martes, 20 de diciembre de 2011

Advenimiento

Con estas fechas que ya tenemos aquí, que se nos vienen encima desde más o menos el dia del Pilar, porque los putos periodistas quieren ser los primeros en dar las noticias y la Navidad empieza en octubre, la Semana Santa en enero y el verano en abril, me pasa una cosa muy curiosa: ya no las odio tanto y empiezo a comprender lo que vienen a significar para mucha gente. Principalmente, porque dentro de "mucha gente" me incluyo yo. Hay cosas que no me engloban, como el dichoso fútbol (o casi) o seguir ciertos programas de la tele... pero uno vive en el mundo y pasa lo que pasa.

Decía que ya no las odio tanto porque el tener niños hace que uno se sienta reymago o papanoé ese, le mole esconder juguetes, participar en la ilusión de los niños (¡almas cándidas ellos!, que luego se estropean, claro) y uno se va ablandando con los años, haciéndose viejo, claro.

Decía el otro día, hablando con una muy buena amiga, con la que compartí muchos años de estudio, paseo, charlas y más cosas, que lo malo que tiene pensar siempre lo mismo es que uno puede evolucionar pero no cambia radicalmente a menos que tenga una experiencia extrasensorial (las drogas y ver santos andan muy de la mano) o un hecho dramático, las cosas las seguimos viendo de la misma forma.

Y como dos años no son nada, yo sigo pensando lo mismo de las fiestas (véanse

http://piensagratis.blogspot.com/2009/12/odiolaloteriapuntocom.html y
http://piensagratis.blogspot.com/2009/12/feliz-navidaz.html )

Pero este año las cosas andan realmente chungas. No lo digo porque sea la moda o lo digan en la tele o lo digan los putos políticos (sí, esa clase política española que se ha convertido en un problema en sí misma); lo digo porque lo veo todos los días, y sobre todo, lo siento.

En estas fechas (joé tó lo que he metío desde que empecé) se celebraba el Adviento, abreviatura de Advenimiento, en el que se supone que los cristianos deben prepararse para celebrar correctamente la Navidad, que es un periodo de esperanza, blablabla que todos ustedes seguramente saben.

Al igual que otras fiestas cristianas, coincide SOSPECHOSAMENTE con las fiestas paganas, que esta época celebraban el solsticio de invierno. En estos días, cortos, fríos, y ante la que se avecina ('qué gran personaje el Rancio!) los pobres humanos que vivían en sus chamizos, se atiborraban de todo lo que podían para acumular grasa como los osos, para soportar el laaargo invierno.

En el año 2011 (de esta era, que ya se sabe que hay religiones con unos cuantos años de diferencia) seguimos con la cosa esta y nos encontramos que tenemos por delante no un invierno, sino un túnel negro como boca de lobo. Mira, otra tontuna que surge: resulta que la expresión no se refiere a la boca de un lobo (canis lupus signatus) sino al estrecho acceso de los puestos de vigia en lo alto de un mástil de un barco. Debe ser que ver la costalada que te puedes pegar, hace que todo se vea negro...
El túnel, al igual que el invierno, se ve largo y oscuro pero poco a poco la luz de los días aumenta (ná, cosa de un minuto) pero el proceso no se detiene: la tierra gira y los días y las temperaturas mejorarán y los pobres humanos podrán volver a comer y tamtién, tener esperanza en que el mañana será mejor que el presente. Cuando el presente está tan chungo como el nuestro, y contraviniendo las leyes de Murphy, es mejor pensar y desear que todo va a ir a mejor.



Yo les deseo a todos de todo corazón, que el mañana sea mejor que hoy. Y aunque nos acordemos de los que ya no nos acompañan y no ven los jalones del camino que vamos culminando, lo hagamos con una sonrisa, pensando que ellos aprobarían y disfrutarían del momento especial que es este.



y para no perder la tradición, les deseo Felices Pascuas, Feliz Nochebuena, Feliz Navidad, Felices Pascuas, Felices Reyes y que el año que empieza sea el mejor.



¡Hale! y disfruten.

Las fotos las he cogido de por ahí, del google ese que todo lo sabe...


jueves, 17 de noviembre de 2011

Las cosas por su nombre.

Con los libros que leí y me gustaron me pasa lo que con los buenos amigos o los vinos conocidos: me da mucha pereza buscar otros. Las grandes novedades editoriales no me seducen, y además me mosquea que escritores que van de bordes por la vida aparezcan en plan dicharachero por todas las teles, radios y suplementos varios para hablar de la enésima secuela del libro aquel que sorprendió en su momento pero que, como le pasaba al Tachenko de 'La hora chanante' pues YA CANSA. Viene esto a cuento de que por pereza (o tacañería para no gastar) rebusco en el trastero o en la biblioteca de Campillo de Ranas y encuentro libros que leí hace tiempo, y como tengo buen recuerdo de ellos, pues ¡hale! al metro conmigo, que es donde más leo.
Hace un par de meses escribí una entrada que se titulaba "Hablando se entiende la gente" y en un párrafo del libro que actualmente me acompaña en la línea 10
("Plenilunio", de Antonio Muñoz Molina) viene un párrafo que coincide escandalosamente con lo que intentaba plasmar. Viene a cuento de los pensamientos del personaje, que tiene a la mujer más pa allá que pa acá y reflexiona sobre la forma de llamar a las cosas.
Dice: "Daban miedo las palabras, y para eludirlo se buscaban otras, pero enseguida el miedo volvía a inocularse en ellas, y había que abandonarlas otra vez, sustituyéndolas por otras, por palabras no usadas con las que pudieran comerciar más fácilmente la cobardía o la mentira, la coacción, el disimulo. En el norte, a las matanzas de los pistoleros personas dignas de todo respeto les llamaban lucha armada, y al terrorismo, abstractamente, violencia, y un disparo en la cabeza de alguien era una acción.  De un modo parecido, su mujer no estaba internada en un manicomio, y ni siquiera en un sanatorio, sino en una residencia, pera la residencia estaba en el mismo lugar y llevaba el mismo nombre que el antiguo manicomio..."

Yo hay días que me canso de ver en la prensa y en los supuestos medios de comunicación lo mismo y ya he escrito sobre esto: las consignas las dan unos cuantos en un despacho y ¡hala! a repetirlas a ver si la gente se lo cree. Tenemos encima una papeleta (no solo la electoral) considerable. Los llamados "mercados" la tienen tomada con la deuda pública, dinero que el estado pide a prestamistas para gestionar nuestra vida y que luego (como todo quisque que haya pedido un préstamo), hay que devolver. Lo malo es llegar a un punto en el que necesitas un préstamo para pagar otro que no has podido liquidar. Ese es el momento chungo, porque si te lo dan es porque te van a exprimir hasta las lágrimas del último conducto lacrimal... y si no te lo dan, pues ya sabes: sin casa y en la puta calle.
Tengo la sensación de repetirme: es lo malo de decir siempre lo que uno piensa. Si no tienes una aparición sobrenatural, seguirás pensando lo mismo, seguirás siendo consecuente con tus actos y con la educación que quieras dar, por ejemplo, a tus hijos. Siempre te molestan las mismas cosas a nivel doméstico, laboral o nacional... sobre todo porque se siguen repitiendo circunstancias.
Vds. perdonen, pero estoy un poco espeso. Me pongo de una mala leche considerable viendo lo que nos preparan: no habrá nada intocable excepto sus privilegios. No van a buscar dinero suprimiendo el Senado o quitándoles el dinero a los directivos de las cajas o supuestas organizaciones sin ánimo de lucro que, como premio a su nefasta labor, se han quedado con montones de millones. Su plan es fácil: lo ancho para mí, lo estrecho para tí. Porque yo mando y tú me votas ¡pringao!

