lunes, 20 de diciembre de 2010

er hamó


Puede que el título extrañe, pero es una trancripción más o menos fonéticamente andaluza de "el jamón".

¡Qué puedo yo decir del jamón!, pues miré vd. nada que no sepa: que no todos los jamones son iguales porque su calidad depende de muuuuuuuuchas cosas. Depende de la raza del gorrino, de lo que coma, de qué lado duerma (¡qué cosas!) y de cómo se cure esa pata.

En estos tiempos en los que algunos se la cogen con papel de fumar, ha llamado la atención un hecho que se ha conocido hoy : la familia de un menor musulmán denuncia a un profesor de instituto por agresión de palabra con intenciones racistas. Bien, morrocotudo... resulta que el profe de geografía explica la influencia del frío en la actividad económica y menciona que el frío de Sierra Nevada sirve para curar el jamón de Armilla (Granada). El menda se siente ofendido, lo dice en casa y la familia le denuncia a la poli. Lo grave es que la poli va al instituto a tomarle declaración. Me gustaría ver el careto del madero al escribir el informe.

No se merece el tiempo que se le dedica, pero es un indicativo de que aquí (en toda Europa, quiero decir) vive gente extremista que utiliza las bondades del sistema para buscar la imposición de sus ideas.

Los ejemplos son claros y los puede buscar cualquiera; se hace una lista de atentados terroristas en Europa en los últimos 10 años y quitando los etarras, el resto tienen como perpetradores una religión que es siempre la misma (la misma porque no ha evolucionado nada desde antes de la Edad Media).

Yo siempre digo lo mismo: integristas y extremistas los hay, los ha habido y los habrá. El problema es nuestra dejadez, que puede acabar favoreciendo que esos extremistas se hagan con el poder. ¿Pongo ejemplos? Dos fáciles: en Cataluña no vota ni la mitad del electorado habitualmente, por lo que los que se presentan obtienen un resultado muy superior a lo que en la sociedad representan. El otro: Francia, que hace unos años se vió en la "obligación" de votar en las presidenciales si querían a Chirac o a Le Pen. ¡Menuda elección!

Si los paisas, cuando vienen a inaugurar una mezquita a Málaga, consiguen que no acuda la alcaldesa y que las periodistas se queden en la acera opuesta al edificio, es que alguien ha cedido por mor de la integración, de la costumbre...blablablá.

Pero si vd. , un domingo con diez colegas, en su habitación del hotel o de la residencia en la que trabaja en Arabia Saudí, organiza algo parecido a una misa, acto religioso, comida de Navidad, belén o canto de villancico no pasará nada... si no se chivan los vecinos. Si no, les veo dando explicaciones...qué diferente, ¿no?

Mira que conozco musulmanes que son de lo más normal. Pero me da miedo la capacidad de sembrar el odio que tienen algunos represntantes más o menos religiosos. Sobre todo porque viven a su lado (de vd.).

Nota: la próxima receta lleva chorizo.


Disfruten.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

el intermitente


¿Saben vds. el chiste del intermitente?; esto es un señor que tiene dudas sobre si funciona el intermitente de su coche y le pide a uno que pasaba por la acera:

- Por favor, ¿me puede decir si funciona el intermitente?

y el espabilao ayudante dice:

- Ahora sí, ahora no, ahora sí, ahora no...


Es que así, escrito, pierde mucho pero no me refiero a la política del gobierno este que tenemos, que también podría aplicarsele; me refiero a mi curro. No me ha dado tiempo ni a escribir la receta de las lentejas con chorizo. Ahora ya no toca hacer la edición de la cantidad de fotos absolutamente INDECENTE que nos colocan todos los días, ahora toca hacer todas ajustando únicamente el destino de algunas.

Deportes...hay que dar todas las fotos de temas deportivos al destino llamado "deportes". Me gustaría ver el careto de algún abonado a ver qué hace con un cerro de fotos de balonmano femenino (ninguna española o americana), con deportes de tanta enjundia como el curling o el montón de fotos que le ha caído un día como hoy en el que todo el mundo ha decidido jugar a todo tipo de cosas para fastidiarnos a nosotros.

Volvemos a criterios stajanovistas; volantazo, otra vez, a costa de las muñecas y los ojos de los que estamos toda la jornada pegados a la pantalla del ordenador. Sin titulator que decida, escoja o dirija el destino o el tema; todo lo haces tú, todo: tú estás pendiente de seis pantallas, del correo electrónico y del foro con Hamburgo, seleccionas, priorizas, traduces del inglés al español y del español al inglés, redactas, editas y luego te dicen que has escrito mal un titular... lo raro es que no se nos crucen más veces las neuronas de tanto ver fotos...y no lo digo por lo que ha pasado hoy en Olot, en Gerona.

Pues nada, ¡hombre! a seguir currando... hasta la próxima modificación.


No tardaré en colgar la receta de la sección "comida de supervivencia con un toque de cariño".


Disfruten.

Nota:la foto la he tomado prestada de http://www.noquedandominios.blogspot.com/. Es muy tarde para bajar a hacer una foto al de mi coche.

viernes, 26 de noviembre de 2010

¿Información?

En este mundillo en el que trabajo ahora, se está -como siempre en la empresa- al dictado de la actualidad. La actualidad manda, se dice. Pero el concepto puede ser interpretado de diversas maneras, y la verdad es que está inventado desde hace muuuuuuuuucho tiempo: todo es verdad o mentira según el color del cristal con el que se mira.
Resulta que unas veces priman unos criterios, por ejemplo : cantidad; "hay que pasar muchas fotos a los clientes", "hay que apabullar", "hay que dar sensación de que estamos en todo", "hay que..."; estas son las instrucciones de quien está en un despacho y decide o calcula según unos baremos. El currito que da a la tecla piensa lo contrario, pero su opinión no cuenta. La situación puede repetirse durante largo tiempo.

Hasta que un día llega el cliente (o varios) y dice: "dejad de mandarme tanta porquería y mandad información seleccionada. No me mandéis fotos de cosas raras y por docenas. Editad y seleccionad lo importante"; es comprensible: no hay tiempo para procesar tantísima información y es mejor que te la den, si no masticada, sí al menos en el plato. Nos pasa a todos, ¿verdad?; ¿quién lee todas las páginas que te da el tío ese de gafas que todo lo sabe (google)? Y claro, el cliente paga y al cliente sí se le hace caso.
Entonces llega el gran problema: ¿quién selecciona? Hay un curro en estos lares que se denomina editor; es aquel que selecciona y mantiene unos criterios de calidad, adecuación e incluso de cantidad; selecciona el material en función de su importancia, de la urgencia o de cualquier otro baremo y aquí viene lo fundamental: es siempre el mismo. Ha de ser un criterio de calidad y contrastado, el que HACE EMPRESA.

Pero la empresa no tiene o no pone un editor, por motivos económicos generalmente, así que delega en cada uno de los curritos la susodicha edición. Entonces nos encontramos un panorama divertido: 11 curritos + 3 jefas + 1 directora= 15 posibles criterios diferentes ante un mismo tema... ¡impresionante! ; por supuesto, los criterios de quienes están por encima priman sobre el que ha aplicado quien ha escogido o mandado la foto... pero después.

A mí me pasó esto muchas veces en otro trabajo: tú tomabas una decisión en un momento, porque dependía de tí, con urgencia, con criterio... y cinco días después un tipo en un despacho te daba la charla porque tendrías que haber hecho otra cosa. Claro, sabiendo lo que sabes cinco días después, pero ese tipo no estaba allí.

Ahora pasa lo mismo pero peor, porque hay más jefes: uno te habla de porcentajes para que no selecciones demasiado, otra te dice que pases esta otra foto (que es igual que una anterior y de peor calidad) y otra, otro día te dice que has pasado muchas... es tontería preguntar : "¿en qué quedamos?" porque no hay criterio. Y menos mal que ese criterio no está prostituído por la política o los intereses de algún poderoso.

Y encima, uno se encuentra con un tema que se repite: el tiempo atmosférico. Desde que los periodistas descubrieron que SIEMPRE se puede hablar del tiempo porque siempre ESTÁ AHÍ pues nos encontramos con que es información el hecho de que nieve en noviembre en el norte... o en Alemania, o en Holanda. Pues claro, ¡leñe! Menudas memeces se cuentan sobre el tiempo: transmisiones en directo vía satélite para que un gilipuertas que no ha esperado un autobús al raso en su vida diga que "hace muchísimo frío: 5 grados bajo cero". Y un cuerno.

Y esto no ha hecho más que empezar. Promete.

viernes, 19 de noviembre de 2010

¡A comer!

He decidido jugar a Brie Van de Kamp (los que sigan 'Mujeres Desesperadas' saben a qué me refiero) y voy a empezar a publicar algunas recetas de cocina, sencillas pero sabrosas, sin tener que recurrir a deconstrucciones de huevos de civeta indonesa ni a yerbajos (con i griega) de los que no habíamos oído hablar en la vida.

Esta subsección del blog la titularé: Cocina de supervivencia. Porque no sólo de tortilla francesa vive el hombre.

Desde que tenía 16 años he tenido que cocinar muuuuuuuchas veces. Mis padres pasaban largas temporadas fuera de casa y mis hermanos curraban, así que un servidor, estudiante, se hacía cargo de la intendencia y de los toques de fagina.

La primera vez que uno pretende hacer una tortilla francesa, generalmente se quema la tortilla o la sartén, es cuestión de ensayo-error, pero cuando uno ya controla le sabe a poco, y empiezan los experimentos: se le añade un quesito (en esa época no había tranchetes), y luego un poco de atún, o chorizo y -el colmo entonces- carne del cocido muymuymuy picadita. Las tortillas ganaban mucho. Pero (como dice el título de la subsección): comer tortilla francesa a todas horas cansa así que un día pillé por banda a mi madre y en una libretilla cual periodista de los años 40 empecé a apuntar todas aquellas recetas que habitualmente se servían en casa, pero sólo las que me gustaban. Así que no hay ni potaje ni hígado. NO insistan.

