tus padres tomaran nota de lo que habías hecho. Por la cuenta que traía, más te valía que nadie te tuviera que llamar la atención. En casa se consideraba prueba irrefutable la declaración de un adulto… ya me entienden ustedes.

Es fácil criticar, sobretodo si no tienes ni idea de lo que se está hablando. El escritor Lorenzo Silva, en su libro “La niebla y la doncella” pone en boca de uno de los personajes ( Vila, a la sazón sargento de la Pica) la siguiente reflexión: “Pero creo que para reducir los daños uno debe aceptar que el oficio de padre es algo antipático. Puedes hacerlo con más o con menos dulzura, pero te toca poner límites. Y a la vez, cuidar de no cortarle las alas al polluelo. Se dice fácil”.
Cualquiera que sea padre habrá reconocido en estas frases una de las mayores verdades del universo (bueno, vale, me he pasado) pero es que es así. Protesto contra el papel de papá enrollado que tanto daño ha hecho. Hijo: yo no soy tu amigo, soy tu padre y no puedes hacer todo lo que quieras, siempre que quieras, en cualquier sitio en el que quieras. La vida pone límites, y si no los conoces y no sabes cómo enfrentarte a ellos, te convertirás en un frustrado, lo cual a su vez te llevará a dos opciones: o te quedas acongojonado en un rincón o te conviertes en delincuente porque no se te resista nada ni nadie.

Dice el sargento Vila también: “supuestamente hay un justo medio virtuoso, que consiste en joder al cachorro lo mínimo y proporcionarle las máximas posibilidades de salir a pelear solo, pero ese equilibrio no está siempre tan claro como uno querría.” Efectivamente, los cachorros no vienen con manual de instrucciones y siendo pequeños sí te das cuenta de que el ser humano es racional: aprenden a una velocidad pasmosa, lo bueno y lo malo. Luego, cuando superan la edad agradable y entran en la edad del gamberrete es cuando se nota el poso que deberías haber dejado en ellos: además de expresarse correctamente, deben ser capaces de jugar pero también de parar cuando toque. No puedes andar pidiéndoles por favor durante una hora y media que dejen la consola de marras y se metan en la ducha.
Una vez en un tren Valencia-Madrid presencié la humillación permanente de una madre durante las cinco horas que duraba el trayecto. Se pasó el viaje rogando, suplicando, implorando a un monstruo de no más de 5 años que no gritase, que no la pegase, que no le mordiera, que no se levantara… ¡qué pena! Yo de aquella no tenía hijos, pero ya lo tenía claro: el monstruo de marras habría visitado conmigo el aseo, se habría llevado dos azotes bien dados (sin miradas que me denunciasen, claro) y se habría estado quietecito el resto del camino.

Yo no me considero modelo de nada, ni de padre ni de persona (que tengo más faltas que una pelota rota), pero no voy a dejar que me tiranice nadie, menos un monstruo de pocos años y que encima es mi hijo, así que:
¡Resistámonos, padres! ¡Repetid conmigo!:
- no compraré teléfono móvil al crío hasta que sea estrictamente necesario, no porque lo tengan los de su clase;
- no pondré televisión en la habitación del crío; la tele en común une y enseña a compartir;
- no pondré router inalámbrico para que se vaya con el ordenador portátil a su habitación: el ordenador con horario y en sitio común;
- no compraré versiones superiores de la misma consola por mucha mejora de gráficos o sonidos que tenga. Y si se han pasado ya los juegos, yo todavía voy por la pantalla 3 del de aviones (por ejemplo);

Y además así les enseñaremos que hay que negociar en esto y en todo. Y a veces incluso terminarán victoriosos… porque acabaremos cediendo, ¿verdad?.

viernes, 22 de mayo de 2009

Diseñantes

“Diseñantes”

Hoy, como todos los días, he venido a trabajar en metro. Me monto en una estación de la línea 5, hago un transbordo un poco más allá a la 10 y luego sigo mi recorrido por la 6. Variedad que no falte.