Disfruten lo que puedan, porque el 21 de noviembre no se va a arreglar el mundo ni se va a hundir más. Los procesos son lentos: por eso se llaman procesos. Lo inmediato se llama suceso.
Información:
la foto de la portada del libro la he hecho yo con mi móvil.
Los planes de marianico: http://politica.elpais.com/politica/2011/11/16/actualidad/1321476670_720434.html
Algo de pasta (ná, unos milloncejos) para recuperar:
1-http://www.elpais.com/articulo/espana/Urdangarin/era/gestor/cobraba/traves/empresa/elpepiesp/20111117elpepinac_24/Tes
2- http://www.elpais.com/especial/caso-gurtel/
3- http://www.elpais.com/articulo/opinion/lastre/dispendio/elpepiopi/20111115elpepiopi_2/Tes

Imagínense lo que hay por ahí: los ERE del gobierno andaluz, la ciudad de la cultura de Fraga en Galicia; los delirios nacionalistas de los gobiernos catalanes, etc...
y para reírse: http://www.youtube.com/watch?v=iqRBtDf_m9U
Lo dicho: Disfruten

lunes, 7 de noviembre de 2011

Cosas inútiles

A veces la realidad te pone el título en la boca y parafraseando la penúltima entrada, he estado tentado de titular esta: "La mierda el debate"; pero ya sería repetirse.
Desde hace un tiempo intento seguir una máxima que me inventé cuando trabajaba de administrativo y se manejaba papel, muuuuucho papel: la tercera vez que mueves un papel de sitio es a la papelera. Si el papel es importante, se coloca o se procesa. Si no es importante, se queda a un lado. Pero de ese lado tenía que salir para ser procesado o pre-procesado. La tercera vez que se mueve indica que no era importante y su procesamiento ya no era necesario. Así que: a la papelera.

Llevo unos días molesto porque me incordian a todas horas y desde todos los medios de comunicación con una cosa inútil, que se mueve por enésima vez: el supuesto gran debate. Y la clave la ha dado hoy un tipo que ha llamado a una emisora de radio del grupo ABC-onda cero- antonia estrés, que es quien lo emite: el debate sólo les importa a los putos políticos y a los periodistas-acólitos. Se han lanzado como lobos todos los paniaguados que comentan la actualidad (los todólogos como los llamaba mi amiga Marta). Una patética decía que tenía amigos que, al igual que cuando hay un partido importante, quedaban antes a modo de concentración. NO SE LO CREE NI ELLA.
La mierda el debate es el ejemplo más claro y estomagante de que la clase política vive en su propio mundo, con sus expectativas y con sus tejemanejes. La pasta que cuesta organizar este circo la pagamos usted y yo: de cada diputado, los partidos sacan una cantidad legal de dinero que luego manejan como quieren y engordan misteriosamente. De las cuentas oscuras no sabemos nada, claro. De las claras, tampoco: seguimos sin saber cuánto gana Mariano Rajoy, el pobre. Léase el siguiente enlace: http://www.elpais.com/articulo/espana/Rajoy/Miro/cuenta/fin/mes/tengo/problemas/tienen/todos/ciudadanos/elpepiesp/20070421elpepinac_13/Tes
Por el otro lado no tengo nada que decir: Rubalcaba me fue siempre simpático; no por la gracia que tiene (que en algún armario la habrá guardado) sino porque me parecía un trabajador, siempre dispuesto a currar y calladito pero efectivo. Ahora ha decidido sacrificarse por el PSOE y llevarse en su rostro la hostia monumental que le pega la sociedad al inútil e iluminado Zapatero. Me decían gentes bien informadas que el partido contaba con perder estas elecciones pero que no quería quemar a futuros dirigentes de peso, como por ejemplo Carmen Chacón o Trinidad Jiménez. ¿Estos tipos son tontos? Ni la Chacón ni la Trini van a ser nunca nada relevante a nivel político. Son otra de las ocurrencias del de León, que ahora se va a vivir tranquilamente con un pedazo de pensión por haber "trabajado" 7 años como presidente del gobierno. Esa pensión, se la pagamos usted y yo. Y mientras, la gente pasándolas canutas.
¡Echésmoles! No votes en blanco, no te abstengas. Vota a un partido minoritario (UPyD o IU) que pueda forzar a alguno de ellos a negociar soluciones reales para la gente de verdad. A la porra vuestro debate y a la porra vosotros, mafiosos, que lo único que queréis es seguir ocupando la poltrona o desbancar al otro para poneros vosotros y mangonear más a favor de vuestros amiguetes.
Echen un ojo (si quieren y pueden, claro) a: http://rosamariaartal.com/



Está muy bien escalonada la secuencia con la que nos están estrangulando cada vez más.

Disfruten lo que puedan; las tardes lluviosas dan para mucho. Ya les contaré.

lunes, 17 de octubre de 2011

Luis Martínez Gil, el Señor Luis.

Esta es una entrada muy particular, y solamente algunos entenderán el porqué de hacerla. A veces, con los años, uno parece volverse filósofo y relativizar las cosas. Por otro lado, precisamente por causa de la experiencia, uno aprende que cada cual está en su sitio. Se puede vivir nadando y guardando la ropa, se puede vivir lamiendo culos o se puede uno enfrentar a la vida, a los poderosos, a los malos (¿por qué no decirlo?) y por consiguiente llevarse hostias, que te partan la cara y a veces algo más. Pero te vuelves a levantar, aprietas los dientes, te cagas en sus muertos y sigues tirando porque la vida es bella pero es muy dura. Y la esperanza es lo último que se pierde.
Ya sé que hacía muchos años que no jugábamos al ajedrez (nadie como él para mover la reina dándote leñazos y diezmándote tus defensas), pero aún recuerdo que me felicitaste cuando de tres partidas gané una e hicimos tablas en otra. Con el dominó nunca hubo manera...
No se me olvidarán nunca las charlas que teníamos a última hora de la tarde durante tantos veranos, en la que me contabas anécdotas de la guerra. Parece que te estoy viendo colgando mandarinas con un hilo en un arbusto y luego vacilar a los turistas, diciéndoles que probaran, que era un cultivo especial de la zona. Y ya no te digo, las técnicas utilizadas para "disuadir" a perritos mal educados de que aquella calle no era sitio para que vinieran a aliviarse.
Luis Martínez nació en Tabernas, Almería. Con 17 años, se enroló con Durruti y estuvo pegando tiros en la Universitaria de Madrid. Anda que no pasó frío. Después, traicionado como todos los anarquistas, les relegaron a Aragón, para acabar en la batalla del Ebro. Antes de morirse Franco fue él el primero que me contó que al abrir las compuertas del pantano de Mequinenza, las aguas y todo lo que arrastraban se llevaron por delante a cientos de soldados republicanos. Pero eso era algo oculto, que no pegaba con las historias oficiales. Al acabar la guerra, pasó por un batallón disciplinario. Trabajó en la construcción del Bernabéu, ya ves, codo con codo con los que tuvo enfrente en las trincheras. Y en los 60, harto por enésima vez, con tres hijos y la Sra. Matilde, se fue a Francia a trabajar y cambiar de vida. Vivían en la calle de Juan Antón, mira por dónde, a un paso de donde nosotros vivíamos en Madrid.
Mañana le rinden el último homenaje en el cementerio de Saint Maurice de Beynost, no lejos de Lyón. Y como dice su hija pequeña: "Pas d'eglise", que los curas nunca le cayeron bien. ¿Por qué sería...?

Saint Maurice y Madrid están muy lejos, pero estaremos siempre muy cerca, Sr. Luis.

Paqui: gracias por la foto.

lunes, 10 de octubre de 2011

La mierda la boda...

Es que hay veces en las que uno pasa de la corrección o de parecer más o menos educado (que yo también me eduqué enfrente de un colegio de pago...) y no le da la gana dar vueltas al título, porque es lo primero que surgió y porque además es lo mejor define lo que uno siente.
Yo no hablo del grémlin y el funcionario y todo el rollo que los cobistas, pelotas, rastreros e interesados (prensa teóricamente seria incluida) han estado montando con el tinglado. Yo, personalmente, a todo aquel que se casa le deseo lo mejor, pero es que este espectáculo rancio (por viejo), casposo y retrógrado, con los representantes de esa nobleza española que no sirvió jamas para modernizar el país ni para mejorar la vida de los demás me ha dado asco; y dicho esto, pasamos a la mierda de la boda (con perdón).