El primero de la lista es el arroz con costra (amb crosta dicen los valencianos). Es fácil.
Necesitamos:

- arroz (obvio), yo propongo media taza de desayuno por persona. entiendo por persona un adulto o cualquiera de mis hijos. Normalmente se sirve como plato único así que se puede añadir un copete por cada dos personas. ¿me siguen?
- aceite de oliva (si puede ser virgen extra)
- cebolla
- tomate (natural rallado quien tenga tiempo, y si no, frito carrefour o similar. El solís me parece demasiado aceitoso)
- sal (un pelín por la tensión, ya saben)
- condimento amarillo o colorante alimentario
- huevos (y garbanzos ya cocidos) o atún
- morcilla negra seca (tipo longaniza si es posible, o tipo Burgos de cebolla, que arroz ya hay!!)
- una cabeza de ajos.
como pueden ver, ni espumas de nitrógeno ni palitos de bisonte canadiense. cosas que tenemos normalmente en casa.

Procedimiento:

1- poner el horno a calentar a 220º durante 10 minutos (que es lo que más o menos lleva la preparación)
2- en la perola (metálica porque uso vitrocerámica) se echa un chorreoncito (ya saben medias exactas: ni muy muy ni tan tan) de aceite y se pone a calentar.
3- píquese la cebolla tan fina como se pueda (por si luego algún histérico/a se encuentra un trozo y decide que no le gusta...) y fríase en fuego no muy fuerte.
Esto es complicado, porque la cebolla ha de dorarse, perder agua pero NO QUEMARSE. Pero, bueno, si se quema no pasa nada porque luego se va a evaporar en el horno.
4- Cuando esté la cebolla, se echa tomate al gusto; yo echo casi una taza para 4 personas.
5- Si el tomate es natural rallado, darle hasta que se fría. Si es de bote frito, pues ya está.
6- se echa el arroz a rehogar, es decir hasta que todo el arroz esté rojo (de tomate) y empapado en el aceite y la cebolla.
7- se echa el doble de agua que de arroz. no pasa nada por pasarse, porque en el horno el arroz no se estropeará por tener más agua y necesitar un par de minutos. esto no es la paella que tiene cantidades muy medidas de agua y tiempo. Así que: dos tazones de arroz= 4 tazones de agua.
8- se pone condimento amarillo, sal y a hervir a fuego fuerte.
9- cuando está hirviendo, se mete al horno y se cuentan 10 minutos.

ahora viene la sección opciones del cocinero:
a)- si se quiere hacer la costra, hay que batir huevos (yo echo uno por persona) y a los diez minutos, sacas la perola del horno (con cuidado, que quema) y le echas por encima el huevo batido, que se va a esponjar y va a formar la costra.
b)- hay (sobre todo en Valencia) quiene le echa garbanzos cocidos mezclados con el huevo para darle consistencia a la "capa". En ese momento, le colocas la cabeza de ajos a modo de guinda, y se ponen tantos trozos de morcilla como se quieran (uno por persona de la de tipo longaniza o una morcilla por cada dos personas)
c)- no bata los huevos, no le eche nada. Puede sustituirse todo por una lata de atún, desmenuzado y repartido por la superficie del arroz.
una vez "decorado" con las morcillas, el huevo o el atún, se mete al horno otros 10 minutos, dependiendo del gusto de cada cual.
Ventajas de este plato: el horno mancha poco, el arroz no se pasa, da igual que se queme un poquito, que va a estar buenísimo.

Últimos consejos: si opta por la opción de atúnynadamás, cuidado con la sal, porque el atún ya le va a dar el toque. No echen mucha sal al ponerlo a cocer (1 pizca por persona).






¡Que aproveche!






viernes, 12 de noviembre de 2010

Papel grande

Dicen las normas de la gramática (ahora que la RAE quiere que digamos "ye") que un aumentativo se forma (en casos regulares) añadiendo el sufijo -ón, -azo al sustantivo cuya "información" se quiere aumentar.

Y aunque la última entrada hablaba de bricolaje, no tiene el papel nada que ver, puesto que a mí no me gusta el papel pintado (es más, me carga). Pero el aumentativo de papel sería "papelón" que en el diccionario (acepción número 4 del de la RAE) dice: "actuación deslucida o ridícula de alguien". ¿Quién no ha tenido alguna vez la sensación de estar haciendo eso, un papelón?

Mi memoria, selectiva ya, recuerda un papelón glorioso: el del PSOE cuando estando en el poder tuvo que convocar el referéndum de la OTAN después de años de teórica oposición a la misma. Aquello de "OTAN, de entrada, NO" pero sí. Por cierto, fue un español del PSOE, Javier Solana Madariaga, quien SIENDO SECRETARIO GENERAL DE LA OTAN autorizó/permitió los bombardeos sobre Belgrado para parar las masacres de la ex Yugoslavia. ¡Cómo cambian los tiempos!

Pero es que últimamente se amontonan los papelones de políticos relevantes.

Es escandaloso el de Marianico Rajoy con el asunto Gürtel (he puesto diéresis, que el "palabro" es alemán) poniendo esa cara que tiene y preocupado por el precio de "los chuches"; claro, como tantos políticos, no tiene ni idea de cómo está el mundo y no ha comprado UNA chuche hace mucho. Pero es comprensible porque no pinta nada en el tanque de tiburones que es la calle Génova; así que a callar que se le podrían comer aquellos como su tesorero, que nada tenía que ver con Gúrtel pero a los que pagaban el abogado. ¡Qué cosas!


Otro muy bueno ha sido el del actual Ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, que pasó de la manifa de UGT a dar discursitos sobre lo bien que empezaba a funcionar la reforma laboral esa que critico hoy y justifico mañana.


Y en esta semana hay dos papelones que podrían cubrir media península ibérica: uno es el de Jesús Eguiguren, presidente del PSE, prestando declaración a petición de la defensa del tal Otegi. A estas alturas (y es un tema muy jodío porque hay muchos muertos, heridos y afectados) hay quien se hace cruces porque Eguiguren haya cenado con Ternera o porque representantes varios se reúnan con etarras...¿Nadie se da cuenta de que desde que Josu Ternera huyese, los etarras van de capa caída...? ¿los sesudos analistas no han leído nunca una novela de espías de LeCarré, por ejemplo? ¿nadie sabe que el mejor agente es el agente doble?

Hale, Jesusito, a ver qué dices...

Y el último (por ahora) es el de Ministrini, la nueva ministra de Exteriores que tiene que ver como (mientras recorre el altiplano boliviano cual cabritilla floreada) los marroquíes se dedican a masacrar, a arrasar la resistencia (hasta ahora pacífica) de los saharauis. Otro tema jodío, ejemplo de lo buena que puede ser la administración española: ahí os quedáis y que os den a vosotros y los fosfatos que hay que se los queden estos. Todo un ejemplo de descolonización.


Claro, que el vecino es de aúpa, como esos que uno tiene en la comunidad con los que a lo más que puedes aspirar es a que no te toquen las narices, porque tiene la llave del grifo que te inunda Canarias o las costas de Andalucía de pateras, que pasa por delante de tus narices sus productos que venden baratos en tus mercados, que aprieta siempre que busca algo en el momento adecuado... las relaciones con Marruecos implican para los gobiernos españoles (cualquiera hasta ahora) ni pensar en el Sahara. Ahí no se toca ni se menciona. Total, a los saharauis les dieron por saco hace años, igual que a los palestinos, a los kurdos, a los armenios y a los republicanos españoles.


Y el que tenga la solución, que ponga el cascabel al gato.

martes, 26 de octubre de 2010

La felicidad está en el tolueno.




No se asunte nadie: no me he convertido en esnifador de pegamentos más o menos consistentes para buscar la felicidad (esa puta que se nos resiste cada vez que nos paramos a pensar en si la tenemos o no), pero como no solo de criticar a los políticos vive el hombre (en este caso, "este" hombre) y pese a que la semana la han puesto buena con las lloreras de Moratinos, los morritos de mi senadora favorita y el "rubalcabazo", pues paso de todos ellos y les voy a contar el motivo de mi felicidad que, al igual que siempre, será pasajera.




Resulta que al cabo de vivir unos cuantos años en la misma casa, uno nota (le cuesta, pero al final lo nota) que la mugre se acumula en las paredes, que los brillos del parqué no son los mismos (ni mi pelo, no t'amuela...) y que hace falta pegar un repaso a la casa.


Yo presumo de tener una vivienda nada saturada de muebles ni adornos y aún así se convirtió en un suplicio el recoger todo lo posible para que pintores y abrillantadores encontraran la menor cantidad de obstáculos y así les cundiera y tardaran lo menos posible. Al final, nos vimos incapaces de compartir unos días de trinchera y jugar a los refugiados y pactamos con la empresa (que es de confianza) darles las llaves y que lo hicieran cuando estábamos de vacaciones. Se lo recomiendo a todos ustedes.


El resultado ha sido óptimo EXCEPTO por una cosa que ha sido culpa mía.


Como uno es nuevo y hace caso a los que lo han padecido, quiso evitarse la entrada del polvillo microscópico ese, malnacido y bloqueante de aparatos, resultante del lijado del parqué. Y se me ocurrió la genial idea de precintar con cinta de embalar todas las juntas de armarios, cajones, electrodomésticos y demás ranuras que puedan existir. La verdad, no me apetecía tener que desmontar todo el armario para limpiar uno por uno los objetos del interior.


Pero, a la vuelta a casa, resulta que uno de mis ayudantes (de 9 años), descubrió que era divertido el ruido que hacía la cinta de embalar al ser arrancada y ni corto ni perezoso despegó casi todas las tiras. No sé si es cuestión de la calidad de la misma, pero sí que ha respondido de distinta manera según la superficie sobre la que estaba pegada.


Total, que se quedó pegado el pegamento de la cinta a la madera de los armarios (unos más que otros), no siguiendo patrón alguno en el despegue, cual avión pirata. Así que uno, que es muy maruja en su casa, se dedicó con alcohol y un trapito a darle que darle a los pegotes de pegamento, y algunos se iban bien. Formaban una especie de moco, como el de la foto que a su vez, había que retirar cuidadosamente, porque si no, se extendía y manchaba lo que ya se había limpiado. Las primeras escaramuzas se disputaron sin guante, con lo que se me resecó la manderecha por el abuso del alcohol (ya me entienden: 96º no Bacardí), pero el resultado era descorazonador. No era cuestión de tiempo, el resultado no era bueno y la desazón se apoderaba de mí cada vez que tenía que abrir un armario. Y al cabo del día, uno ve muchas veces los armarios de su casa.