Intento hacer este rato lo más ameno posible, así que me engancho a la barra con una mano y con la otra sujeto el libro que devoro (en estos momentos, releo “La niebla y la doncella” de Lorenzo Silva). Pero hete aquí que hay unos vagones en la línea 10 que odio con todas mis ganas: son muy amplios, de color verde; creo que son los de la serie 8.000, que colocan de dos en dos unidades (doble composición, dicen). Tienen el morro larguísimo, así que el espacio interior que se pierde en la zona en la que conectan esas dos unidades es considerable.
Pero es que además, por dentro son incómodos, pese a su amplitud. No hay barras horizontales en altura, sólo hay dos barras verticales en la zona exterior de los asientos y asideros entre cada dos asientos. Es decir, no hay dónde asirse. Me imagino que el iluminado que diseñó esto lo hizo para que nadie se quedase en la puerta, para forzar el paso hacia el interior. Pero cuando en ese “dentro” no hay suficientes asideros, barras, agarraderos o enganches, no tienes (literalmente) dónde sujetarte, así que empiezas a girar (como si tuviésemos sitio para maniobrar a esas horas), intentas apoyar la espalda porque sólo hay asideros para dos manos (contadas) en la zona interior entre asiento y asiento, pero las paredes están ocupadas así que te colocas en precario equilibrio abriendo las piernas para intentar mantener el equilibrio. Igual que tú lo hacen decenas de personas y al final de las pocas barras nos agarramos (o eso intentamos) un montón de gente. Entonces se da el caso de que entre barra y asidero de asiento queda espacio libre (sí, sí, espacio libre en hora punta en un vagón de metro) en el que cabrían fácilmente cuatro o cinco personas, pero si te colocas ahí, no hay manera de evitar sentirte un “tentetieso” que se bambolea de un lado a otro, amenazando con pisar al resto de viajeros. Si encima, quieres ir leyendo, ya os podéis imaginar.

¿Quién diseña estos vagones de metro? Yo os lo diré: alguien que no viaja nunca en ese medio de transporte. ¿Quién diseña las marquesinas de autobús (donde las haya, claro)? Alguien que nunca ha pasado frío en invierno, o se ha cocido en verano esperando al autobús veinte minutos al sol poniente del mes de julio.
Igual nos pasa con todos los –llamémosles- diseñadores, que aislados en su torre de marfil o rodeados de la caterva de pelotas que “trabajan” para ellos, un buen día deciden o diseñan qué es lo mejor para el resto de sus ciudadanos, generalmente sin consultarles a ellos.
Deciden que lo más importante en estos momentos aquí y ahora es (por ejemplo) que las niñas de 16 años puedan abortar sin el permiso de los padres, o hace cuatro años que a la unión entre homosexuales se le llamara “matrimonio”, o anteriormente que lo más de lo más para el futuro y la historia de España fuera apuntarse a la guerra de Iraq hombro con hombro con los ejércitos de Bush y Blair. ¿De verdad estos “grandepensadores” reparan en las consecuencias de sus actos para el resto de seres humanos, como sus vecinos, subordinados…? No, ellos piensan en lo que les interesa a ellos y a los suyos… que generalmente, no somos los que viajamos en metro.

En el sitio en el que trabajo ahora, llegó hace un mes una nueva directora. Ha descubierto la pólvora, la rueda y la electricidad, todo de golpe: ha decidido ahorrar (como decían las abuelas) en el chocolate del loro para ganarse una palmadita en la espalda de quien le ha colocado ahí. Ha decidido que suspende el programa de nuevos lectores en universidades de países “ricos” (Unión Europea, América del Norte y algunos de Oceanía), así que el esfuerzo hecho por esta misma Agencia durante años, abriendo nuevos horizontes a la enseñanza de la cultura y de la lengua española, negociando con universidades, moviendo a las embajadas y demás labores, se va al traste. Los estudiantes ya seleccionados por las universidades extranjeras no saben si van a ir o no (seguro que no), pero es que cada caso es un drama: hay países complicados para los que hay que pedir visado, hay estudiantes que tienen que buscar alojamiento o han pagado una reserva, e incluso tienen que escoger si les sale otro empleo/beca/ayuda.

Lo que decía, el “diseñante” decide una estrategia, o una marquesina o un vagón de metro… y no tiene ni idea de lo que conlleva eso, porque no lo sufre.
¡Así nos va…!