Resulta que en Robleluengo, y desde antes de la puesta en marcha del reciente plan de desarrollo de la comarca, con declaración de parque natural incluida, hay un hecho que se repite con demasiada frecuencia últimamente: las bodas en la pequeña iglesia del pueblo. Para casarse allí hay dos vías:
1-  contratar la boda a través de una empresa que hay en un núcleo próximo o
2-  contratarla a través del cura adjudicado (me imagino que por el arzobispado de Sigüenza).
En las bodas, ya se sabe lo que pasa: los novios están a lo que están y entre los invitados hay quienes consideran que pueden y deben comportarse como energúmenos. Una tradición, de origen indio al parecer, consiste en arrojar a los novios un puñado de arroz. He de reconocer que yo he gamberreado y he tirado (a dar) fideos y hasta macarrones, pero en el pueblo, el arroz que no se barra se lo comen los pájaros y las hormigas. La boda se acaba, los novios y los invitados (con energúmenos incluidos) se piran a emborracharse al restaurante con el que han contratado el banquete y allí se quedan todas las porquerías modernas que han tirado: confeti, restos de petardos, pétalos de papel o de tela, corazoncitos de papel aluminio que vuelan y vuelan... material no degradable y desagradable. ¿Quién limpia toda esa porquería...?
Pues también hay dos opciones:
1-  la empresa suele mandar (al día siguiente o al otro) a una persona a barrer y llevarse todos los restos.
2-  la otra opción es la que me enciende: nadie. Cuando los novios contratan la boda aparte de la celebración, el señor cura (que cobra lo que cobra) pasa de mandar a nadie a limpiar eso; y ¿qué pasa? : pues que los vecinos se remangan, cogen sus escobones y se ponen la limpiar la porquería que han dejado otros.
A mí, mi madre siempre me dijo que "no es más limpio quien más limpia, sino quien menos ensucia" y no entiendo la obligación de manchar algo tan bonito, tan cuidado y tan querido como es nuestra plaza y nuestra iglesia (nuestra sí, que pagamos la luz los de la asociación, no el arzobispo).
Hay gente que viene al pueblo a la boda desde más de 100 kms y resulta que son incapaces de dejar el coche fuera del pueblo y pretenden llegar hasta el mismo altar, dejando el coche en la plaza y saturando el espacio público. Además de hacer ruido, tocar la bocina y salir despendolados, tiran porquerías y se van. El negocio se lo llevan otros y la limpieza la hacemos nosotros... ¿para qué quieren los vecinos bodas?

De momento, yo voy a pedir a la asociación que el ayuntamiento de Campillo (o la asociación) ponga una señal de tráfico de "circulación prohibida" y como poner carteles en la puerta de la iglesia no sirve para nada porque o no saben leer o no entienden el castellano, pido una acción decidida por parte del ayuntamiento: que cobre una fianza por la limpieza. Si no limpian, que se quede la tela el ayuntamiento y lo use para dar un salario a alguien del valle que lo necesite.
Solo sé que cuando llegue la primavera y hagamos la limpieza me acordaré de todas las putas bodas que han dejado nuestras rejillas y desagües llenos de papelitos, confetis y demás porquerías...
como vuelvan a dejar la plaza sucia...http://www.youtube.com/watch?v=2Vss3avr0cs



Disfruten.

viernes, 30 de septiembre de 2011

Tiempos difíciles,dicen.













"Debido a la situación de crisis económica...", manida frase que sirve para un roto y para un descosido, que no vamos a dejar de oír pese a todo lo que llevamos oyéndola, sigue siendo utilizada por los dirigentes de la cosa política a nivel nacional, regional y local.  Ahora, ellos , los que mandan, los que ostentan la representación popular (porque les votan), los que no la han visto venir (Rodrigo Rato en el FMI, o Zapatero y Solbes cuando la negaron y luego hablaron de "aterrizaje suave") ahora, ellos, dicen lo que tenemos que hacer. Yo, con perdón, me cago en todos ellos. La clase política española, con honrosas excepciones que ahora no recuerdo, no solo no sirve para arreglar los problemas, sino que se ha convertido en UN PROBLEMA. Ella, en sí misma.
Los dos grandes partidos, el PP y el PSOE (en el orden que quieran) son dos grupos mafiosos con su propias familias, intentando pillar el poder y la pasta como sea. Si hay que mentir, se miente; si hay que decir una gilipollez, se dice; si hay que matar, se mata. Les importa un pimiento (morrón o no) la situación de la gente normal, de la que confió en unos gestores que se han convertido en mangantes, en poltroneros que no quieren soltar el negocio de sus vidas. Y si no, vean la foto, lo sonrientes que están, por no hablar de la despedida a Zapatero en el Senado, que solo faltó pedir "¡que se besen, que se besen...!" como en las bodas. Según voy escribiendo, me voy poniendo de mala leche.
El presidente del gobierno va a vivir el resto de sus días a costa de sus casi ocho años de "trabajo"; una pensión vitalicia por haber sido presidente del gobierno. Él y los anteriores, claro. Dan charlas, escriben y cobran.  Los diputados, aparte de su sueldecito, sus dietas, sus tarjetas para pagar transportes, sus teléfonos, despachos y menús a buen precio, se despidieron del "curso político". Y para compensarles, cobran un finiquito. Pobres.
Algunos, como el ex ministro del Interior Acebes, del Opus Dei, y de nefasto recuerdo por su gestión tras los atentados del 11 de marzo, cobra una pensión por haber sido diputado, por haber sido ministro y además sigue currando en empresas vinculadas a la "Obra".
El "ejque" Bono pilla como 12.000 euros al mes, sumando pluses, dietas, gastos de libre disposición...
Ministras tan inútiles como la "miembra" Bibiana Aído, está enchufada en la ONU en una oficina de vigilancia de la presencia de la mujer en medios de comunicación, cobrando 200 y pico mil euros al año. Claro, que la ONU paga de lo aportan sus países miembros... Y luego otras andan pendientes de "colocarse" en organismos europeos a cobrar un sueldazo, que ya se sabe que la vida en Bruselas o Estrasburgo es cara. Eso si vivieran allí, claro, que van y vienen en avión que también les pagamos.
Han hecho el paripé (la foto es prestada de www.heraldo.es) de hacer públicos su patrimonios y sueldos.. y se "olvidan" de pluses. Los concejales de cualquier ciudad española, en la primera reunión de las nuevas legislaturas, pactaban subirse el sueldo un pellizco. Luego se lo pagamos los demás. Las deudas de los ayuntamientos no monstruosas, las de las autonomías ni hablamos (vergonzoso lo de Cataluña, que quiere recortar en los servicios a los ciudadanos y suelta 200.000 euros a partidos políticos, sus juventudes incluídas) y el estado...¿cuánto cuesta el desfile del día 12 de octubre? ¿cuánto gastan los F-18 en el ratito que sobrevolaron Madrid ayer? ¿por qué no lo dejamos por este año?
Y tienen la jeta de decirme que tengo que hacer sacrificios, que me tienen que bajar el sueldo, que la atención médica va a ser una porquería porque van a bajar los sueldos y los equipamientos y que la educación que van a dar a mis hijos ... ya veremos, porque los maestros son unos vagos y no quieren currar. Así que el que quiera salud y educación (y seguridad, y transporte, y comida...) que se lo pague. Y para muestra, un botón: el rey dijo ayer que tenemos que hacer muchos sacrificios.
La foto la he sacado de www.eljueves.es.  Es genial.