Así que me puse en marcha y busqué sabios doctores. Es decir, me busqué una droguería de las de toda la vida (encontré una en Argüelles) y allá que entré. Le conté mis penas a la droguera y me aconsejó: tolueno. A mí me sonó a componente explosivo (por lo del TNT: trinitrotolueno) pero me he enfundado los guantes de fregar (que en mi casa, son de mi talla) y a darle. ¡Qué maravilla!, ¡Qué felicidad! el pegamento ha desaparecido del armario. Vuelve a estar limpia la superficie.


Y aunque la dicha es breve en la casa del pobre (me he cargado los guantes), que me quiten lo bailao y el rato de alegría que no he podido evitar compartir con todos ustedes.

Así que ya saben, como dice un sabio refrán: "con buena picha, bien se jode" y como digo yo: la diferencia entre una chapuza y una gran labor de bricolaje, reside en la herramienta.

...y si tienen que acuchillar el parqué, no sé qué recomendarles...
Y como las fotos las he hecho yo, con mi teléfono, no tengo que dar explicaciones a la esgae esa.

Ustedes lo pasen bien.

martes, 12 de octubre de 2010

Gente, gentecilla, gentuza y caballeros

¡Vaya día festivo!
Decía Brassens en "La mala reputación": ...cuando es fiesta nacional, yo me quedo en la cama igual, que la música militar nunca me supo levantar...
pues eso he hecho yo hoy: entre que si va a llover y que no me apetecía montar en bici, pues a dejarme despertar tranquilamente. Porque a mí la música militar sí que me pudo levantar, al menos cuando hice la mili, curioso período en el que uno se levantaba aunque no tuviera ganas. Pero como hacía buen tiempo, pues me he subido con mis chicos a la terraza a ver pasar los aviones y los helicópteros. Ha sido parecido a algunos orgasmos: breve, pero intenso. Lo digo porque por muy despacio que vayan, pasan en un suspiro camino de sus bases, en esta caso la de Cuatro Vientos, que no pilla lejos.


Y había gente en mi vecindario viendo pasar los aviones y los helicópteros, gente normal que ve algo especial en el cielo, un día al año y que lo mira y ya está.


Luego está la gentecilla, como los periodistas (es un decir) que trabajan en alguna cadena autonómica (cuyo nombre no voy a decir para que no se enfade la directiva de Telemadrid) que no pueden evitar destilar odio en cada frase y alegrarse de lo malo que pase a los demás y que por definición, es siempre culpa de Zapatero; ¡jopé! y cobran dinero encima por soltar lo que sueltan por esa boquita... no deja de sorprenderme y de indignarme. No sé si debiera reconfortarme que siga intacta mi capacidad de cabreo y sorpresa, en fin... También entre la gentecilla están los que se creen que nos creemos que el abanderado venezolano no ha asistido al desfile porque estaba indispuesto.
A mí, más que molestarme que me engañen, me molesta que piensen que me pueden engañar TAN fácilmente.


Categoría especial merece la gentuza: los que abuchean e insultan en medio de un acto en el que se pide respeto, como cuando se rinde un homenaje a los caídos. En esos caídos se incluye a los que mueren en esas misiones de paz en zonas de conflicto (o sea, muertos en guerras más o menos declaradas), y si te quieres remitir a tiempos pasados, pues ya es otro tema. Pero, so imbécil, está su viuda ahí, está llorando, pedazo de descerebrado...¿qué querías? ¿que se te oyera silbar?... escoge la ocasión, tonto del culo, y si quieres abuchear a Zapatero, sé valiente, te vas a un mitin del PSOE y la montas allí. Idiota.


Y por último, el caballero, Don Vicente Aleixandre. Inolvidable en "Atraco a las 3" en la escena en la que (¡pobres!) se están contando los colegas lo que van a hacer con el botín que van a sacar del atraco que aún no han perpretado. "Una billetera, con un billete de 100 pesetas" "...y un cortijo, ¡con toros!"
Secundario de lujo, dicen, ¡y una leche!, actor con todas las letras.

Otro genio que se va tras Agustín González, José Luis López Vázquez... nos quedamos sin maestros.


Descanse en paz.






Y ustedes lo pasen bien.

Nota:

las fotos (por orden) han salido de:

http://www.rtve.es/

http://www.adyfilstrup.blogspot.com/
y
http://www.unesur.edu.ve/

domingo, 26 de septiembre de 2010

El retrete de Pablito


Hay un anuncio en la televisión (creo que es de un ambientador) en el que una ristra de niños con pinta de estarse haciendo sus necesidades encima aguardan poder aliviarse en la casa del tal Pablito, y encima el muy panoli mete prisa a su madre. Si yo fuera su madre les diría muy fina y educadamente: "Iros a cagar a vuestra puta casa".

Pero hay veces en las que uno no tiene las cosas tan claras. Se acerca una jornada de huelga general convocada hace...¿tres meses? por unos sindicatos que se han estado comiendo el morro y los mocos con un gobierno de cegatones y sectarios inútiles, que no han visto venir la que se nos veía encima. Unos sindicatos que se nutren de las subvenciones que les reparten alegremente, que recibieron un patrimonio sindical en los primeros años de la democracia (previamente robado por los fascistas al acabar la guerra) y cuya capacidad de gestión ha dejado algunos momentos imborrables como el escándalo de la PSV (ya saben, la constructora supuestamente "social" que sirvió para que "alguien" se quedara con unos cientos de millones de pesetas y para que muchos pringaos se quedaran sin piso y sin dinero).

Mi experiencia con los sindicatos es pésima, exceptuando el trato personal con algunos sindicalistas, que sí cumplen y que han contestado siempre que les he preguntado. El resto, para olvidar.

No me siento representado por ellos, pero me apetece dar una patada en el culo a un gobierno de inútiles, que ha recortado los salarios por decreto (que es algo muy gordo, ¡coño!), cosa que ni al gallego tirano se le ocurrió, que ha conseguido cotas históricas de paro y lo que es peor, de desesperanza para muchos.

Claro, que algunos (Marianico y sus pijillas) están deseando que la huelga salga bien para fastidiar al gobierno, pero no quieren que salga TAN bien para que los sindicatos definitivamente se hundan y dentro de unos años descuenten de los salarios los domingos que no trabajemos o que la sanidad nos la tengamos que pagar aparte, para que los amigos de los que mandan (ellos, claro) hagan negocio. De hecho, ya lo hacen con el tranvía de la ML2 y ML3 y se les hacen los dedos huéspedes de pensar lo que podrían sacar de cobrarnos las visitas al médico...

Esto está tan liado que al final, parece que el gobierno quiere que la huelga del transporte público en Madrid salga bien, es decir: que no llegue nadie a currar, porque así parecerá que los sindicatos luchan por su derechos contra unos "malos" que son los del gobierno de la Comunidad. Y eso no es así.

Yo estoy hecho un lío: si estoy en el paro, ¿puedo hacer huelga?, ¿cómo la hago?, ¿no barro?, ¿no hago las camas?.

Si mi mujer va a currar (porque en su gremio no tienen representación alguna los sindicatos convocantes)...¿puedo llevarla en coche si falla el tren de cercanías?. Lo digo porque si no va a trabajar le descontarán de la nómina una pasta, además del recorte ya aplicado por el gobierno. ¿Me sirve de algo hacer huelga?

¿Puede alguien ayudarme?

Yo, desde luego, les espero en las urnas. A unos y a otros. Es mi arma civilizada: el voto. Es que asaltar la Moncloa se hace un poco arduo...
nota: la foto la he tomado prestada de www.movilae.com

domingo, 19 de septiembre de 2010

Pelos en la lengua


"Estoy hablando con el ministro no con ustedes" les soltó a un grupo de patosos diputados del PP, supuestamente graciosos, durante una gloriosa intervención parlamentaria en un rifirrafe con Álvarez Cascos. Esa intervención se recordará como el acercamiento del parlamento al pueblo, porque aparte de interjecciones populares, les mandó a la mierda. Así, como suena. Y un montón de españoles lo celebramos, y les mandamos a la mierda también.


Con usted daba gusto: el agua clara, el chocolate espeso y sin pelos en la lengua para comprender con claridad meridiana lo que quería decir.

D. José Antonio (que no teníamos confianza como para llamarle "Labor"): esto no se hace. Ya sabemos que ninguno somos eternos, pero esto no puede ser. Ni guías en Internet ni leches, ya no sabremos a quién pedirle chorizo o un buen vino en uno de esos tantos rincones de la piel de toro y aledaños, ese fabuloso programa que nos hizo ver a todos que se podía ir andando disfrutando de pueblos y lugares varios, y también (deformación profesional) que un trabajo digno en televisión se podía hacer con un cámara y un artista de verdad y no un figurón del medio.



Hace tiempo le escuchaba en la radio. Lo de los pelos en la lengua no era lo suyo (y bien que lo celebramos) pero es que un hueco como el que nos deja no lo podremos rellenar. Así que, "chapeau" pese a la gorra de faena y descanse en paz.


Nota: la foto la he tomado prestada de http://www.foroabierto.com%20y/
y la intervención se puede ver en youtube escribiendo: Labordeta crack

jueves, 16 de septiembre de 2010

Calendarios y realidades


Creo recordar que el año hidrológico empieza en septiembre. Algo tan necesario (ya me entienden...) como el fútbol comienza su temporada en septiembre. El colegio empieza en septiembre, hay exámenes para recuperar y empezar el nuevo curso en septiembre... a lo mejor habría que cambiar el calendario y empezar el año el 1 de septiembre. ¿Se imaginan la nochevieja el 31 de agosto con el calor que hace!!?, aunque al menos no habría problemas con los guardarropas de las macrofiestas esas a las que van los humanos, jejejeje.
Pues para que no digan que soy un tío raro (que ya sé yo que lo soy) aquí estamos para empezar la temporada, lo que pasa es que llego tarde (ya no estamos a día 1) pero sí es buen momento.

La realidad es más perra de lo que parece, y por supuesto, mucho peor de lo que se creen los políticos así que como tengo dos hijos que tienen la fea costumbre de comer (¡y cómo comen!) varias veces al día y encima todos los días, pues me tengo que buscar las mañas. Se me termina el período de excedencia y las alternativas son pocas: educación infantil o secundaria como interino y con casi 50 años se me hace un pelín cuesta arriba tener que estar pendiente de si este año me mandan a Valdemanco o tengo una sustitución de dos horas en La Cabrera. Cosas de no haber aprobado una oposición que este año ha estado más dura que nunca y aunque las excusas son como el culo (todo el mundo tiene uno), pues siento que estoy un poquito mayor como para competir a degüello con otros miles de jóvenes que tienen el seso más fresco que yo y los estudios más recientes.
Vuelvo a la Agencia EFE a currar; los tres años se han pasado volando y me siento afortunado de tener donde refugiarme. Es amanecer otra vez, cambiar radicalmente de vida, pero así estamos, y (vuelvo a decirlo), me siento afortunado. Espero ponerme al día en las cosas nuevas y sentirme tan querido como me han hecho sentir los compañeros con quienes he mantenido el contacto durante este tiempo en el que he estado fuera.

Ya les contaré como empieza el curso/temporada/rentrée (que queda muy fino...)
Nota para la SGAE y sus perros: la foto es mía y la he hecho yo en Mojácar (Almería)

Disfruten.

martes, 3 de agosto de 2010

Escrito preventivo


En este mes de agosto se repiten los tópicos de todos los años: que si se va mucha gente, que si no se van tantos como debieran, que si hace años se notaba más vacío Madrid, bla, bla, bla... pero entre las novedades, en estos últimos días los políticos que nos rigen y que parecen dedicarse a buscar y crear problemas nuevos en lugar de arreglar los que tenemos los administrados, han ideado una de las grandes revoluciones del siglo XXI: el despido preventivo. Dentro de la magnífica reforma laboral ésta que han parido desde las alturas (y que tan poco entusiasmo despierta en ningún sector de los afectados), proponen que cuando existan razones objetivas que apunten a que va a haber pérdidas, para evitar éstas se eche a la calle al currito. A ese al que se le aprieta en cuestiones de horario, al que se le baja el sueldo, al que se le cambia el turno...

Nadie habla de la ineptitud del que está sentado en un despacho, tomando decisiones equivocadas una y otra vez, decidiendo nuevas líneas que arruinan el trabajo anterior, inventando nuevos protocolos que retrasan innecesariamente la labor ya en marcha; ese que disfruta de un buen (a veces insultante) sueldo.

Resulta que en una empresa dada (privada o pública, por ejemplo), un menda puesto a dedo decide que para evitar pérdidas, va a despedir a treintaytantos, por ejemplo. ¿No podemos dar la vuelta al argumento y despedirle a él? ¿No es él el máximo dirigente que NO consigue beneficios, que es incapaz de obtener de las autoridades los apoyos necesarios ni capaz de motivar a los trabajadores para que aprieten en su labor diaria? Pues, preventivamente, que le despidan a él.

Hace dos semanas, a mi mujer le regalaron unos pendientes, y uno de ellos carecía de una tuerca. Así que paseando ante una tienda de la empresa de marras, entró a pedir (ingenua ella) una tuerca para el pendiente. Le costó un euro una tuerquecita minúscula. Ustedes pueden pensar que es caro, que regalando nadie se hace rico, que qué sagaz ha sido quien ha decidido cobrar un euro por una tuerca. Ahora, vamos a echar cuentas:

parte propocional del trabajo de la dependienta atendiendo la solicitud;

coste material (transporte incluído) de la tuerca en sí misma;

carpetita de la marca en color de rosa;

papel térmico de impresión del recibo como que se ha vendido la tuerca (cuyo código tiene 27 caracteres);

papel térmico de impresión del certificado de autenticidad de la tuerca, junto a unas recomendaciones de mantenimiento;

parte propocional del trabajo de la dependienta cobrando e imprimiendo los papeles antes mencionados, a lo que hay que sumar la copia que la tienda conserva...

¿Cuánto beneficio le ha quedado a la tienda?, ¿Seguro que regalando la pieza habría perdido dinero? Yo, con algo de mala idea, habría pagado con tarjeta de crédito.

Es un detalle, pero puede ser un ejemplo (otro más) de que quien toma las decisiones no suele vivir entre gente "normal".

Agosto, buen mes, que Vds. lo pasen bien conociendo nuevos sitios o visitando los ya conocidos... o currando que la gran ciudad ofrece algunas ventajas en este augusto mes...jejeje


Disfruten.


Nota: la foto es mía y la he hecho yo.

viernes, 23 de julio de 2010

Dar en el clavo


Contaban ayer en los llamados "medios de comunicación" (algunos no llegan a mitad de cuarto) que el número de presos por delitos relacionados con el tráfico se había disparado y multiplicado por nosécuánto. Que hay unos mil enchironados por hacer el cafre en la carretera y poner en peligro su vida (cosa que no me importa) y la mía (cosa que SÍ me importa). Esto lo relaciono con otra circunstancia parecida: la doctrina Giuliani, alcalde de Nueva York. El entonces alcalde de esta ciudad (cursilada lo de "gran manzana") decidió que cada carterista al que trincara se pasaría en la cárcel un mínimo de quince días, que para eso la madera neoyorquina depende directamente del alcalde.

Su cuenta era clara: si el delincuente o mangui roba o levanta dos carteras diarias y está quince días fuera de circulación o entrullado, el resultado es el de 30 ciudadanos o pringaos que no sufrirán directamente la eufemísticamente llamada "inseguridad ciudadana", o sea, la delincuencia.

No recuerdo si fue Rodríguez Colorado (que no ha pasado a la posteridad como ejemplo precisamente) o Rosón quien dijo en cierta ocasión que el 90 por ciento de los delitos que se cometían en Madrid era perpetrados por 2.000 chorizos a los cuales la policía conocía perfectamente y podría empapelar en cuestión de semanas. Lo que pasa es que luego las señorías les dejaban salir demasiado fácilmente. Por supuesto (lamento no recordar quién de los dos fue) tuvo que desdecirse.

Esto es lo que ha pasado con el tráfico: si un menda borracho conduce sin carné a 120 kilómetros por hora por un arcén y atropella y mata a un ciclista, hasta hace bien poco no le pasaba nada, es decir: NA-DA; el galimatías judicial se enredaba de tal forma que al final el seguro del coche acababa persiguiendo a la viuda del ciclista para que pagara los desperfectos.

Yo creo que la cuestión radicaba en que los de las togas también conducen (o conducían), esto es: se podían ver involucrados en algún que otro percance y por tanto no convenía que la ley fuera demasiado dura en ciertas circunstancias en las que podrían verse inmersos. Así que unos cuantos, sin carné, o borrachos o las dos cosas a la vez podían estar provocando dos o tres accidentes a la semana (¿quién de vds. no ha tenido que dar un frenazo o volantazo porque un h...de p... ha salido de repente de una bocacalle o de un camino sin mirar ni ceder el paso?). Luego se piraban y adiós muy buenas tú con la que se había montado. Pues si esos mil están sin conducir, tienes la misma aplicación de la doctrina Giuliani: fuera de circulación los habituales, pues menos accidentes. Lo digo porque yo no veo para nada la reducción de velocidad. Esta misma mañana por la carretera de La Coruña en la cuesta de la zona de Peñascales, iba yo a la velocidad máxima permitida (90 kms/h) y circulaba solo... quiero decir por el carril de la derecha, porque me ha pasado hasta un twingo.


Así que me parece que Interior ha dado en el clavo. Mis felicitaciones. Ya me gustaría poder decir lo mismo de otros ministerios y para muestra tres botones, información recogida ayer:


- para estudiar medicina necesitas un "12" como mínimo; luego aprobar el MIR. Si tú estudias en la universidad de Caracas, te presentas al MIR tan tranquilamente y la Espe te contrata.


- Fomento rescinde 32 contratos y demora los pagos de 199 obras; a ver si alguien de ustedes tiene las narices de rescindir un contrato con un organismo oficial o decir que vas a pagarles más tarde... "que este mes no me viene bien".


- La mitad de los jóvenes tarda más de un año en encontrar trabajo; llaman jóvenes a los que tienen menos de 35 años. Y lo ponen como noticia; "más de un año" puede significar hasta cuatro años claro.


A falta de clavos en los que dar, propongo las cabezas de algunos políticos. Acertaríamos seguro... y no faltarían voluntarios.


Tengan ustedes un buen verano.



la foto la he tomado prestada de http://www.motorafondo.net/

domingo, 11 de julio de 2010

Historia


Mira que a mí, el fútbol, desde que cumplí 17 años no me ha preocupado en absoluto. Yo fui socio del Madrid durante cuatro años, desde que tenía 13. En esos años vi jugar a tipos de la categoría de Netzer, Cruijff, Neeskens, Breitner, Iribar, Pirri, Amancio o al mismo Del Bosque.


Luego uno crece; afortunadamente me salí del lío (yo frecuentaba la zona en la que luego surgieron ultras de siniestra enjundia) coincidiendo con una cierta madurez y porque ya se podía dar voces en las manifestaciones y no tenías que limitarte al campo de fútbol en busca de un desahogo con la ayuda de la parentela del árbitro.


Desde que viera un penoso partido en el Mundial del 82 entre España e Inglaterra (0-0) no he vuelto a pisar un campo, bueno, a sentarme en una grada de un campo de fútbol. Pero esta noche, la verdad, me alegro un montón. Por primera vez desde que Rubén Cano metiera un gol a Yugoslavia y Juanito se llevara un botellazo en toda la cabeza, me ha gustado seguir a la selección. Son un gran grupo de grandes jugadores, amigos, responsables, un equipazo, en resumen. Me alegro especialmente por mis hijos. Al mayor le ha preocupado el fútbol menos que a mí; de hecho llegó a preocuparme la falta de "cultura" futbolística. No hizo colecciones de cromos, ni seguía a ningún equipo; jugaba en el patio a la pelota o conmigo en el parque, pero sin preocuparse de nada. El pequeño ha sido todo lo contrario; desde el principio lo tuvo claro: el fútbol es algo grande... y ha tardado en contagiarme, pero lo ha hecho. Se hizo seguidor del Atleti por llevar la contraria a toda su clase, que era del Madrid. Luego se pasó al Barcelona de Guardiola, arrasador de los siete títulos, con camiseta oficial incluída. Pero ahora he disfrutado con ellos viendo algo histórico, el pase de cuartos, la semifinal y la final. Y ganársela a la "naranja mecánica", nada menos.