¿Hablamos de los políticos? echen un ojo, dura 40 y tantos minutos pero merece la pena.

http://www.lasexta.com/sextatv/salvados/completos/salvados__domingo__25_de_septiembre/501473/1

Disfruten de este "veranillo", a ver si llueve que el alcalde de Madrid, aparte de sueldazo, reforma del Palacio de Cibeles, deuda eterna, aspiraciones olímpicas y aspiraciones políticas, NO HACE NADA contra la contaminación, excepto cambiar las estaciones de medición para que los resultados no alarmen.

nota: la foto del encabezamiento es de elmundo.es

martes, 13 de septiembre de 2011

Formas de decir las cosas.

Decía mi amigo Javi que la mejor forma de empezar una buena relación con el vecino del adosado, y ver el primer día que el niño se balancea como un simio en la valla de separación, no es decirle al rapaz:  "Niño, ¿por qué no te columpias en los cuernos de tu puta madre?". Aunque lo pienses, se debe uno acercar a él y con voz firme y amable decirle que no lo haga y que vaya a buscar a su madre. A mí, me ha dado buen resultado (hasta ahora) pedir el cese de actividades molestas de forma firme pero educada. También es verdad que no he tenido especímenes raros como vecinos. En todo caso, algún visitante que se emborracha y grita, pero es de vez en cuando. Un "buenos días" antes de dar un toque a alguien o un "por favor" ayudan mucho; lo que pasa es que son palabras en desuso o mal vistas. Por no hablar del estúpido "lo siento" que dicen los niños de ahora, en lugar de nuestro sonoro "perdón", fruto sin duda de tanta serie tonta y mal traducida.

Viene esto a cuenta de las formas de decir las cosas. Todavía recuerdo a la Chacón, la ministra del "Viva España" más falso que ha dado nunca un ministro (esa cara de asco con la que pidió: "Capitán, mande firmes.." cuando tomó posesión del cargo), esta acuñó eso de que los soldados españoles en Afganistán no están en la guerra, sino en "misión de paz en zona de conflicto".
Hay una tendencia a querer enmascarar las cosas, algunas de las cuales tienen un nombre sonoro, pero que por mor de lo políticamente correcto, acaba siendo sucintamente gilipollas. Y eso, sin mirar hacia lo de duplicar el genero para todos y todas. El castellano, al igual que toda lengua o código de comunicación tiene una función llamada "económica" (que también debe de estar en crisis...) y que consiste en dar la mayor cantidad de información posible con el menor número de elementos. Y esto incluía el plural genérico. Ahora, una panda de politiquillos deciden cómo debo hablar y escribir. Y una mierda.
 Recuerdo en los años de la transición, cuando para alejarse del franquismo y fardar de demócrata, moderno y solidario estaba mal visto decir Vascongadas y había que decir "Euskadi", palabrejo acuñado a medias entre "Euzkadi", en vascuence y la pronunciación fácil castellanizada. Igual pasa con la "parla de los vascos"; resulta que para no parecer un cavernícola, no debo decir vascuence ni vasco, tengo que decir "euskera". Y no sé por qué, porque debería escribirse "euskara", según algunos periódicos. Si alguien me lo puede explicar, lo agradeceré.
Ejemplos de esto hay muchos. Las razas/etnias; los negros subsaharianos/afroamericanos (y si ha nacido en Chamberí, ¿de qué raza es, aparte la humana?; los moros forman parte de mi historia y de mi "raza"; ¿y tengo que decir musulmanes?, pero si nacieron aquí!; los nativos americanos, los aborígenes... Yo soy nativo y aborígen de Madrid, ¡coño! y ciudadano del mundo.

Me fastidia especialmente lo de los topónimos y una regla básica de concordancia: si se habla en un idioma, úsense los topónimos en ese idioma. Los supuestos representantes del pueblo deciden en una votación, cogidos por las pelotas por los nacionalistas, que el estado debe utilizar las denominaciones que ellos deciden: el PP se bajó los pantalones con Pujol y el PSOE con la secta del PNV. Claro que la pasta que cuesta esto no la pagan ellos de su bolsillo. ¡Pobrecitos!
Y hablando de decir, hoy se despedía Zapatero del Senado. En un tono muy amable con sus colegas políticos, se han deseado lo mejor, y lo han dicho amablemente y en castellano. Tanto sistema de traducción de lenguas vernáculas (otra palabra que no hay que decir) y se lo han dichos todos todo en castellano. En el fondo, son todos las misma caterva, una panda de privilegiados, que viven en su mundo... por eso, han caído en la cuenta AHORA de que no se puede gastar más de lo que se tiene, de lo que se gana o de lo que a uno le pueden prestar. Por eso, ahora, recortan los suelos a los demás y quitan servicios públicos y los venden (AENA, y ya veremos que pasa con EFE); ahora van de ahorradores como la Cospedal en Castilla La Mancha, que se hace cruces de la deuda y sube el sueldo a sus colaboradores.
Los idiomas deben ser para entenderse, formar parte de las señas de identidad de cada cual, pero no se deben utilizar como arma o método de discriminación. Y de esto también hay ejemplos para aburrir.

Vd. lo pasen bien.

lunes, 8 de agosto de 2011

Buenas buenas y malas buenísimas

No piensen que me se me ha lenguado la traba ni que me he vuelto loco al intentar hacer una lista de oprobios de los políticos gastándose nuestro dinero en memeces indecentes (la Cospe, tras tanto chillar, sube el sueldazo a sus asesores; el gobierno regional catalán cierra hospitales y abre embajada en Brasil; la Espe sube el billete de metro otra vez, pero los colegios abren gratis para asistentes a ciertos eventos; el gobierno regional asturiano sube la partida de dinero para partidos porque ahora son cuatro en vez de tres y así no pierden pelas ninguno; y los parlamentarios y senadores de vacaciones, para ahorrar luz, ¿no? porque otra cosa no se me ocurre...); bueno, al lío, que me lío y me pongo de mala leche y me sube la tensión.

Decía que no me he atontao (más allá de lo habitual en mí) con el juego de palabras y he pensado en escribir sobre ciertos iconos de mi infancia (para algunas cosas yo he sido muy precoz; para otras, no hay manera) y de mi primera juventud, que con el paso de los años se han ido adaptando a la evolución de los tiempos.
Yo creo que mi primer icono fue Diana Rigg, la buena buenísima de "Los Vengadores", una serie de la tele en blanco y negro en la que ganaban siempre los buenos (No como ahora, en "The Wire"). El caso es que había un tonto con un paraguas (que era el bueno) que quitaba protagonismo a mi musa. Las ventajas de estos tiempos es que empiezas a rebuscar en internet y te encuentras hasta el fotograma ese que se ha quedado grabado a fuego en la memoria. ¡Qué cosas! Y pongo esta foto, porque otras ... ejem, ¿cómo diría yo? estimulan más de la cuenta ciertas parcelas de la imaginación. Y eso que estábamos en los 60, aunque no sé de qué me extraño si mi hijo el pequeño gualtrapea por internet lo que le da la gana y se parte de risa con el Rancio y las guarrillas de "La que se avecina" y tiene localizadas páginas con fotos de las actrices. Y yo me pregunto ¿a quién habrá salido?
Hay un cierto tipo de villanas, malas, mu malas que son las de Disney; yo me quedo con tres: Cruella de Vil, la bruja de la Bella Durmiente y la reina de Blancanieves. Cruella era patética (me recuerda a Estella Reynolds)  y la bruja, bueno, tenía una cara triste que causaba risa; pero mi favorita era la de Blancanieves; era una interesante madurita, vestida de  negro y con una especie de capucha estilo "fetish" que ya quisiera alguna que le sentase tan bien como a ella; luego ya se sabe: la edad y los conjuros...
Luego hubo malas, pero malas como la carne de pescuezo, como la enfermera Ratched, de "Alguien voló sobre el nido del cuco", pero no me ponía nervioso, además era para mayores de 18 y de aquella, un portero de un cine era una autoridad equiparable a un conserje del barrio de Salamanca o a un picoleto con bigote reglamentario.
Otra mala, mala era la hija de Fu-Manchú, un chino malvado que hacía la competencia a Fantomas; su hija salía poco, pero cuando salía desollaba a latigazos la espalda de alguna esclava... lo que yo decía: imaginación al poder.
También tengo por ahí una ristra de malas, como la marquesa de Merteuil (Glenn Close, de "Las amistades peligrosas"), pero que llevaba mucha ropa. También hay otras que son malas, pero no mucho, o son buenas equivocadas, como Vampirella,  que inquietaba mis siestas (¡bufff...ese modelito!) siendo yo no tan enano y una de mis favoritas: Catwoman (la Pfeiffer, por favor)...ese traje ajustado, negro, brillanteeee... y el ronroneo, ¡uf!, gatita, gatita, bsbsbsbs, pero ¡ojo! ¡que araña!