Ser campeones del mundo era un sueño fuera del alcance de los chavales de mi época; de los que nos gustaba jugar y ver jugar aquel único partido de la semana, el de los domingos por la tarde en blanco y negro; de los que nos destrozamos las rodillas en los descampados, entre las raíces de los pinos de Casa de Campo o en algún campo de tierra por el que había que pagar; de los que discutíamos con el listo o con el chupón sobre quién jugaba de "9" o de portero; de los que hemos terminado cabreados muchos partidos y contentos otros tantos.


Por eso me alegro también, porque ahora los chicos entrenan en césped artificial, van a escuelas en las que aprenden a tocar, a tirar; tienen camisetas y pantalones decentes, les regalan los balones, les llevan en autocar a jugar campeonatos por ahí...y pueden ser campeones del mundo. Cosa, que por cierto, fastidia a algunos. No son muchos, pero hacen mucho ruído. A mí, el sentimiento de tribu no me ha obcecado nunca, porque le doy la importancia que tiene. Soy de una familia, y de una tribu, y de un clan, y de una nación, y de un continente pero eso no me impide ser persona, alegrarme con mis vecinos de las cosas buenas comunes.


Mañana lunes, al tajo, gane o pierda la selección, el Madrid, el Barça, Nadal, Contador o quien sea. Pero es una alegría, y además histórica e irrepetible porque aunque ganasen otro Mundial, esta sensación que provoca esta primera vez no se repetirá.


Y mira qué bien le ha venido a más de uno que hablemos de fútbol y no de lo inútiles que son... vds. ya me entienden.

La foto la he tomado prestada de la edición digital de El País de hoy mismo.


Disfruten.

jueves, 1 de julio de 2010

ley del embudo


Dice la ley del embudo: lo ancho para mí, lo estrecho para tí.

Un alcalde se inventa una tasa de basuras abusiva para compensar toda la deuda que tiene con las constructoras (las gordas, las que no han cerrado). No pasa nada, la gente ha pagado, sigue pagando y el partido de la oposición del ayuntamiento de Madrid, dice amén, pensando que algún día necesitará el dinero.

El gobierno de la nación...pues eso, pésima gestión de todo en todo; me da vergüenza ver a Maritere hoy mismo intentando convencer en una rueda de prensa a los que allí había de que la presidencia española ha sido la leche... de buena. Y el partido en la oposición no levanta precisamente entusiasmo como alternativa entre la gente normal.

El de la Comunidad que nos afecta y su campaña de imagen contra los huelguistas del metro: todas las emisoras de radio y televisión parecían tener la misma lista de cantinelas: que si dos millones de rehenes, que si son unos privilegiados, que si huelga salvaje (deplorable anglicismo, puesto que una huelga es una huelga y punto)...

Me dan envidia los que firman un convenio y saben lo que firman, y lo defienden con dos pares de narices ante los abusos de la gentuza que les administra: no son funcionarios, tienen un convenio (válido para ambas partes) y los trabajadores de las empresas públicas no son funcionarios porque -otra vez- tienen un convenio, y entonces ¿por qué no han bajado el sueldo de la EMT? ¿eh?¿eh?¿eh?, ¿por qué no recortan el gasto inadmisible en publicidad institucional de la Comunidad?

Estos iluminados descubren de repente que pueden despedir gente aduciendo pérdidas de empresa, y así ahorran, pero no de su sueldo claro está. El presidente de la Agencia EFE (otro iluminado cuyo sueldo es más secreto que las cuentas de los borbones) despidió la semana pasada a 25 trabajadores (más antiguos y menos, de todas las áreas) aduciendo eso: pérdidas, y así pagaba 20 días por año trabajado en lugar de 45. ¡Menudo negocio!.

Sobre todo, porque ahora ha llegado la SEPI (que es su patrón) y le ha dicho que se la envaine y que readmita. ¿Va a pasar algo? No, nunca pasa nada en ciertos niveles, como con los gobernantes que incumplen convenios o que persiguen médicos (Caso Montes en Leganés), Nunca pasa nada, pero eso sí, si te plantas para que no te chuleen eres un insolidario, un delincuente... hay gremios que jamás contarán con las simpatías del público (médicos, controladores, pilotos o conductores del metro), pero que tiene claro lo que firmaron y tienen claro que lo tienen que defender, porque de los administradores no se pueden fiar...para nada.


nota: la foto la he tomado prestada de http://www.cronicanorte.es/

martes, 29 de junio de 2010

¡qué vergüenza!


Hoy escribo en caliente (que es como se debe escribir, pero no publicar, porque alguien puede acabar en un juzgado), a cuenta a la huelga del metro. Bueno, más exactamente, a cuenta de la información que veo y oigo sobre la huelga del metro y la negativa de los currantes a trabajar, ya sea ayudados por los piquetes, o voluntariamente, porque están convencidos de que el gobierno de la Comunidad de Madrid les quiere chulear.

Onda Cero me ha dado asco, pero el representante de Comisiones les ha plantado cara a los "todólogos", esos que hablan de cualquier cosa y siempre tienen razón.

Lo de Telemadrid es simple, lisa y llanamente vomitivo: el consejero de Transportes en plan chulo, amenazando con despidos y repitiendo "¿eh?" a modo de muletilla entre amenaza y amenaza; el clon de Julia Otero (creo que se llama Ely del Valle) con un guión bien estructurado, el director de informativos de la COPE (que ya se sabe), y un florero que apostilla las amenazas del consejero.

Ellos no viajan en metro; lo que pasa es que hoy están las calles hasta arriba de coches y eso SÍ les molesta (porque el autobús no lo ven ni de lejos). Pero ahora, dicen hoy, que les preocupa la gente, es decir: los ciudadanos. Esos ciudadanos a los que la Comunidad de Madrid subió el precio del billete de 10 viajes un 24 % en enero. Preguntas:

¿Dónde está ese dinero?

¿Cómo lo han gestionado?

¿Por qué la Comunidad no rebaja el gasto de 11 millones de euros en publicidad, publicidad que no trae más viajeros? . Perdón, ahora nos llaman: "clientes".

Por cierto, ¿a qué no adivinan a qué partido están vinculadas esas agencias?

y con conste: el primer fastidiado soy yo, que tengo que ir a Moncloa y me parece que me voy a ir en bici, y llegaré sudando, que vivo al otro lado del Manzanares, pero llegaré. Espero.


nota: la imagen la he tomado prestada de : http://www.iphonesoftware.es/

martes, 15 de junio de 2010

estoy empollando

pues eso, que estoy empollando, como en mis mejores tiempos de estudiante. Hacía unos años que no sentía esta sensación que rodea a mi cumpleaños (cuarentaycasicincuenta ya), que me ha acompañado toda la vida... ¡ah! haber nacido en enero, podrían pensar vds., pero no, es lo que tiene junio: eres de los pequeños del curso y tu cumple se abre paso entre exámenes. Este año es fabuloso lo que arrastro, pero ya me va quedando menos.
El día 25 es el primero de las oposiciones y durante julio tendré al menos otro. Pero mi venganza será terrible... siempre digo lo mismo y me conformo con invitar a los colegas a unas cervezas.
¡Que no falte!

martes, 18 de mayo de 2010

Cuestión de escalas

Decía Joaquín Krahe, cantatutor gamberro donde los hubiera:
no sé tus escalas, por lo tanto eres muy dueña,
de ir por ahí diciendo que la tengo muy pequeña;
no están sus medidas en honor a la verdá-aaad
fuera de la ley de la relatividad.

Prescindiendo del colega Einstein en todo lo relativo a este tema (que tampoco es muy complicado, pero que hoy no toca), sí que es verdad que en esta vida todo es cuestión de medidas y escalas, o sea, relativo.
Para los mapas que se manejan cuando uno anda por el campo, se usan unas escalas muy concretas (1:25.000 o 1: 50.000) porque son los que mejor se ajustan, y así, cuando uno es estudiante de primaria y tiene que hacer un plano de su habitación usa OTRA escala, que dependerá de lo grande que sea el papel, la habitación y las ganas de currar en la conversión de medidas.

Cuando Juancar se opera en un hospital público sin pasar por las horcas caudinas del resto de los mortales, alguien se ha columpiado de escala. Si encima se afirma (entónese adecuadamente) que está muy satisfecho de la sanidad madrileña y catalana, es que la escala ha bailado y ya no hay sanidad española.Ventajas del apellido, me imagino. Si hubiera querido operarse en un hospital público británico le habrían dicho que nasti monasti, porque fuma, y (todo el mundo lo sabe), el tabaco no es ná bueno para el pulmón ¡Toma ya nódulo!. ¿Se habría atrevido alguien?
Si alguien de la casa real quiere saber cómo es la sanidad real de Madrid, que consulte mi entrada en este mismo blog "Con todo el cariño del mundo" el 28 de octubre del año pasado, así descenderán de las alturas al mundo real. No sé si me entienden realmente...

Luego hay otras escalas: si un juez mete la pata, pues no pasa nada en la mayoría de las ocasiones. ¡Pues anda que no se han fugado y reincidido narcos, etarras, violadores y demás gentuza porque la señoría de turno les ha autorizado visitar a su santa madre u otro pariente!. Hasta el caso Gómez de Liaño, yo estaba convencido que no les pasaba nada a menos que fuera muy descarado; y que conste en acta: a mí me cae bien Garzón. Pero no está por encima de la ley y si se ha columpiado, prevaricado o equivocado de escala, pase p'adentro. Lo que pasa es que cuando ves quien ha puesto la escala (¿quién coño son los de las manos supuestamente limpias, que no quieren que se abran las fosas de fusilados?) se le abren a uno las carnes. ¿Y por qué se ponen tan nerviosos algunos dirigentes del PP ante la perspectiva de que se entierre decentemente a fusilados tras el final de la guerra? No abogo por juzgar el pasado (para felón, Fernando VII) pero hay cosas y cosas.
Y finalmente, hay una escala que ronda el 1:47 millones. Son las ocurrencias del imitador oficial de Mr.Bean; le han llamado de todas partes para decirle (reduciendo la escala): "mira chaval, o haces lo que tienes que hacer o te responsabilizas de una caída del euro que provocará un derrumbe de la economía europea y mundial al lado de la cual lo del 29 fue un tropezón..."
Lo bueno es la reducción de escala: ¿de dónde van a recortar el 1:100?, ¿de la masa salarial anual?, ¿un nuevo concepto en el capítulo de retenciones? ,¿del salario bruto? ,¿de los pluses?, ¿lo añadirán al IRPF?... ¿saben cómo hacerlo? ¿cambiarán el formato de las nóminas? o ¿se va a quedar en lo de la economía sostenible?.. y va su segundo, cabeza pensante en todos los aspectos, se asoma al corral de las porteras de la tele a decir que no va a pasar nada, hombre, que "son ...25 euros o así. Total ná... "; ná pá tí, cabezón.
Y a escala callejera (que es en la vivimos la mayoría) sigo sin entender que se gasten la pasta en memeces de traducción simultánea entre lenguas vernáculas o cambiando los panfletos de sanidad para que digamos y digamas "criaturas" en lugar de "recién nacidos".

Abogo por "criaturos", que me siento sexualmente discriminado porque "criaturas" es palabra de sexo femenino.

Lo que yo decía: cuestión de escalas.

las imágenes las he tomado prestadas de:
escalas: http://www.fao.org/
pulmón: http://www.diariodeleon.com/
mr.bean: http://www.tujefetevigila.com/

domingo, 9 de mayo de 2010

Agobiante

Miren vds., esto va en broma pero también en serio porque hay que reflexionar durante un momento: si algo pesa 200 gramos, pues podemos pensar que no pesa mucho; en este caso serían doscientos gramos de nada.


Lo mismo pasa con los folios, que uno no pesa pero un paquete de 500 sí; entonces, si uno repite eso dos veces al día (que es lo normal estando sano), se convierte en 400 gramos por persona y día. Atención: yo mismo, según esta estadística (400 x 2 x 365) fabrico unos 146 kilos por año.


Si consultamos la población de un país como España (47 millones de personas según el último censo) resulta que fabricamos 6.862.000 toneladas de eso.


Podemos ir por países y continentes, pero si nos ceñimos a los datos de población del planeta en 2008, que asciende (en números redondos) a 6.700 millones de seres humanos, resulta que en este planeta en este año 2010, descontando factores de ajuste, fabricamos unos 978 millones de toneladas. ¿A que el dato marea?


Eso durante un año; si vamos haciendo este cálculo "hacia atrás" y yo el año pasado fabriqué los mismos 146 kilos y aunque hubiera unos millones de habitantes menos en el planeta, también sale una cantidad mareante...y si seguimos así, calculemos en los 48 (casi 49) años que tengo unas 7 toneladas sólo mío (mi tessssssorooooo...); sigue mareando la cifra de eso que fabricamos.


Además, hay cientos de miles o millones de caballos, ovejas, cerdos, cabras, vacas y otros animales de granja que también fabrican lo mismo (con distantas texturas, colores y tamaños); si a eso sumamos las llamas de los altiplanos de los Andes, el ganado semisalvaje de los Llanos de Venezuela, las gaviotas que rondan las costas y las manadas de cebras, ñúes, jirafas, elefantes y demás herbívoros que viven en el planeta, llegaremos a la siguiente conclusión: Este no es el planeta del agua; ESTE ES UN PLANETA DE MIERDA...

martes, 4 de mayo de 2010

despectivo

Dice la Real Academia que despectivo es : "despreciativo" en su primera acepción. En su segunda, "dicho de una palabra o de un sufijo: que manifiesta idea de menosprecio en la significación del positivo del que procede". Recuerdo de los libros los sufijos que se usaban para convertir en despectivo algún sustantivo: ucho, uzo, orrio, astro.


Y es que son todos útiles: politicastro y gentuza son los primeros que me vienen a la mente. Esta GENTUZA vive aislada en su mundo, en su torre de marfil (o de oro, que pagamos todos), POLITICASTROS que viven como curas con dos parroquias, mangoneando y dispuestos a todo para pillar poltrona donde sea, a nivel local, provincial, regional o nacional.

Y para muestra, cualquier botón (que es lo hiriente): da igual que se vaya la luz y tarden seis días en restablecer el servicio; lo importante es etiquetar en lengua vernácula.

Total, es fácil: sueldazo garantizado, gastos varios como dietas y desplazamiento pagados, pensión alta vitalicia... y su labor consiste en proponer y llevar a cabo sus ocurrencias. La última es genial: un millón setecientos mil euros en servicio de traducción de lenguas en el Senado. ¿Para qué sirve el Senado? Para que ganen una pasta los senadores y sus colegas... Hacedlo con vuestro dinero, canallas, que con casi cinco millones de parados, resulta INSULTANTE gastar pasta en semejante imbecilidad.

Falta categoría, altura de miras o como dijo aquel político italiano: manca finezza. Sobran iluminados y ocurrentes, dinosaurios del pasado, resentidos y corruptos (amparados o no por sus respectivos partidos), retestinados odiadores y sobre todo falta gente competente. Les importa un pimiento(ya me entienden...) lo que le pase al españolito de a pie... ¡mientras no les pase a ellos!



Se les llena la boca con según qué frases en según la semana que toque: "España no es Grecia" tocaba esta semana: si no tengo dinero, corto gastos. Lo sabe cualquiera que viva de un sueldo, y uno no compra lo que quiere, sino lo que puede. No te amuela, en Grecia tienen un gasto militar impresionante porque viven en estado de guerra pendientes de sus múltiples fronteras con el supuesto enemigo turco. El porcentaje de funcionarios es increíble, y ¡qué coño! :un país en el que hay que negociar el precio del taxi al montarte no es digno de estar en la Unión Europea. Hace unos años, los estudiantes montaron una de aúpa porque les iban a cobrar tasas al matricularse en la universidad. Gratis que era, claro. Cuando pides un préstamo para pagar otro que pediste con anterioridad es que vas muy mal. Y esto, los griegos no debían saberlo.



Estos son los que nos administran, y luego están los que mandan: los que pidieron a los partidos políticos que devolvieran "x" millones en cuanto asomó la crisis, que habían invertido con Lehman Brothers, Madoff y otros "gurús" de la economía y el negocio no lo era tanto. Los partidos políticos a los cuales se les condona o negocia el interés de los préstamos (igual que a Vd. y a mí, claro) les devolvieron el dinero, porque estaban pillados por zonas sensibles. Cuando a los bancos les venga bien, volverá a circular la pasta y mientras tanto, nos echaremos a temblar... un poquito más. Porque está el patio laboral como para andarse con el vuelo colgando y créanme, sé de lo que hablo.


Despectivo... ese soy yo.




nota: la foto de una senadora que ustedes saben la he tomado prestada de elblogdeisidro.files.wordpress.com y la de un señor que manda (ya me entienden), de compartiendoconocimiento.files.wordpress.com



miércoles, 7 de abril de 2010

Lucimiento intelectual.




Vuelvo de pasar unos días casi aislado:

El móvil (dependiendo de la operadora elegida o impuesta) funciona bastante bien, pero no lo uso a menos que sea necesario. Afortunadamente, ninguno de mis amigos ha considerado que debiera llamarme, de lo cual me alegro.

No tengo tele, ni digital ni analógica; es más: no tengo antena. Creo que la instalación está hecha (al menos, desde fuera, veo un cable enrollado en la chimenea) así que a lo mejor algún día...


Me llevo el ordenador para editar fotos, escribir y jugar a las cartas.


No tengo pincho para conectarme a internet, así que mi Semana Santa (sic) es parecida a como era cuando era pequeño: no había tele, y lo que había era siempre lo mismo: las películas Fray Escoba y El demonio a las 4, (infumables, nano, que diría un valenciano), procesiones y misas (eso creo recordar). No nos dejaban jugar a nada en la calle, y a casi nada en casa (dependiendo de la casa, claro); era un aburrimiento mortal de necesidad.


Afortunadamente, las cosas cambian y ahora nadie me mira mal si juego al rugby con mis hijos o pinto muñequitos o hago limpieza en el trastero. Aún recuerdo a un compañero de colegio cuyo padre trabajaba en la EMT y cuando le tocaba currar en domingo, iba a misa y a confesar el sábado, para que le perdonaran lo de tener que currar en fiesta. ¡Qué tiempos!




Me he dedicado a labores de poco lucimiento intelectual, como es acarrear estiércol (mierda de oveja, concretamente) en carretillas desde donde está amontonada hasta el huerto en el que voy a echar horas, junto con mi vecino, para intentar recuperar el placer de ver crecer las hortalizas.


También he limpiado alcantarillas, las he vaciado de tierra, hojas secas y demás porquerías, para que el agua corra cuando cae. Parece un poco bobo, pero es que la naturaleza no entiende las necesidades del hombre moderno metido a campestre... yo ya me entiendo.


Además está lo de remover la tierra en el huerto, cargar el depósito del agua, limpiar y colocar trastos, dar de comer a mis hijos, fregar los cacharros, en fin, nada parecido a lo del acelerador de partículas, sin ir más lejos.


Pensaba mientras hacía tanto ejercicio que hay quien paga un gimnasio y luego va en coche y anda por una cinta... tontería, oyes, pensado así.




Coged un azadón, removed y levantad unos cuantos metros cuadrados de tierra, y comprenderéis perfectamente por qué la gente emigraba del campo a la ciudad. Luego algunos se vuelven muy listos cuando llegan a la capital, se buscan amiguetes, se reparten unos milloncejos de euros entre obras, comisiones y regalitos para las esposas de los que mandan y si los pillan, pues unos años a la sombra y luego ya salen tan panchos.


Me da igual que sea Roldán, ya en la calle y con unos millones sin devolver, o el tesorero del PP (a cuyo abogado, por cierto, le paga el partido) que se llevaba entre las uñas una nadería...


Luego tú tardas 1 día (por enfermedad, por ejemplo) en presentar la liquidación del IVA que te corresponde y te crujen con un 20% de sanción.


Dice un refrán con mala leche que todos somos iguales ante la Ley, pero unos más iguales que otros. Que se lo digan a Garzón, para el que pide un colega 20 años por querer investigar las desapariciones del franquismo a sabiendas de que no le correspondía. ¿No tiene otra cosa que hacer la Justicia?¿No tienen asuntos pendientes?


De verdad, empiezo ya a echar de menos el azadón...
Nota para la SGAE y sus perros: la foto es mía y la he hecho yo.

jueves, 25 de marzo de 2010

Aire!!!