Luego, la iconografía cinematográfica se actualiza y surgen algunas que, pese a no alardear del vestuario ese que más me turba, tienen unas miradas que lo dicen todo; incluso en segundas partes, que  hay que ver lo que son capaces de conseguir con un cruce/descruce de piernas. (Véase al estilo Barrio Sésamo:  izquierda/derecha).
Y en un pequeño aparte, en estas de malas, buenas y buenas buenas, hay una a la que nunca le vi la gracia (pese al rollo de cuerda que lleva), más allá de imaginar qué ruido harían  sus pechos al colocarse el corpiño, es la Wonder Woman (que debería llamarse wonderbra woman, ya saben por qué).


Es evidente la atracción del abismo, y uno no es de piedra, porque sean sinceros:
¡¡¡ ¡¿quién va a querer ir al cielo con San Pedro si el demonio en el infierno es Liz Hurley vestida de látex rojo???!!!!


Disfruten, que es verano y para ayudarles a descansar, yo dejo de escribir... o no, que ya se sabe, uno es humano y puede desdecirse... ¡uff...! ¡infierno! ¡allá voy!

Y las imágenes las he cogido de por ahí, en el tío ese de gafas que todo lo sabe y todo lo tiene, el gúguel ese.






miércoles, 27 de julio de 2011

Memoria y lástimas

Dice la wikipedia (que sí, vale; que no es fiable al 100% para labores investigadoras pero que sí atina en la "cosa" general) que el templo de Éfeso, considerado como una de las maravillas de mundo, fue destruido por un incendio provocado por un fulano el día 21 de julio del año 356 a.C . 
Prescindo de la exactitud de la fecha, puesto que no llevamos el mismo calendario en este planeta ni siquiera en el siglo XXI, y de hecho, la Revolución de Octubre ni siquiera fue en ese mes, según qué calendario se siga.
Según la historia, el único fin que perseguía el tipo que quemó el templo, era lograr fama universal e histórica a cualquier precio. Pues que se fastidie, que yo no sé quién era y no pienso investigarlo.


Lo mismo con el ultra de los atentados de Noruega. La lástima es que se empeñen en dar su nombre y en ahondar en sus aspectos más naturales, como las fotos de cuando era niño. Ojalá le juzguen los civilizados noruegos por crímenes contra la humanidad y se coma 30 años de trullo (civilizado y noruego...) por malnacido. Ahora varias lástimas: 
1- lástima que no pueda estar más años en la trena;
2- lástima que no los pasara en algún penal que tengo yo en mente;
3- lástima que pueda alguien comprar 500 kgs de explosivos y no se entere nadie;
4- lástima que lo que se me metió para el cuerpo no le causara un fallo multiorgánico y se hubiera muerto entre terribles dolores antes de provocar tanto daño.
5- lástima que su careto sea publicado en todos los periódicos.


De todas formas, algunos analistas (o todólogos de las tertulias) se hacían cruces porque solo iba a estar 21 años en la cárcel. Total, si aquí a los etarras se les condena a miles de años y salen enseguida... o ¿alguien necesita nombres?


Solo puedo solidarizarme con los noruegos, un pueblo inteligente (no quisieron entrar en la Unión Europea para que nos les esquilmaran sus caladeros los pesqueros españoles) y que administra con encomiable rigor y decencia su riqueza natural, incluyendo el petróleo y el gas natural. De hecho, la población considera que sus políticos son decentes y próximos. 
Igualito que el consejo directivo de la CAM que se autoconcedió créditos al 0 % ...y un detalle: esos préstamos los autorizaba el gobierno autonómico de la comunidad valenciana. 


Disfruten, que es verano.

martes, 19 de julio de 2011

Una fecha como otra cualquiera...

Como otra cualquiera... eso quería yo, tanto, que he esperado un día a escribir sobre la fecha de referencia. Hace nada menos que 75 años del 18 de julio de marras, el de 1936. He pasado de contestar encuestas sobre si está o no superado. ¡Qué coño va a estar superado! Todavía están vivos muchos que sufrieron a cuenta de la rebelión de los militares africanistas  y de los que no estaban dispuestos a soltar el mango de la sartén, por ejemplo, la iglesia y la educación.
Y no solo es que a uno le cuenten batallas sus abuelos. La puta guerra ha formado parte de la educación de todos nosotros, porque aunque no la hemos vivido o más exactamente, no hayamos oído sus tiros, no nos dejaron olvidarla y sobre todo, los que la ganaron  no dejaron que se olvidara que ellos habían ganado. De lo que hicieron después...de eso ya no había tanta propaganda. ¿Realmente era necesario tanto odio y tanta venganza durante tanto tiempo?
No me cuenten trolas, que el puto 18 de julio fue fiesta nacional en este país por obligación, e incluso a la paga extra de verano se la llamaba por la dichosa fecha. Menos mal que se cambió la obligatoriedad de la celebración, pero seguirá siempre ahí: como el 2 de mayo o como otras; es una fecha que significa mucho sufrimiento para todo el mundo. La fecha no hay por qué olvidarla, siempre se va a repetir. Y yo no soy partidario de los olvidos (seguramente por deformación profesional, muchos años de documentalista...) así que este viaje (o entrada que lo llaman) paso de fotos.
Os adjunto algo irrepetible: unas notas que escribió mi madre acerca de esta fecha. Son las "batallitas" de la abuela, así como suena. Están escritas por una mano que dejó el colegio a los diez años (1936, qué casualidad), que tuvo que refugiarse en el metro de Tribunal cuando bombardeaban, que tuvo que andar con su hermano pequeño de la mano, yendo de cárcel en cárcel para llevar un pequeño paquete de comida a su padre. Tuvo que pelear y sufrir mucho y las pasó canutas, como todos nuestros padres y abuelos en unos tiempos muy difíciles.
No es cuestión de arreglar cuentas, puesto que nos quedan muy pocos vivos y (como dicen en las residencias) "todos aquellos de más de 75 años, son colegas, porque son supervivientes". Pero no me da la gana olvidar, por eso apoyo a los que quieren desenterrar los cadáveres de sus familiares, olvidados por obligación y por imposición de unos pistoleros amparados por el régimen. Y, sobre todo, no soporto que algunos malnacidos pongan excusas para que esto no se haga.





Disfruten, que ya es 19 de julio...

lunes, 4 de julio de 2011

Llegó julio...

Ya hace muchísimo tiempo que no espero con ilusión el verano. Cuando era estudiante (la verdad es que el año pasado también estuve empollando), ansiaba la llegada del verano. La primavera no existía porque era una estación que se diluía entre exámenes, trabajos y alergia que me alejaba de los parques, para cabreo de una novia mía a la que no gustaba el cine (dentro del cine yo no estornudaba).
Sé que la gente que sufre de los huesos (como mi chache) ansía el calor para aliviar sus dolores, pero yo ando cabreado casi permanentemente.

El calor no me deja dormir, me despierto con la almohada empapada en sudor, los paseos hasta el metro se convierten en insufribles travesías del desierto, la ropa me la quito empapada; la pelea por el aire acondicionado en el trabajo causa más divisiones que las arteras maniobras de la dirección de la empresa, la siesta no es una agradable cabezadita sino otra obligación...solo lo aguanto si puedo estar en remojo. Me meto en la piscina y como si estuviera en un barreño. Huyo de la playa en verano y me refugio en el pueblo, como las lagartijas en las pizarras. Allí, por el día aprieta manolo pero por la noche hay que entornar la ventana e incluso taparse con el edredón. Creo que me equivoqué de latitud porque cada vez me gusta más quitarme el frío que el calor: con un buen forro y calzado, caldo y un buen café, yo encaro mis labores sin problemas. Pero es que no puedo llevar gorra, abanico y cantimplora durante tres o cuatro meses. Siempre que sueño con que me toque la primitiva (magnífica campaña la de este verano http://www.youtube.com/watch?v=_zW04c0s2kg ), pienso en lo que tiene que molar presentarte en un mostrador de facturación del aeropuerto de Barajas con dos pares de esquíes, y viajar a Bariloche o a otra estación de esquí de los Andes; ya me entienden: solo por vacilar al personal que se queda aquí, con la fresca de Madrid de julio.
Agosto es otra cosa: la mitad del personal (que es mucho), se pira de la ciudad. Se puede circular, APARCAR, ir al cine, restaurantes, de compras... Recuerdo los agostos de esta ciudad invivible en los años 70, cuando te cerraban la panadería, el quiosco, el mercado, e incluso se editaba una guía para comer de menú durante agosto porque cerraban casi todos los restaurantes (de ahí la expresión "hacer el agosto"). Esas alarmas nucleares ya no existen, empezando porque antes se iba la banda un mes y ahora quince días como mucho. De todas formas, se nota.
Luego viene septiembre; eso ya me gusta más. Aunque el sol pica todavía durante un período que suele venir justo después de cerrar las piscinas, las noches son más largas, se refresca algo el ambiente, hay menos gente si vas a la playa... claro, que te pueden tocar las tormentas de Levante, la gota fría y esas cosas que, si te pillan en Baleares, te hacen sentir lo que es la insularidad, o sea, lo de no poder huir.
En fin, cada uno lo pasa como buenamente puede. Recuerdo los veranos en mi casa, buscando el chorro directo del ventilador, aguantando con la casa a oscuras (el aire acondicionado era una entelequia como ir a Marte ahora mismo), viendo LA tele, esperando a que aflojara la canícula, leyendo tebeos una y otra vez, y de vez en cuando, íbamos a la piscina municipal; o si no, al río. Para que luego digan algunos puristas que la vida moderna es anti-no-sé-cuántas-cosas.


Disfruten, que el verano es largo como un día sin pan o un domingo sin salir.


Nota: las fotos son mías. Lo digo por esos que investigan y cuyo jefe puede acabar en el trullo. Ya saben...

martes, 31 de mayo de 2011

Caminantes y caminos.

No fue Serrat, sino Machado quien dijo aquello de

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

 Debe ser que Machado conocía los valles de la zona de la arquitectura negra y sabía que caminos, lo que se dice caminos aptos para algo más que una mula, no hubo hasta hace relativamente poco. Los valles tienen una sola entrada, el duro clima condiciona el acceso y el relieve hace lo demás. Los llamados caminos de herradura eran la única forma de comunicación de los pueblos entre ellos y con el punto más civilizado: Tamajón. Incluso hoy en día, esta es la localidad más próxima a la "civilización". Tiene panadería, médico, farmacia... casi nada en estos tiempos. 
El acceso principal, la carretera que construyó el Canal de Isabel II, está siendo remodelada actualmente. Ello supone unas obras de ampliación que se llevan por delante piedras y árboles, lo cual es una curiosa forma de celebrar que la zona haya sido declarada parque natural. A unos dos kilómetros, en la zona conocida como "Ciudad Encantada", hace tres meses que se han cargado árboles que tendrían más de 40 años, que habían crecido pegados al camino luego reconvertido en carretera. Esto se supone que es por el bien de todos (de todos los que vamos o venimos por esa carretera) pero no deja de extrañarme que coincidan en el tiempo la declaración y la obra. ¡En fin!
Alfonso XIII pasó por Las Hurdes y merced a esta visita se dio a conocer esa comarca extremeña. Como dice Emilia, por Robleluengo no pasó porque no lo habría encontrado, y desde luego la situación no diferiría mucho del enclave extremeño. Un terreno áspero y pobre; un entorno aislado y un clima durísimo que hacían que la vida fuera un auténtico valle de lágrimas, hasta que el desarrollo del ferrocarril de Madrid a Zaragoza y la construcción de la estación de Humanes facilitaron una apertura que hasta entonces había sido mínima.

En los años 30 comenzó la construcción de la presa de El Vado y eso supuso que muchos habitantes de la zona fueran a trabajar allí, que los jornales ayudaban a aliviar las penurias que se sufrían. Va camino de cien años de aquello, pero un jornal de 5 pesetas diarias era un señor jornal, sobre todo porque en Robleluengo (que es el caso que yo conozco), se vivía de lo poco que daban los huertos,  de la cosecha de cereal y de lo que aportara el ganado. La obra no supuso la mejora de los accesos hacia los valles y la cosa siguió más o menos igual: caminos entre núcleos bordeados por vallas de pizarra. Algunos de ellos han estado cegados por la maleza y algunos se están recuperando por el tesón de los vecinos que han limpiado y recuperado los senderos.
Y ahora, paseamos tranquilamente y comentamos lo bonito que está... pero por esos caminos los chicos del lugar iban al colegio que estaba en Campillo de Ranas, a pasar frío en invierno porque solo había un brasero y se lo arrimaba el maestro, claro. Luego en primavera ese camino ya no lo recorrían porque los niños tenían que trabajar, cuidando ganado principalmente. Esos caminos se recorrían a pie para ir hasta el hayedo de Tejera Negra en verano, llevando ganado, a una zona conocida como “Los cuarteles” y que eran entonces propiedad de los ganaderos de Robleluengo. Por esos caminos las chicas del lugar llevaban de las riendas a las mulas para llevar el trigo a moler a los molinos del Pozo del Aljibe, o de Bocígano, o de Umbralejo e incluso al de Peñalba, que era más lento por el poco caudal del agua. Con la mula cargada había que ir y venir en el día que (ya se sabe) de noche, todos los gatos son pardos, como les pasó a Emilia y a Maximina en cierta ocasión allá por el 42 en que se les echó la noche encima y el camino de vuelta se convirtió en una aventura que ya quisiera Indiana Jones. Otra ruta, que hoy pone los pelos de punta aunque sea en bicicleta, era la de ir hasta Cantalojas y volver en el día. Claro, que el comienzo ya era heroico: al amanecer en el Collado de la Vieja. Por esos caminos había que ir andando o en mula a coger el autobús en Tamajón o a buscar al médico: ver si estaba, lo primero; ver si podía atender al enfermo del cual le llevaban recado después y por último, y más importante si el médico llegaba a tiempo de poder hacer algo útil.
Esos caminos eran recorridos antaño también por las pobres viudas del lugar, que sin marido que las mantuviera (eran otros tiempos, claro), se desplazaban en burro hasta Sacedón Viejo (cerca de Tamajón) para recoger tierra de blanquear, y luego otra vez de vuelta, la llevaban hasta Peñalba a cambiar: una arroba de tierra por una arroba de patatas (11’5 kgs pesa más o menos una arroba).

Esos caminos difíciles, a veces impracticables, eran la única conexión que había con el exterior, y que durante muchísimo tiempo se limitaba a Tamajón. Por estos pueblos no subía nadie a vender, por lo que había que contar con los medios propios; como cuando se mataba a un cochino de 8 arrobas y con lo que se sacaba se debía comer todo el año. Algunos intrépidos se bajaban hasta Tamajón y luego subían con una carga de garbanzos o vino para vender en el pueblo. Incluso algunas expediciones se bajaban hasta Fuencarral (entonces municipio independiente de Madrid); allí vendían los huevos y se volvían con tesoros como aceite o jabón.
 
Esos caminos no se pueden perder, hay que mantenerlos vivos y no hay mejor manera de hacerlo que recorriéndolos... pero no en quad ni en coche ni en moto; lo mejor, andando y sin hacer ruido.
Solo espero que la mejora del trazado y del firme de la carretera no suponga que los habituales y los ocasionales circulemos más deprisa. Disfruten.