Pues sí, señores. Desde hace ni me acuerdo no tenía toda la Semana Santa para descansar. No se presenta muy bien a nivel meteorológico, peor ya se sabe que nunca llueve a gusto de todos. No me voy a ir a esquiar, porque es muy caro y no me organizo con la familia, así que me voy a escapar al pueblo, a Robleluengo, provincia de Guadalajara. Voy a disfrutar todo lo que pueda, picando en el huerto para mezclar el abono y otras labores que ayudan a dormir durante la noche. Montaré en bici si no llueve... y estudiaré durante las tardes (si me dejan). En el pueblo no tengo tele ni internet, así que...

HASTA LA VUELTA

Besos y abrazos para todos.

lunes, 15 de marzo de 2010

Culpa suya


Sí señor. Culpa suya. Yo era un gamberrete en ciernes, con catorce años cumplidos. Mis lecturas hasta el momento se habían limitado a tebeos de todo tipo, "Hazañas Bélicas", "El Jabato", "El Capitán Trueno", "El Guerrero del Antifaz" y lo más parecido a libros era la colección de Bruguera en la que se alternaban páginas con texto y con viñetas. Cosas de la edad, me imagino.

Cuando empecé en el instituto, en el libro de Lengua de la editorial Anaya, venían extractos de algunas obras clave de la literatura, y una de ellas era Las Ratas.
Era la parte en la que la angustia de todo el pueblo pasaba a ser tuya, cuando aguardan atemorizados el amanecer que va a hacer que las espigas se quemen y queden condenados a pasar hambre... hasta que, según había previsto el Nini, empezó a soplar el viento del norte, aligerando la escarcha y salvando la vida a todo un pueblo. Se me ponen los pelos de punta (como al protagonista de 117A Mádera de Héroe) cuando me acuerdo y cuando lo releo (cosa frecuente en mí).
Después vinieron tantos otros: Diario de un cazador y Diario de un emigrante; lo que me reí con los equívocos del lenguaje ("¡Pucha un coño!", por ejemplo). Cartas de amor de un sexagenario voluptuoso, 117A, El camino... y tantos otros que tengo en la estantería, y que forman parte del grupo de libros que no prestaré ni donaré.

Lloré de rabia y emoción cuando estaba terminando El Hereje, y no me avergüenza decirlo.

Gracias, maestro, por tantas lecciones sobre la literatura y sobre la vida, dura y sencilla, pero que merece la pena vivirla.

Hasta siempre, maestro.
La foto la he tomado prestada de http://www.nortecastilla.es/

viernes, 12 de marzo de 2010

Aniversario

Hay fechas que se recuerdan y hay fechas que se imponen. Ayer se cumplieron 6 años de los atentados de los trenes en Madrid. Atocha, El Pozo, Santa Eugenia... tanto dolor y tanta maldad juntas, inconcebible hasta ese momento. Mucho se ha hablado, escrito, analizado e investigado, algunos con encomiable empeño y profesionalidad y otros con una mala baba impresionante. Como poco más puedo escribir de esto sí dejaré claras un par de cosillas:
Día 11. Recuerdo la frustración, el dolor... primero no saber qué le había pasado a mi mujer, que se dirigía a Atocha (pasa por allí todos los días). Los atentados fueron antes pero el miedo es libre.
Luego ver que cada vez había más muertos y que todos pensábamos lo mismo: nos han metido el petardazo porque Aznar nos ha colocado en el avispero de Irak con sus amigos Bush y Blair. Recuerdo hablar con mis compañeros y pensar que preferíamos que hubiese sido la ETA y no los moros locos, porque al que está dispuesto a morir matanto es difícil pararlo.
La convocatoria de la manifestación de esa tarde me olió a chamusquina. Perdón, pero fue así: tenía cita en el dentista y cuando llegué me dijeron que adiós, que estaban autorizados a dejar el curro para ir a la manifestación. Me mosqueé mucho y pregunté si lo autorizaba el colegio oficial o si les parecía normal que un gobierno convocara una manifestación. Como los buenos toreros, pararon, templaron y me atendieron. Inconsciente que es uno, porque si alguien puede hacer daño son los dentistas...

Día 12. Me levanté con un dolor de cabeza terrible, tras casi toda la noche en vela, viendo informativos, oyendo la radio, viendo llover y a dos millones de personas mojándose en todos los sentidos. A esperar...y cabrearme. Desde su cargos, el tontaina del Opus no hacía más que balbucear excusas y utilizar una coletilla: "...las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado..." y todo el rodillo puesto en marcha, aplicando aquello de repetir una mentira mil veces para que se convierta en verdad. Y una mierda. Eso les dio resultado en Galicia con la campaña de las municipales y lo del Prestige y creyeron que les daría resultado otra vez.

Día 13. La ministra de exteriores en la ONU para que escribieran que habían sido los etarras, el presidente llamando a los corresponsales de prensa extranjeros para que dijeran que había sido la ETA, el director de información de la agencia EFE imponiendo que se dijese que había sido ETA, el jeta que era ministro y cuya familia se forró recalificando terrenos en Benidorm, grabando alocuciones en la sede de EFE porque en TVE se negaron los trabajadores. Me recuerdo a mí mismo gritando a la televisión cuando ya se había encontrado una mochila intacta y el ministro del interior seguía balbuceando excusas durante una rueda de prensa en la que no quería soltar ni pío.

Día 14. Fui a votar con unas ganas que no veas.

Luego han salido los investigadores, con sus tramas y sus delirios. Para quien quiera saber (y no oir palabrería) ayer publicaba El País un artículo magnífico de Fernando Reinares "El verdadero significado de aquel 11-M". Eso es información. Lo de que si te asomas a la ventana de un piso de Gijón al lado de uno en el que estuvieron alquilados unos etarras hace 15 años, y desde allí veas una máquina de tren no tiene nada que ver.

He de reconocer que cogí con ganas el primer capítulo de la serie de El Mundo "Los puntos negros del 11-M", pero cuando llegué a un párrafo en el que decía: "...un grupo de policías de la cuerda dura del PSOE consigue hacerse con la dirección de la investigación..." ¡¡¡¿¿¿con la que estaba cayendo, pueden los maderos decidir quién curra aquí o allí????!!!! a partir de ahí, cualquier cosa, desde darle vueltas a lo de la dinamita, que si es de aquí o si se había limpiado las uñas con un palillo de caoba mi vecina la del quinto...hasta que llegaron a escribir que los de Leganés estaban muertos antes de la explosión.

En fin, de malnacidos está el mundo lleno y no descubro nada; pero algunos podía dedicar sus energías a otras cosas, y vds. saben a lo que me refiero.

Nota: no tengo fotos, porque esto no se deja. Da igual de dónde la saque, si es mía o de otros... probaré mañana y

OTRA: Don Miguel, ya podría haber esperado un par de días, haber ojeado unas perdices el domingo, ¡hombre! que tengo que contar una "culpa suya"...Descanse en paz, maestro.

lunes, 8 de marzo de 2010

Ná de ná



He estado zascandileando por el caralibro ese en el que tú te apuntas y dices que eres así o asá, que te gusta o no esto o aquello y en el que te pones a mandar solicitudes de amistad o a marcar que te gusta o no el comentario o la foto de noséquién. He visto un anuncio de una supuesta rubia despampanante que contaba con ¡4.800 amigos!


Bueno, amigos, amigos... yo siempre he considerado amigo aquel al que podías levantar de la cama aporreando la puerta a las 3 de la mañana para pedirle que te prestase su hombro o un sofá en el que dormir a esas horas. Si pones el listón tan alto, pues con los dedos de una mano lo mismo hasta te sobran algunos. Luego está lo de los conocimientos, o sea, la peña a la que conoces y tratas, a algunos de los cuales invitarías a tu boda, por ejemplo. La verdad es que la rubia estaba apañá en la foto, pero ya se sabe que las fotos no suelen hacer justicia y en internet se cuelga cualquier daguerrotipo que sea escaneable.


La verdad es que últimamente tengo la sensación de que esta cultura de la inmediatez, de la abundancia momentánea, se va imponiendo a todos los niveles. Me hizo mucha gracia que en el primer día de proponer el gobierno lo de retrasar la edad de la jubilación, hubiera no sé cuántos miles de apuntados a un grupo que se llama "va a trabajar tu puta madre hasta los 67". ¡Hombre! tiene su gracia, pero ¿para qué sirve? Para ná...


Se cumplen dos años ahora de la segunda legislatura del gobierno del imitador oficial de Mr. Bean. Recuerdo el baño de campaña que le dieron al PP en las últimas elecciones generales. El PP buscaba un único lema, el leit motiv que regiría el pensamiento de los ciudadanos, esa frase lapidaria que marca el sistema de trabajo. El PSOE se descolgó con doce o trece lemas, imagen, internet, rapidez, inmediatez... y eso lo siguen poniendo en práctica: la economía sostenible, los 11 folios de introducción a las soluciones últimas... y de comer, ¿qué hay? El vacío.
Se queda en nada, en paginitas con mucho grupo de nombre gracioso y ocurrente (señoras que van por enmedio de la acera y no se dejan adelantar fácilmente, por ejemplo) pero que no nos lleva a ningún lado. Y si sólo les llevara a ellos pues muy bien, pero la evolución es algo más que pintar en el tuiter o el feisbuc en lugar de manchar paredes con tiza. ¡Espabilen, que para eso cobran lo que cobran!
la foto la he tomado prestada de www.zappinternet.com/.../NuFxWokSet_w320.jpg

lunes, 22 de febrero de 2010

Hombres buenos


Ayer domingo cayó una buena nevada en el pueblo. Nos levantamos, desayunamos mientras veíamos nevar y poco después bien pertrechados, nos fuimos mi hijo Jorge y yo a dar una vuelta por los alrededores del pueblo. Esquíes de travesía y raquetas para soltar las piernas y disfrutar de una mañana de domingo tranquila.


En uno de los recodos del camino conocido por algunos como"la vuelta del vago" (porque es corto y circular, parece que has hecho algo y no has hecho ná), mi hijo se sorprendió al ver algo encima de una piedra que parecía un libro. Estaba cubierto de nieve y era sospechosamente horizontal. Lo limpió con la manga y apareció un cojín de Boni. Bonifacio Naharro, un vecino del pueblo que acostumbraba a sentarse en diversos puntos fijos de los alrededores, mientras descansaba del asma (entre otros achaques, claro). Boni no volverá a sentarse ni en ese ni en ninguna de sus atalayas. No volverá a dar caramelos a mi hijo ninguna tarde de verano, como hacía cuando le encontrábamos por ahí. Falleció el pasado viernes.