Mi agradecimiento a Juana Hombrados y a Emilia Peinado, por el tiempo que se tomaron en explicar a un urbanita como era la vida en Robleluengo.


http://www.pueblosarquitecturanegra.es/

domingo, 29 de mayo de 2011

Se acabó la campaña, ¡pringaos!


Deporte municipal

Hay un chiste fabuloso en el que un tipo muere y como ha tenido una vida así, así, pues le da San Pedro a escoger si quiere ir al cielo o al infierno; el tipo decide probar primero el infierno y se encuentra que el infierno es un campo de golf precioso, lleno de chicas guapas y un tipo encantador (el diablo) que invita a whisky continuamente. El tipo después prueba en el cielo y se encuentra un banco de mármol, frío por supuesto, rodeado de una bruma blanca y en silencio. A los diez minutos el tipo lo tiene claro y decide pedir el infierno. Entra por la puerta y dos horribles enanos le crucifican contra un tronco seco, en un desierto espectral y con un demonio de aspecto asqueroso que le va a clavar un pincho en un ojo. El tipo grita:" Pero esto no era así ayer...!", y el demonio le contesta: "Ayer estábamos en campaña..."

El domingo pasado hubo elecciones; hizo buen tiempo y la zona del río Manzanares, (esa que ha costado tan poco dinero que van a estar los madrileños pagando a las constructoras con las que el ayuntamiento se entrampó unos...mil años) estaba llena de gente, disfrutando de los nuevos espacios, y los niños jugando en unos campos de fútbol chulísimos, de hierba artificial y en unas canchas de baloncesto y fútbol-sala, con sus rejas para que los pelotazos no molestaran a nadie. Los padres podían ver a los chavales jugando y pasándolo en grande, pero el domingo pasado era el de las elecciones.

Haced deporte, dicen...
Hoy, las canchas estaban cerradas con candado; en el campo de fúbol hay un cartel informando de los precios, bien para fútbol-7 o para fútbol-11.  En un domingo como hoy,  muy agradable, este es el panorama que se han encontrado los niños que querían jugar: candados con cadenas. Esos que tienen que combatir la obesidad infantil jugando; esos que tienen que desarrollar los valores sociales asociados al deporte, a la sana competición, eso que llena la bocaza de los politicastros que salen reelegidos porque la gente no tiene el valor de echarles. Menos mal que algunos chavales no se han cortado /una cizalla habría querido tener yo) y se han colado por todo el morro por debajo de la puerta.

Desde hace unos años, en los descampados de la Casa de Campo que utilizábamos cuando éramos chavales para jugar al fútbol, el ayuntamiento se dedica a vallarlos y replantar con montones de encinas y arbustos varios. La etiqueta ecológica que se quieren colgar se da de morros con la realidad: no hay un sitio en el que pegar cuatro pelotazos, donde hacer volar una cometa, donde tirar un bumerán, o jugar al tenis en plan casero. 5 campos quedan en toda la Casa de ídem para jugar al fútbol. Así que a pagar porque solo se puede jugar en los polideportivos municipales. Si juegas en otro sitio, la policía recaudatoria te multará, que es lo que acabará pasando en el llamado Madrid-Río (no de Janeiro sino de vosotros, pringaos, que me habéis votado).


Se acabó la campaña electoral. ¡Gracias!

viernes, 20 de mayo de 2011

La horaaaaaaaaaaaa...!

La horaaaaaaaaa...! gritan los aficionados cuando ganan por poco, el contrario aprieta y el reloj no corre.
La horaaaaaaaaa...! están gritando los PPartidos, cagaditos de miedo e incertidumbre porque no saben lo que puede salir de la Puerta del Sol de Madrid, y la horaaaaa digo yo, que no quiero que me pille y me prohíba la Junta Electoral escribir mañana para pedir que se vaya a votar a un partido que pueda morder. Aunque no podamos echar de una patada a los corruptos e inútiles, si que al menos podamos morderles bien fuerte de un sitio complicado.
Por eso, haciendo campaña para quien no me paga, pero teniendo muy claro lo que busco, pido que se vote o a Izquierda Unida o a UPyD. De los antiguos peceros poco queda ya, si descontamos la moral del Alcoyano y de los de Rosa Díez, tienen un entusiasmo y unas ganas que me dan envidia. Pese a que mi amigo Martín protestaba porque solo han mandado propaganda a su chica (a mí me ha pasado lo mismo), tienen todas mis simpatías. Me parecen bien sus condiciones de cambiar la ley electoral, unificar la educación y la sanidad y sujetar los gastos de los reyezuelos autonómicos.
Solo aspiro a que no saque nadie la mayoría absoluta y que haga falta contar con el NUESTRO (sea el que sea). A ver si hay suerte.
Y de la gente que hay en la Puerta del Sol (que, segun algunos, está llena de perroflautas posmodernos, pasados y demás) me quedo con lo que veo y con lo que oigo. Con las fotos de Íñigo Amescua y con un espíritu que me da envidia. Me pilla mayor (joder, estoy mayor si soy capaz de pensar esto), y estaría pensando en que tienen que cenar los monstruos. De todas formas, al mayor le he mandado yo hoy para allá. Había quedado con un colega de inquietudes y les he dicho que se fueran allí, que vieran, oyeran y que esperen, que tienen 15 años y no pueden votar, pero se puede formar parte de la historia. A ver qué cuenta cuando venga. Porque espero que venga y no se quede allí. Los adolescentes ya se sabe...

Hoy me han enviado un correo muy bueno proponiendo un voto nulo unificado. La gracia está en que es un muñeco sentado en el retrete. Pero resumiendo;
- el voto nulo no vale para nada. Solo cuentan los no nulos.
- el voto en blanco se contabiliza para los que sí han obtenido el mínimo requerido (puede variar entre el 3 y el 6%), una vez hecho el recuento. Se consideran votos válidos para asignar y repartir escaños a los que han "ganado". Es un voto de protesta políticamente correcta pero le quita opciones al que no llegue por poco.
- abstenerse no vale. A menos que superásemos el 60% (y aún así ya se vería) los votos emitidos son los válidos. Ejemplo: en Cataluña no votó el estatuto actual ni el 40 % del electorado y en las elecciones, lo mismo.
¡Hale! ya saben qué tienen ustedes que hacer, y si lo necesitan, piensen, a ver si hay suerte y no les sale gratis a los de siempre.

martes, 17 de mayo de 2011

Carta abierta a Pepe Blanco y a otros.

Cuando yo era pequeño, mi vecina (la señora Encarna) tenía gato. Siempre tenía un gato porque vivía junto a una fábrica de cartón y "el cartón cría ratones", decía. Pues bien, yo me pasaba buenos ratos asomado a la ventana echando carreras contra el gato a ver quien de los dos aguantaba más tiempo la mirada del otro sin pestañear... y casi siempre ganaba yo. Yo, aunque soy miope (como Pepe Blanco), miro a la gente con la que hablo a la cara, sin mirarle directamente a los ojos a menos que busque algo con ese efecto. Solamente una vez me encontré con Blanco y (entonces llevaba gafas de miope) me cayó muy mal porque mientras escuchaba las preguntas miraba sin cesar, de modo desconfiado, prescindiendo de su interlocutor, escudriñando a un lado y otro para ver qué hacían los demás... y lo que menos le preocupaba era el que tenía delante preguntando. Luego ha resultado que (según wilileaks) la embajada de los EE.UU. y yo pensábamos lo mismo. ¡Qué cosas!
Pues a este tipo, que es ministro y que lleva dedicado a su campaña electoral los últimos meses (no sé si ha prescindido de su sueldo, pero creo que no, claro) se le ha ocurrido decir que los del movimiento Indignaos! tienen que votar para echar a los que han compartido mantel con los responsables de la crisis.
Vamos a ver, señor: que también va por usted.  Usted está en ese saco, y no les vamos a votar a ninguno de los dos: al peor gobierno y a la peor oposición. PPSOE, se les dice; No les votes, digo yo. A ninguno de los dos. Y si no, miren Vds. a la presidenta de la Comunidad de Madrid, que va con su ... dejémoslo en perro a decir que "los antisistemas deberían presentarse a las elecciones". Pero, ¿en qué mundo vive esta gentuza?. Por otro lado, tengo la teoría de que Zapatero es un infiltrado de la ultraderecha para hundir definitivamente al partido socialista que ayudó a fundar mi abuelo Valentín. De aquello a esta panda de inútiles y corruptos, de estos tipos que han bajado los salarios (ni Frasquito hizo semejante cosa) y no hacen más que generar parados, va un abismo. Por supuesto, enfrente tenemos a los que no proponen nada, una oposición chillona y vociferante pero inútil e inoperativa, que se limita a esperar (qué bien lo retrata Peridis en El País) y que no servirá para nada que no sea que los de siempre se forren.
No les votes, vota a un tercero que pueda ponerles en apuros, que les obligue a recapacitar y a administrar los dineros de todos. Que les obligue a acabar con esta partitocracia del "quítate tú, que ahora quiero mangar yo". Hace mucho tiempo que yo lo tengo claro: UPyD. Administradores, eso es lo que necesitamos. Y vota para echarles, porque sin votos a un tercero aquí no cambiará nada; a espabilarlos de una puñetera vez.

Vds. lo voten bien (y bótenles)... desde la Puerta del Sol.
#spanishrevolution
#nonosvamos


domingo, 8 de mayo de 2011

Crónica de una final épica.

 
Operarios comprobando material.

Materiales de última generación.

Se ha disputado esta misma tarde la final del Mundial de fútbol A-1, es decir, de fútbol "a uno", o sea, de uno contra uno, por si no me había explicado bien... en el estadio de Camp Terraza. Los operarios han dado los últimos retoques a las instalaciones para garantizar el buen desarrollo del partido, y asegurando la homologación del material deportivo con un minucioso repaso a las instalaciones. Pese a algunas discrepancias sobre el estado del terreno de juego antes de empezar el mismo, este se ha iniciado sin contratiempos para ofrecernos un espectáculo grandioso, digno del Olimpo de los dioses del deporte.

Polémica por el estado del césped.

El FC Jorgelona se ha decidido por una clásica alineación de 0-0-1-0 también conocida como "hombreparatodo" y el Agujetas Balompié (o sea, yo) ha optado por la táctica de Onlyuán, que intentaba neutralizar el juego del contrario para salir al contraataque.

¡Qué bonitas están las petunias!

El árbitro lo tuvo fácil...
Rodeados de un ambiente genial y florido (estamos en primavera), el partido se ha desarrollado dentro de los cauces de la deportividad más escrupulosa y del juego limpio pregonado por la FIFAU (esto es: Federación Internacional de Fútbol A Uno) hasta casi el final del partido, en el que tras el apretado resultado de 32-31, se ha disputado un prolongación a instancias del árbitro (que poco o nada de trabajo ha tenido) en la que ha ganado el Agujetas con el consiguiente asalto besucón sobre el derrotado que-naturalmente-ha acabado cabreándose con el público asistente, el equipo contrario y hasta con el árbitro. Debe ser la primavera, que la sangre altera...y ¡que bien nos lo hemos pasado!


Un conocido jugador intenta evitar ser reconocido.
 

El capitán del FC Jorgelona salta al campo.








Olvídense de los políticos corruptos o inútiles y disfruten.





sábado, 16 de abril de 2011

Golfos

De las tres acepciones del diccionario de la lengua, mi intención es hacer referencia a la segunda, en la que se encuentran a su vez, tres significados:
1. deshonesto (falto de honestidad)
2. pillo, sinvergüenza, holgazán    y
3. prostituta.

Yo personalmente, no veo la relación con la tercera que, con todos mis respetos para las trabajadoras del sexo, no utilizaré aquí. Pero sí las dos primeras, porque han venido hace unos días a mi mente al leer las intenciones de esa multinacional de la telecomunicación Telefónica (antes Compañía Telefónica Nacional de España) que se dedica a mirar por su negocio. Digo "su" de ellos, claro.
Resulta que los altos jerarcas de esta empresa han decidido que, como ganan poco, tienen que prescindir de un porcentaje nada desdeñable de trabajadores,  y lo que hacían los que despidan, pues que lo hagan otros subarrendados. De esta forma, "aligeran" músculo y se ahorran una pasta en cotizaciones, seguros y estructura laboral. Se subcontrata, se paga menos y se pueden dedicar a exigir al subarrendado. A cambio, a ese subarrendado se le pagará tarde y mal... porque no me digan que pagar a cuatro meses no es pagar mal. Bueno, a cuatro meses si todo lo reflejado en cada factura es conforme, porque si no, empezarán a racanear minutos de transmisión u horas de servicio del 14 de octubre del año pasado "porque has puesto 13.25 y nosotros tenemos reflejado 13.23".
Claro, al cabo de cuatro meses sin haber cobrado esa factura y las siguientes,  tú te acuerdas de los minutos que tardó en reventar en el paritorio la madre del que te discute la factura y lo perdonas, porque en estos meses ya has palmado dinero y lo que quieres es que el dinero fluya, aunque tarde, fluya. De esta manera, Telefónica (que, ¡oh casualidad! es el tema que yo conozco), sigue reteniendo tu pago y esperando otro mes a que tú rehagas la factura con las "pegas" ya actualizadas y así ellos consiguen un doble objetivo:
1- la factura original se aligera (tacita a tacita...) y
2- retienen el pago un tiempo más (el dinero en el banco renta y no lo tengo que pedir)

Así, el autónomo que trabaja para ellos en cualquiera de sus divisiones, está pillado porque tardarán en pagar cada factura lo que les dé la gana, pero sobre todo porque ya ha entrado en un ciclo en el que si dejara de trabajar para ellos, se olvidarían de pagarle lo que le deben o se lo discutirían eternamente...
Y es que deben ganar poco, y tras anunciar el despido del 20 por ciento de la plantilla,  a continuación deciden repartirse 6.900 millones de euros (que es una lana, que diría un castizo) en la próxima junta de accionistas.
Nada más lejos de mi intención que dar clases de teoría económica, historicista y academicista. Hoy en día, no se estudian los hechos. Unos cuantos los dan por sabidos y otros, sencillamente, no los aprenden. Hoy en día se dedican los sesudos analistas a discutir sobre la veracidad y los intereses de las fuentes de estudio académicas o históricas. Hoy no se aprenden fechas y sucesiones de hechos. Se dedican a analizar quién y por qué escribió una crónica en un periódico de tal o cual año. Cuando el capitalismo salvaje pisoteaba la vida y los derechos de cualquiera, niños incluídos, y solamente miraba por el dinero en los bolsillos de los cuatro ricachones que administraban todo (con la ayuda de la iglesia, claro), los obreros se rebelaron como lo que eran: una fuerza laboral; unidos en sindicatos y gremios plantearon y pelearon por unos derechos que consideraron básicos y que hoy empiezan a ser vistos como lujos. Así que, en estos tiempos tecnológicos y dado como han cambiado los tiempos y la "fuerza laboral", habrá que empezar a plantearse otras herramientas. ¿No quieren que consumamos? ¿No buscan que gastemos y gastemos, lo necesitemos o no? Pues va siendo hora de que empecemos a seleccionar y discriminar en qué queremos utilizar nuestra fuerza como consumidores. Yo, desde luego, pienso empezar a hacerlo.
Vds. lo pasen bien.

El despido está en:
http://www.elpais.com/articulo/economia/Telefonica/planea/recortar/plantilla/Espana/anos/elpepieco/20110415elpepieco_2/Tes.

y para que la cuota de mala leche siga aumentando, lea:

y la foto la he tomado prestada de :

sencillamente, me daba asco poner el logo de la empresa de marras.