Otro más que se nos va en poco tiempo, para acabar de hundirnos un poco más tras el accidente que costó la vida a Luis, el marido de Azucena. Puta mala suerte, que te caiga un trozo de cornisa junto a tu propia casa, cuando ya vuelves a las 12 y pico de la noche; cuando no hay nadie más... ¿No hay días en el año? ¿No hay otra hora en el día? Estas cosas ponen a prueba la fe que tenga cada uno, incluso la de los que no tenemos.

No había herramienta, faena o actividad en la que no participase, asesorase o ayudase.

Siempre disfrutando del paseo, de las estrellas, de la tarde de otoño o de la noche de verano...

Cuando me enteré estaba a punto de empezar a comer y no lo pude evitar: llené una copa de vino y solo en casa, a voz en grito dije: "A tu salud, Luis" y me tragué las ganas de llorar.

Flores blancas habrá siempre para tí, que te gustaban, sabio.


Descansen en paz, los hombres buenos.
Nota: la foto es mía y la he hecho yo.

domingo, 14 de febrero de 2010

Mentira y gorda


Llevan algunos (interesados, claro) un tiempo diciendo que si por fín (¡¡¡por fin!!!) se prohibe fumar en todos los sitios públicos cerrados, la hostelería va a perder no sé cuántos millones de euros porque la gente no va a ir a un bar o a un restaurante ya que no va a poder fumar.

Yo entiendo que es una faena para el restaurante que ya ha invertido en la estructura de ventilación y tabicación obligatoria por ley si quiere mantener zona de fumadores, y que ahora ve que no habría hecho falta.

Mentira y gorda: lo que va a pasar es que la gente que no vamos de copas para no tragar humo sí vamos a ir, porque podremos llegar a casa sin la cabezonada del pestazo a tabaco y no tendremos que dejar el abrigo colgado en el tendedero toda la noche para que se airee.

Viene todo esto a colación de que ayer me fui con mi familia a un restaurante griego, "Delfos" se llama, en la Cuesta de Santo Domingo, en pleno centro de Madrid.

Menos mal que reservamos el viernes para el sábado por la noche... mesa para cuatro y la última. Llegamos en el primer turno, a las 9 y estaba casi lleno. Nos fuimos cerca de las once y entraba el segundo turno: a rebosar.

¡Qué curioso! ... y no se fuma ni el salón de arriba ni en la bodega de abajo. ¿Dónde está la pérdida?... ¡embusteros!
Por cierto, la cocina griega ha sido un descubrimiento para toda mi tropa. El camarero nos conocerá seguro porque hay que ver cómo comen algunos...

Altas Miras

No, no toca historia del arte. Esa que siempre empezábamos por Altamira, la cueva próxima a Santillana del Mar (por cierto, ciudad de las tres mentiras: ni es santa, ni es llana, ni tiene mar...) y nunca conseguíamos llegar a la obra de Picasso ni a la de nadie vivo. ¡Qué cosas tenía la enseñanza!.



Con Altas Miras me refiero a "grandeza de miras" o "amplitud de miras", eso que tiene que tener el que guía o manda para que la realidad no le pase por encima. Consiste en ver un poquito más allá de lo inmediato, para no liarse los pies mirándose el tipo de lazada del zapato, pero sin tropezar en el primer escalón, porque se supone que lo debería haber visto hace un rato. Es igual que empeñarse en no ver el nubarrón que te trae una ventisca cuando subes una montaña, empeñado en discutir sobre si es mejor marca de esquíes esta o aquella...Se te viene encima y hay que moverse y dejarse de memeces.
Estamos en manos de inútiles, de incapaces, de componentes de una estructura que sólo mira por su propio e inmediato interés. Lo peor es que el posible recambio también forma parte de un tinglado semejante, con su estructura y su interés propio. Pensar que "...los otros lo harían peor" o "...barrerían para los ricos más aún" a mí no me consuela nada.



Y entre tanta medianería esta semana ha surgido por fin una voz lógica; a mí no me va el peloteo ("su majestad" y todo eso, que ya me conocen), pero Juancar, el rey de España, aboga públicamente por un acuerdo entre partidos para poder empujar de una puñetera vez en la dirección adecuada, porque la carreta está estancada en el barrizal de la crisis, hundiéndose más cada vez por la estupidez y la mediocridad del que va en el pescante y del que guía los bueyes. Seguimos perdiendo tiempo (y empleo) oyendo las bobadas que se dicen con el único fin de arañar al oponente. Se jalean hasta las malas noticias, porque así se demuestra que el otro lo está haciendo mal, sea el aumentos insoportable del paro, la pérdida de negocios y exportaciones, los informes de la Comisión Europea o la audiencia de tal o cual televisión.
El rey no puede ponerse los galones como hizo el 23-F; afortunadamente, la situación no es igual, pero sí es una voz muy valorada por la sociedad española. Hace mucho que se sabe que en el país hay mucho "juancarlista" más que monárquico, y que muchos republicanos prefieren una monarquía con Juan Carlos que una república con... digamos Aznar de presidente (¿se lo imaginan vds.?).

Según las encuestas, el dirigente político más valorado (fastídiate, miembra) es Rosa Díez. Decía en la radio que no le importaba ser políticamente incorrecta y que tenía claro que no iba a apoyar de boquilla las propuestas de un gran pacto y tal, porque sabía que se iban a quedar en nada, porque los dos grandes partidos van a lo suyo. Se escudan en la ideología para montar los negocios que permiten mantener una infraestructura semejante.
Y ¿saben lo que les digo?... pues que tiene toda la razón.
Usemos el voto, no vamos a tomar ningún palacio de invierno (y eso que hace un frío de aúpa), usémoslo y quitemos mayorías. Así habrá que buscar lo que une, y si no, vean el ejemplo del gobierno autonómico vasco... y que no nos cuenten zarandajas!
Las fotos las he tomado prestadas (por orden) de las siguientes páginas:

miércoles, 3 de febrero de 2010

Responsabilidades

Es que hay días en los que me gustaría ser trampero en Canadá, no por mí, que voy razonablemente bien sobre todo si lo comparamos con el estupendo año pasado. Lo digo por la cruda realidad que nuestros puñeteros dirigentes y politicastros de toda índole se empeñan en crear a nuestro alrededor.

Resulta que tras decir que nunca se llegaría a cuatro millones de parados ahora se descuelga Corbacho diciendo que él "...se refería en 2009". Y una tonda que te comas, que te limitas a comentar las noticias (todas malas) que sobre empleo te caen encima. ¿Vd. sirve para algo, señor?. En el INEM hay que sufrir humillantes colas de madrugada para optar a un número para poder ser atendido. Hay que estar a las 6 y media de la mañana para que a las 9, cuando abren las oficinas, puedas coger número para que te atiendan en las mesas que tramitan el subsidio. Eso si cuando llegas no hay ya doscientas personas de cola (échenle un ojo al INEM de Majadahonda, cuya cola se mide en esquinas).


Y encima proponen que se retrase la jubilación, porque no va a haber gente que trabaje para pagar las pensiones... ¿con 600 euros de sueldo a los 66 años? pero esta gente es que vive en la inopia, en su puto mundo de papel couché; si están consintiendo prejubilaciones forzosas a gente de 53 años que deja de trabajar porque les obligan, eso, ¿cómo se come?; pero claro, sus señorías parlamentarias disfrutarán de pensionaza vitalicia tras sufrir en el cargo cuatro añitos. Algunos tienen una labor tan anodina que si no es por el FBI se podría creer que habían muerto...


Por cierto, eso de hacer una simulación modificando la base de cotización a 25 años en lugar de los 15, que había presentado el gobierno a la Unión Europea y que han tenido que retirar...¿es un error o un intento de colocarla por lo bajini? Porque si es un error, alguien ha metido la pata y si es un intento de puñalada trapera, es más grave aún. Pero claro, no va a dimitir nadie.
Yo es que no puedo, de verdad. El peaso gobierno que tienen en Cataluña todos los catalanes, aunque sólo vote el 40 por ciento del censo, ha decidido ahora reformar la administración territorial y vuelve a la comarca. Sí, sí, a esa instituación política vigente en la España franquista de los años 50. Manejable para el cacique y el falangista de turno. Debe de ser que no les gusta la provincia y entonces redistribuyen todo. Digo yo, ¿no tienen cosas más importantes que hacer? ¿no tienen otra cosa en la que gastarse el dinero aparte mesitas de caoba y traductores de catalán a castellano? ¡Qué nivel, Maribel! Y encima Montilla decía esta mañana en la radio que él ni era nacionalista ni era antinuclear...



Y para redondearla, tras la campaña que lleva Pepín Blanco contra los controladores aéreos, dice ahora que como son malos y las negociaciones sobre el convenio no salen, que se va a chivar a Aviación Civil. Los controladores ganan dinero, mucho dinero, tienen un curro con el mayor número de divorcios y separaciones (por encima de los cirujanos), curran cinco horas ante una pantalla con lucecitas y un tablero con etiquetas, hablan inglés, saben física y un montón de geografía, no tienen fiestas sino turnos y las horas sindicales se las cogen de las libres... igualito que otros sindicalistas que yo conozco.
Pero tengamos en cuenta unas consideraciones:

- Si la boba de la Cospedal se quiere lucir con el tema del ATC en Castilla La Mancha y se equivoca, no pasa nada (no passsssa ná, que decía Facundo Collado, el molestador de famosos ,José Mota),


- Si Zapatero no consigue que le hagan caso ahora que es presidente de turno de la UE (menudo plantón le ha dado el tío Sam Obama!!!!), no passsssa ná,


- Si la ministra de igualdad no consigue que digamos y digamas todos y todas, no passsssa ná


- Si la Pajín y el gobierno tienen que dar marcha atrás y desdecirse "n" veces de todas las tonterías que afirman y proponen, pues no passsssa ná...

pero en no pasando ná... si un controlador aérero se equivoca, hay cuatrocientos muertos.

Responsabilidad, sí señor.



y las fotos las he pedido prestadas de : http://es.sunfrance.com/ y